Fanny S. Belanger, la primera francesa que llega al sacerdocio episcopal

Por Matthew Davies
Posted Feb 7, 2014
Pierre Whalon, obispo de la Convocación de Iglesias Episcopales en Europa, celebra la Santa Eucaristía el 1 de febrero durante la ordenación de la Rda. Fanny Sohet Belanger (de pie a la derecha de Whalon). Foto de Harvey Bale.

Pierre Whalon, obispo de la Convocación de Iglesias Episcopales en Europa, celebra la Santa Eucaristía el 1 de febrero durante la ordenación de la Rda. Fanny Sohet Belanger (de pie a la derecha de Whalon). Foto de Harvey Bale.

[Episcopal News Service] A la Rda. Fanny Sohet Belanger le encanta ayudar a las personas a madurar en su relación con Dios. Al mismo tiempo, dice ella, es importante no quedarse “atrapado” en la iglesia, sino participar en la misión y llegar a las personas en el sitio en que se encuentran. Estos son los principios que han orientado la trayectoria espiritual de Belanger, una senda que condujo a su ordenación el 1 de febrero como la primera francesa que llega al sacerdocio en la Iglesia Episcopal.

“Mi ministerio no consiste en llevarle religión a la gente, sino en capacitarles para crear su propia teología y espiritualidad al ayudarles a conocer su tradición y a comprometerse con las Escrituras”, le dijo ella a ENS en una entrevista reciente. “La oración es muy importante para mí y la considero el corazón de la Iglesia”.

Belanger, de 38 años, fue ordenada por el obispo Pierre Whalon en el Seminario Teológico de Virginia, en Alexandria, adonde ella se mudó con su marido, Xavier, en agosto de 2011 para terminar su maestría en teología. La ordenaron al diaconado en ese mismo seminario en marzo de 2013.

Whalon, obispo encargado de la Convocación de Iglesias Episcopales en Europa, describió a Belanger como “una candidata de extraordinarias cualidades [con una] presencia pastoral muy cálida y seductora. Ella es una mujer para todos”.

Belanger nació en Grenoble, Francia, y se crió como catolicorromana. Descubrió la Iglesia Anglicana a principios de la treintena y comenzó a asistir a la iglesia de San Marcos [St. Marc’s], que pertenece a la Diócesis de la Iglesia de Inglaterra en Europa. En 2011, ayudó a comenzar una eucaristía anglicana para francoparlantes en San Marcos.

Belanger ha estudiado filosofía y teología, y “siempre tuve un gran deseo de llegar a ser sacerdote”, dijo. “Admiraba mucho a nuestro párroco cuando era niña, y quedé devastada el día que mi padre me dijo que nunca podría ser sacerdote por ser niña. Sentí que era tan injusto —y no había nada que yo pudiera hacer al respecto. Pero muchos años más tarde, Dios encontró otra vía… Descubrí la Comunión Anglicana y pronto hice mi hogar allí. Por primera vez pude hablar acerca de mi llamado sin ser desestimada”.

La Rda. Fanny Sohet Belanger con el obispo Pierre Whalon. Foto de Harvey Bale.

La Rda. Fanny Sohet Belanger con el obispo Pierre Whalon. Foto de Harvey Bale.

Durante el sermón de ordenación, Whalon dijo que Belanger es “una mujer de grandes dones, entre los cuales está su capacidad de llevar el Evangelio a toda clase de personas. Eres también una pescadora de personas. Pero ante que cualquier otra cosa, siempre debes estar segura que sigues donde Cristo conduce. Es fácil caer en la trampa del ministerio, donde el sacerdocio es una carrera, y tus dones son los que utilizas para avanzar”.

Según Whalon, el obispo David Hamid, sufragáneo en Europa, creía que Belanger era más apta para la ordenación en la Iglesia Episcopal que en la Iglesia de Inglaterra. Belanger le dijo a ENS que siempre se había sentido atraída por Estados Unidos.

