La conferencia Nuevo Amanecer celebra la diversidad del ministerio latino

Por Leigh C. Preston
Posted Sep 1, 2018

Un grupo de participantes juntan las manos en oración durante uno de los cultos en Nuevo Amanecer. Foto Millard Cook.

[Episcopal News Service – Hendersonville, Carolina del Norte] Esta semana, cerca de 400 personas se reunieron del 27 al 30 de agosto en el Centro de Conferencias y Retiro de Kanuga para participar en Nuevo Amanecer, una conferencia [o foro] bienal que apoya al ministerio latino en la Iglesia.

El tema de la conferencia de este año fue “Construimos, Equipamos, Inspiramos” . Muchos participantes hicieron un gran esfuerzo y viajaron largas distancias para asistir. Este año, por primera vez, la conferencia incluyó una amplia representación de la IX Provincia, con personas provenientes de América Central y del Sur.

El Rdo. Bladimir Pedraza fue uno de los cinco participantes que hizo el viaje a Carolina del Norte desde Colombia. Él se enteró de Nuevo Amanecer en la conferencia La Evangelización es Importante [Evangelism Matters] en marzo [de este año] en Ohio, y se quedó encantado cuando su obispo lo invitó a participar en Nuevo Amanecer. Él agradece esta oportunidad de reflexionar y compartir con personas de otras culturas.

“Ha sido una experiencia maravillosa”, dijo Pedraza. “Es un recordatorio de que todos somos iguales en la Iglesia, y que todos tenemos el mismo amor”.

El primer Nuevo Amanecer tuvo lugar en Los Ángeles en 2002, y pasaron seis años antes de que se volviera a ofrecer, en Atlanta. En 2010, la conferencia encontró un hogar en Kanuga, donde ahora se celebra cada dos años. La organiza la Oficina del Ministerio Latino/Hispano en asociación con Kanuga, y la conferencia de este año recibió un respaldo adicional de la Fundación de la Iglesia Episcopal y del Movimiento Adelante [Forward Movement].

Casi 400 personas se reunieron en Kanuga para Nuevo Amanecer, una conferencia bienal que celebra y apoya el ministerio latino en la Iglesia Episcopal. Foto del Rdo. Edgar Giraldo Orozco.

El Rdo. Anthony Guillén, misionero para el Ministerio Latino/Hispano y director de Ministerios Étnicos en la Iglesia Episcopal, dijo que desde el principio,  el énfasis de Nuevo Amanecer ha sido la formación y la fraternidad. Cuando empezó en su cargo, muchas personas que participaban en el Ministerio Hispano se sentían muy aisladas entre sí, y Nuevo Amanecer les brindó la oportunidad de aprender en comunidad.

Él señaló que la mayoría de los participantes son laicos. “¿Por qué vienen a una conferencia de ministerio?”, se preguntó. “Vienen porque quieren aprender y prepararse. Reconocen que tienen dones y anhelan ser evangelistas y líderes en esta Iglesia”.

Guillén explicó: “Nuestra visión es crear un lugar donde las personas puedan reunirse, lo mismo si son principiantes y están empezando a entender el ministerio latino, o si ya han estado asistiendo a la iglesia durante varios años y han oído el llamado de Dios a hacer más, o si ya están en el liderazgo y buscan más preparación”.

La conferencia de este año contó con tres oradores principales: el Rvdmo. Daniel Gutiérrez, obispo de la Diócesis de Pensilvania; el Rvdmo. Rafael Morales, obispo de la Diócesis de Puerto Rico; y la Rda. Stephanie Spellers, canóniga del Obispo Primado para la evangelización, la reconciliación y la mayordomía de la creación. Cada uno de los oradores abordó una parte del tema general de la conferencia.

Gutiérrez reflexionó sobre el tema de edificar la Iglesia. Él procuró corregir un lenguaje negativo, al explicar. “Para los latinos y para todas las personas de color, nosotros no somos un programa social, Somos la Iglesia”.

Instó a los participantes a ser audaces y a correr riesgos por la causa del Evangelio. “Creo apasionadamente en el poder transformador y redentor de Jesucristo”, afirmó. “Creo apasionadamente en el valor y la fidelidad de sus seguidores. Creo apasionadamente en ustedes. Lo que hagamos aquí cambiará la Iglesia y el mundo”.

Continuando con el tema, Morales enfatizó la importancia de la oración y la formación al equipar discípulos para el ministerio. Mediante la oración y la formación, explicó, nos preparamos para ser discípulos y evangelistas. “Somos ministros del amor”, dijo, y llamó a que mostraran el rostro de Dios al mundo.

