El Obispo Primado encabeza peregrinaje de reconciliación a Ghana

Siga el viaje en Facebook

Por Lynette Wilson
Posted Jan 19, 2017

El patio frente al océano del castillo de esclavos de Cabo Corso. Foto de Mary Frances Schjonberg/ENS.

[Episcopal News Service] El obispo primado Michael Curry encabezará una peregrinación de la Agencia Episcopal de Ayuda y Desarrollo (ERD, por su sigla en inglés) a Ghana. La visita de una semana, del 20 al 28 de enero, centrada en la reconciliación, incluirá ciudades y sitios de importancia para entender la trata trasatlántica de esclavos, así como el encuentro con asociados de la ERD y programas dedicados a mejorar la vida de los ghaneses.

“En la Convención General de 2015, prometimos abordar el racismo sistémico y estructural como Iglesia. Uno de los primeros pasos es aprender las historias: cómo nuestra Iglesia apoyó la esclavitud y prosperó gracias a la esclavitud y la opresión, cómo los negros se relacionaban entre sí, cómo las comunidades ghaneses aportan grandes dones y sabiduría al mundo de hoy. Con todo eso tiene que ver la peregrinación”, dijo la Rda. Stephanie Spellers, canóniga del Obispo Primado para la evangelización, la reconciliación y la creación.

Se calcula que de 12 a 25 millones de africanos pasaron por los puertos de Ghana para ser vendidos como esclavos en Estados Unidos, América Latina y el Caribe. Los peregrinos visitarán el castillo de Cabo Corso, el Centro W.E.B. DuBois, el castillo de Elmina y el campamento de esclavos de Pikworo, para tener una perspectiva histórica de la trata de esclavos. También tendrán la oportunidad de reunirse con los asociados de la Agencia Episcopal de Ayuda y Desarrollo, entre ellos la organización Anglicana Diocesana de Desarrollo y Ayuda en la Diócesis Anglicana de Tamale, presenciar su labor de desarrollo de la comunidad basado en recursos.

“La Agencia Episcopal de Ayuda y Desarrollo se siente honrada de que el Obispo Primado dirija esta peregrinación de hermanos y hermanas obispos junto con miembros actuales y ex miembros de nuestra junta”, dijo Rob Radtke, presidente de la ERD. “Nuestros asociados de la Iglesia ghanesa y mis colegas esperan compartir con los peregrinos nuestra labor de desarrollo de la comunidad basado en recursos en la parte norte del país, y más tarde viajar a Cabo Corso para orar y reflexionar sobre la trata trasatlántica de esclavos y la obra de reconciliación que se nos exige a todos nosotros como seguidores de Jesús”.

Gran Bretaña abolió la trata de esclavos en 1807; el presidente de Estados Unidos Thomas Jefferson firmó una ley que prohibía la importación de esclavos. La Iglesia Episcopal e individuos episcopales se beneficiaron de la trata de esclavos. La 75ª. Convención General buscó abordar el papel de la Iglesia en la esclavitud.

Los peregrinos compartirán fotos, ideas y vídeos de su experiencia en una página designada de Facebook, donde episcopales y otras personas pueden seguir su viaje. La cobertura escrita y un vídeo de Episcopal News Service reportará la peregrinación.

“Esperamos que personas de todas partes orarán y se unirán a nuestro testimonio de reconciliación en Facebook. La mayoría de nosotros nunca hará el viaje a Ghana. Nunca veremos los campamentos donde los africanos esclavizados eran hacinados antes de que los desarraigaran de su tierra natal, ni veremos la iglesia anglicana que se levanta como una bendición detrás del principal mercado de esclavos. Luego, nosotros iremos y reflexionaremos y filmaremos y regresaremos para ayudar a toda la Iglesia a mantenerse responsable y cambiante”, dijo Spellers.

— Lynette Wilson es editora y reportera de Episcopal News Service. Traducción de Vicente Echerri.


Tags