La primada predica en Costa Rica

Posted Apr 27, 2015

Sesquicentenario de la Iglesia Anglicana/Episcopal en Costa Rica
22 abril 2015
El Buen Pastor, San José, CR, 7 de la noche

 

La Rvdma. Katharine Jefferts Schori
Obispa Presidente y Primada
Iglesia Episcopal

El Buen Pastor ha estado buscando ovejas sin pastor durante 150 años. Esta congregación comenzó porque algunas ovejas inesperadas vivían aquí – ovejas que no eran necesariamente Católica Romana. La fundación de esta comunidad reconoció que el buen pastor que conocemos en Jesús tiene “otras ovejas que no son de este redil, y él debe traer los también, porque también ellos oyen su voz.”

Cristianos, aun la gente de toda clase y condición, son frecuentemente sorprendidos por la presencia de otras ovejas. Está claro que en los últimos años Costa Rica ha sido sorprendida por el número de inmigrantes de Nicaragua y otras partes de América Latina. La diócesis que creció desde los inicios en Buen Pastor hoy está cuidando a las necesidades de muchas ovejas que han sido invisibles u olvidados por el mundo. Las Hogar Escuelas están trayendo corderos al dentro del redil, donde se les ama y alimentado, enseñados y preparados para ser pastores a los demás. Familias enteras están descubriendo un poco más de la vida abundante en el amor compartido por la gente de la iglesia en Costa Rica. Las madres en particular se les recuerda que son valoradas y que son atesoradas hijas de Dios, dignas de respeto y dignidad.[1]

Ese es un tema que sigue resonando a través de la historia del Buen Pastor y muchos de sus pastores. Varias partes de la Comunión Anglicana son responsables de la vida del rebaño aquí. La Iglesia de Inglaterra le ayudó a fundar; ministerios de capellanía de Inglaterra y las Indias Occidentales le ayudó a crecer y perdurar; la obra fue trasladado a TEC en la década de los 50s, con la intención de nutrir una iglesia indígena; y Costa Rica se convirtió en parte de IARCA cuando se inició en 1998.

David Richards fue el primer obispo residente en 1951 y sirvió hasta 1968, y luego pasó a ser pastor para otros pastores en TEC. Todavía ofrece asesoramiento a las mujeres y los hombres en busca de sanación y la integridad – y a la edad de 94 años, sigue como ejemplo asombroso de fiel pastoreo, sobre todo en busca de las ovejas pérdidas o errantes.

Tony Ramos era el sucesor de Obispo Richards, cuando vino a ayudar a esta diócesis desarrollar el liderazgo indígena. Su buen pastoreo es en parte la razón por qué las mujeres están sirviendo hoy como pastores ordenadas. Él era el único obispo activo dispuesto a participar en la primera ordenación de mujeres como sacerdotes en TEC. Yo no estaría aquí hoy si no hubiera estado allí, en 1974 – y yo no estaría aquí esta noche sin su persistencia en pidiéndome que encontrar una posible fecha. Doy gracias por su narración urgente de buenas noticias sobre todas las mujeres líderes que están conectados a esta congregación – la primera mujer piloto en Costa Rica, que es el miembro más antiguo de este rebaño; el primer congresista en Costa Rica, y las muchas y los muchos fieles ministros en el mundo y la iglesia que han nutridos en esta comunidad por un siglo y media.

La realidad es que las ovejas en estos rediles han todos sido llamados para ayudar a pastorear a los demás. Todos tenemos un Buen Pastor, que nos invita a venir y seguir, para buscar a los perdidos y servir a los más pequeños. Siempre habrá más ovejas de otros rebaños para descubrir, conocer, alimentar y ser amigos con los demás. A veces esa oveja perdida es usted o yo. Cuando nos sentimos perdidos, ¿quién nos trae a casa otra vez? Por lo general es un amigo, una persona querida, que conoce nuestro nombre y dice, “vamos, entrar, volver a casa, estás bien amado, atesorado, y la propia amada de Dios.”

Pero ¿qué pasa con aquellos que no tienen un amigo cercano para mostrarles un Dios amoroso con actual piel humano?

Cuando salgo muy temprano en la mañana para correr y orar en la ciudad, casi siempre descubro gente que duermen en la calle, o en los bancos del parque, o escondido detrás de un arbusto. Aquí en San José estaba un poco más difícil, para el camuflaje es mejor. ¿Es eso una persona envuelta en una manta en ese rincón oscuro? No puedo ver una cara, pero estoy bastante seguro de que es un durmiente. ¿Contienen esas bolsas preciadas posesiones o es basura? Las calles están tan bien barridas que debe ser ropa y lo poco que esta persona llama a su propia cuenta. Y yo me pregunto – donde ésta oveja va a romper su ayuno? ¿Dónde se ha de dormir esta noche?