En su presentación, Spellers afirmó los dones que ya están presentes en la comunidad. “Nadie está intentado darles a los latinos algo que ustedes ya no tengan”, dijo. Ella recontó las muchas maneras  en que había sido inspirada por la comunidad latina, diciendo: “Ustedes han cambiado mi vida y han hecho crecer mi fe”. Ella le pidió a todos los participantes que dejaran brillar su luz. Al final de su presentación, todos se unieron a cantar “Esta lucecita mía” en español e inglés.

Además de las sesiones plenarias, los participantes tuvieron la oportunidad de asistir a una variedad de talleres, sobre asuntos tales como el estado de la inmigración en Estados Unidos, el ministerio LGBTQ, la música latina dentro de la Iglesia Episcopal y el uso de las redes sociales como una herramienta para la evangelización.

Sandy Milien, una universitaria recién graduada de la Diócesis del Sureste de la Florida, fue una de los presentadores de talleres. Ella ayudó a dirigir un taller sobre la Campaña de Compartir Historias de la Amada Comunidad y se quedó muy conmovida por las respuestas de los participantes. “Es maravilloso cuando las personas se te acercan después y te dicen que tu taller los ha tocado de maneras inesperadas”, dijo ella. . “Ahí es cuando ves el amor de Dios operando en la gente”.

Esta fue la primera vez que Milien asistía a un Nuevo Amanecer. Su madre, sacerdote episcopal en Miami, ha participado en la conferencia varias veces y la alentó a venir. “Es una excelente manera de que personas de diferentes ministerios en la comunidad latina se reúnan y vean que somos algo más que nuestras iglesitas”, dijo ella. “Somos una gran parte de la Iglesia Episcopal”.

Agatha Nolen, participante de la Diócesis de Tennessee, dijo que había aprendido muchísimo durante [la conferencia de] Nuevo Amanecer. Ella mencionó la creciente población latina de Nashville, la ciudad de donde viene, y dijo que se preguntaba cómo su congregación podría relacionarse mejor con esta comunidad.

“Una cosa que he aprendido aquí es que una talla no se ajusta a todos los modelos”, dijo. Se sintió agradecida de saber que personas que no hablan español pueden participar en los ministerios latinos. “En nuestra diócesis, no contamos con muchos sacerdotes que hablen español, y eso siempre se ha identificado como una barrera. Tal vez no es una barrera tan grande como creíamos”.

Un grupo de bailarines de la iglesia episcopal de La Trinidad en Greeley, Colorado, ejecutó una danza durante la eucaristía de apertura. Yuri Rodríguez, de la iglesia catedral de Cristo, en Indianápolis, Indiana, dirigió al equipo de miembros del coro y a los instrumentistas que proporcionaron la música. Foto de Millard Cook.

La conferencia incluyó un culto lleno del Espíritu, con música dirigida por Yuri Rodríguez, directora asociada de música hispana y encargada de ministerio en la iglesia catedral de Cristo  [Christ Church Cathedral] en Indianápolis, Indiana. Ella trabajó con el equipo de liturgia para seleccionar una amplia gama de música, desde música indígena latinoamericana hasta música contemporánea de compositores latinos.

“Mi visión era integrar la tradición coral anglicana con nuestros ritmos y lenguaje musical latinoamericanos”, explicó.

La conferencia también incluyó una composición original, “Un nuevo amanecer”, escrita por Ana López y el Rdo. Hipólito Fernández Reina para la ocasión.

Los servicios de culto, al igual que la conferencia como un todo, celebraron la diversidad de ministerios dentro de las comunidades latinas. La Rda. Nancy Frausto, sacerdote de la Diócesis de Los Ángeles, predicó en la eucaristía de clausura, y le dijo a los participantes que Dios les había llevado a la Iglesia Episcopal para compartir singulares dones.

“Dios nos ha llamado a la Iglesia Episcopal para compartir nuestras experiencias, nuestra historia, nuestra tradición, nuestro idioma, nuestra música”, afirmó ella. “Cada uno de ustedes tiene dones que la Iglesia necesita ahora”.

– La Rda. Leigh C. Preston es instructora en pastoral hispana y en el ministerio Latino/Hispano en la Escuela de Teología de Sewanee: La Universidad del Sur. Traducción de Vicente Echerri.


Tags


You have reached our comment limit of 5. You may resume commenting in 24 hours.