Las congregaciones inglesas se establecieron en el continente antes de la Reforma dando lugar a la Diócesis de Gibraltar en 1842 y a la Diócesis en Europa en 1980. Entre tanto, luego de la Revolución de las Trece Colonias, los episcopales estadounidenses comenzaron a celebrar el culto en la embajada americana en París. Según se fueron desarrollando los intereses de EE.UU. en el siglo XIX, los episcopales comenzaron congregaciones en varias ciudades. En la actualidad, la Convocación de Iglesias Episcopales en Europa sirve a una demografía cristiana culturalmente diversa repartida en unas 20 parroquias y misiones a través de Austria, Bélgica, Francia, Alemania, Italia, Polonia y Suiza. Otras dos jurisdicciones anglicanas funcionan en Europa: la Iglesia Española Reformada Episcopal y la  Iglesia Lusitana.

Belanger sirve actualmente como interna en la iglesia de la Epifanía  [Church of the Epiphany], en Washington D.C., donde trabaja con las personas sin hogar, predica, dirige estudios bíblicos “sin embargo, la mayor parte del tiempo, sencillamente escucho a las personas y trato de estar presente”, le dijo ella a ENS.

Antes de eso sirvió durante 18 meses como seminarista en la iglesia de San Juan [St. John’s], en la plaza Lafayette, también en el D.C.

Al preguntarle lo que ha definido su trayectoria, Belanger dijo “júbilo y asombro … Nunca habría pensado que encontraría una Iglesia en que realmente me sentiría como en casa, nunca habría creído que atenderían mi convicción de un llamado… Creo que he aprendido que Dios puede hacer cosas extraordinarias con personas ordinarias, o al menos con personas ordinarias como yo. He aprendido a confiar. He aprendido a creer que Dios me ama y me guía”.

Belanger dijo que la llenaba de orgullo y felicidad ser la primera francesa en llegar a convertirse en sacerdote episcopal. En tanto Belanger y su marido —administrador de un sistema de intercomunicación del Seminario Teológico de Virginia— se proponen quedarse un tiempo más en Estados Unidos, ella entiende que su ministerio ordenado probablemente la llame de regreso a Francia. En el ínterin, espera encontrar una nueva oportunidad para ministrar en el área metropolitana de Washington, D.C.

“Costó muchísimo trabajo, audacia y fe llegar hasta aquí —y también muchísimo amor y apoyo de mi marido y mis amigos a lo largo del camino”, afirmó. “Pero, al mismo tiempo, me siento triste. Triste de ver que hay tantos ministerios aquí en EE.UU. y tan pocos en Francia. Triste porque los cristianos en mi país no pueden encontrar a un sacerdote que bautice a sus hijos y entierre a sus muertos. En Francia, los laicos tienen mucho que hacer con muy poco tiempo y a veces sin suficiente educación.

“Me entristece que tantas personas valiosas ‘no puedan’ ser ordenadas porque la Iglesia Católica Romana no lo permita”, añadió. “Creo que la gente en EE.UU. no siempre se da cuenta de su oportunidad de tener una verdadera libertad de expresión. No obstante, me siento esperanzada de que la Iglesia Episcopal podrá difundir su misión en Europa”.

Whalon reconoció que, en Francia, Belanger probablemente enfrentaría algunos retos como mujer sacerdote que sirve en una sociedad predominantemente secular y donde la principal denominación cristiana es la Católica Romana. Pero, añadió Whalon, ella tiene un don especial y “la capacidad de hablarle a la gente que tiene un caparazón endurecido sin demolérselo”

Belanger afirmó: “No se necesitan tantos dones para llegar a ser sacerdote, se necesita corazón. La gente se muere porque los amen y los comprendan”.

– Matthew Davies es redactor y reportero de Episcopal News Service. Traducción de Vicente Echerri.


Tags


Full names required. Comments limited to 2000 characters. Read our Comment Policy. Reports of commenting misconduct can be e-mailed to news@episcopalchurch.org.

Comments (1)

  1. clovis erly rodrigues says:

    Que maravilha , que Deus ilumine e abençoe a revda.Belanguer.
    + Clovis, emérito Brazil, SA

Comments are closed.