En medio de mí preguntando, lo recuerdo. Obispo Monterroso me ha hablado de un pequeño grupo de mujeres que acuden a la ciudad para recibir tratamiento médico, y que no tenía lugar para esperar o descansar. Pidieron a varias iglesias, quienes les dieron la espalda. Una congregación ha abierto sus puertas a ellas que algunos ven como parias – se llama apropiadamente Ascensión.[2] Hoy en día las ocho que comenzaron son ahora unos 200, que regresan a sus comunidades para ayudar a otras a sanar y encontrar esperanza después de aprender que tienen SIDA.

Hay otros ejemplos de pastores buscando ovejas perdidas. Una congregación en Carolina del Norte, anteriormente Metodista, estaba muriendo y listo para cerrar sus puertas por falta de miembros. Sus pastores tuvieron el coraje de mirar fuera de sus puertas, y hoy ese edificio alberga una iglesia de “caos santo,” una mezcla verdaderamente católica de personas sin hogar y las con casas; ricos y pobres; negro, marrón y blanco; sobrio y no tanto; e incluso algunos perros que traen a sus amos. Se celebran el culto el miércoles; reciban a los grupos de Alcohólicos Anónimos; cultivan un huerto; ofrecen ropa limpia a los que no le tienen; se alimentan todos los interesados un banquete generoso y rico; y mantengan ocho camas de respiro para que los que no tienen hogares pueden recuperarse de hospitalización o tratamiento médico. Ovejas de todo tipo están encontrando un hogar.[3]

Oí otra historia poderosa sobre los pastores en esta diócesis. Cuando otro perdió su cargo remunerado, el clero de la diócesis pastoreaban uno de los suyos por compartir un porcentaje de sus propios salarios con él durante 6 meses, mientras que se encontró una nueva posición.

El corazón del evangelio es sobre el inmenso amor abundante de Dios para todos sus hijos y criaturas. Se resume en una canción popular, “Todas las criaturas de Dios tienen lugar en el coro.”

Todas las criaturas de Dios tienen lugar en el coro
Algunos cantan bajo y algunos cantan alto,
Algunos cantan alta sobre cable telefónico,
Algunos sólo aplaudir sus manos o patas, o cualquier cosa que tienen ahora…[4]

Hay un lugar para cada hijo de Dios, y un rebano para cada oveja – una casa donde cada uno es acogido como Cristo su mismo, donde recibe alimento y agua, alojamiento seguro, y alentó a crecer hacia la abundante, cariñosa forma de vida para que estábamos creado. Por eso El Buen Pastor comenzó, por eso ha florecido durante un siglo y medio, y por eso podemos esperar que la iglesia costarricense continúe en siglos del futuro, si seguimos en este papel, oyendo la voz de lo que dice, “sígame.”

Nuestro ministerio pastoreo también tiene que cuidar el pasto y agua que las ovejas necesitan para prosperar. Estamos empezando a recordar que este jardín es para todas las criaturas de Dios, y tiene que ser atendido, también. Recientemente me di cuenta de una hermosa planta verde en una olla que se estableció por una ventana con barrotes. La hoja mayor de la planta estaba asomada a través de la ventana en la brisa fresca. Alguien había puesto esa planta cerca de lo que se necesita – la luz y el aire – y se garantiza que llegó el agua y los nutrientes que necesita para prosperar. Como el jardinero resucitado, somos pastores de cada criatura del mundo.

¿Qué clase de pastor estás? ¿Cuáles ovejas estamos tendiendo o buscando? ¿Cómo y dónde y por quién encuentras el cuidado de un pastor?
Y quizás lo más importante, ¿cómo va el rebaño de pastores aquí seguir buscando a los perdidos y los más pequeños
Seguir buscando las ovejas perdidas hasta que el último ha llegado a casa, a la grey de Dios.


[1] http://episcopaldigitalnetwork.com/ens/2013/08/23/un-grupo-de-carolina-del-norte-explora-su-colaboracion-en-costa-rica/

[2] http://www.epicenter.org/costa-rica-partnership/

[3] Haywood Street Congregation, Asheville, NC https://www.faithandleadership.com/welcome-church-holy-chaos

[4] http://www.azlyrics.com/lyrics/celticthunder/aplaceinthechoir.html traducción por KJS.


Tags