La Comisión de Liturgia da a conocer una propuesta sobre el rito para bendecir relaciones del mismo sexo

La Convención General considerará el uso experimental del rito junto con un estudio sobre el matrimonio

Por Mary Frances Schjonberg
Posted Mar 12, 2012

[Episcopal News Service] La Comisión Permanente sobre Liturgia y Música (SCLM, por su sigla en inglés) de la Iglesia Episcopal ha dado a conocer fragmentos de su informe: “Yo te bendeciré y tú serás una bendición: materiales para la bendición de personas del mismo sexo”, que incluye el texto del rito de bendición que proponen.

Los pasajes del informe de la comisión a la Convención General pueden consultarse en la Internet aquí en la sección de Documentos.

Además del rito propuesto, los fragmentos dados a conocer el 8 de marzo incluyen una reflexión teológica sobre la bendición de relaciones del mismo sexo y dos resoluciones legislativas relacionadas con el asunto que la Comisión de Liturgia recomendará a la Convención General cuando ésta se reúna en Indianápolis del 4 al 12 de julio.

“Realmente queremos darle a los obispos y a los diputados en particular una oportunidad de entender el material antes de la Convención General, y proporcionándoselo a la Iglesia en general le permitirá a los obispos y diputados escuchar a toda la Iglesia como parte de su discernimiento respecto a cómo podrían responder a la Convención”, dijo la Rda. Ruth Meyers -profesora de la cátedra Hodges-Haynes de liturgia en la Escuela de Teología Eclesial del Pacífico y presidenta de la Comisión Permanente de Liturgia y Música- a Episcopal News Service en una entrevista telefónica poco antes de que publicaran los pasajes.

El trabajo de la SCLM se produce en respuesta al mandato de la Convención General de 2009 (vía Resolución C056) que colabora con la Cámara de Obispos para hacer acopio de materiales teológicos y liturgias para bendiciones de relaciones del mismo sexo y presentar un informe al respecto a la 77ª. reunión de la Convención este verano.

El rito propuesto se titula “El testimonio y la bendición de un pacto de por vida”. El matrimonio no se menciona específicamente porque, como Meyers ha señalado frecuentemente, la C056 ha pedido la creación de materiales para la bendición de relaciones del mismo sexo y no para solemnizar matrimonios de parejas del mismo sexo. Sin embargo, la página introductoria del rito advierte que “para cumplir con las leyes de la jurisdicción civil en la cual el rito se celebra, el sacerdote debe consultarle al obispo, que puede autorizar modificaciones en [la sección] del pronunciamiento” del rito.

Meyers dijo a ENS que la comisión quería “dejar libertad de acción” a los obispos en tales escenarios que ya hayan decidido o tengan que decidir qué clérigos de sus diócesis puedan oficiar en la parte religiosa de un matrimonio o unión civil. Agregó que tal decisión puede necesitar un cambio en las palabras de la parte de la liturgia en la cual el que preside dice: “Puesto que N. y N. han intercambiado promesas de amor y fidelidad en presencia de Dios y de la Iglesia, yo declaro ahora que ellos están vinculados mutuamente en un santo pacto, por todo el tiempo en que ambos vivieren. Amén”.

El rito, que se espera tenga lugar dentro del contexto de la Santa Eucaristía, se sugiere que incluya una extensión de la aclamación de apertura, una exhortación (que tradicionalmente comienza “Muy amados:”), específica de la naturaleza del rito; cuatro nuevas colectas que se sugieren; listas de lecciones del Antiguo Testamento y de la Epístola, así como de lecturas de los Salmos y del Evangelio que resulten adecuadas; un nuevo prefacio a la plegaria eucarística y una nueva oración de postcomunión.

La sección de  “atestiguación de los votos y bendición del pacto” incluye adiciones recién escritas a una estructura y elementos que se hacen eco del rito de matrimonio del Libro de Oración Común.

Meyers le dijo a ENS que el equipo de trabajo litúrgico de la Comisión había recibido “centenares” de ritos de bendición, algunos de los cuales se remontaban a la década del 70, enviados por episcopales en respuesta a una solicitud de la SCLM. Basándose en una serie de principios litúrgicos y teológicos para la revisión de los ritos, [los miembros de este equipo de la Comisión] leyeron cada uno de [los ritos que les enviaron] y tomaron elementos de algunos de ellos, explicó. Una muestra de los ritos se encuentra aquí.

Un comunicado de prensa de la Oficina de Relaciones Públicas de la Iglesia decía que la reflexión teológica resaltaba que la SCLM ha revisado más de 30 años de deliberaciones de la Convención General sobre parejas del mismo sexo, especialmente la resolución D039 de 2000, que identificaba las características que la Iglesia espera de parejas que viven en matrimonio y en otras relaciones comprometidas de por vida: “fidelidad, monogamia, afecto y respeto mutuos, comunicación amable y sincera, y el santo amor que permite a los que participan en tales relaciones de ver en el otro la imagen de Dios”.

La primera resolución de la SCLM le pide a la Convención que encomiende su informe a la iglesia para su estudio y que permita el uso experimental del rito litúrgico a partir del primer domingo de Adviento de 2012 (2 de diciembre). El período de uso experimental que se propone permitiría una revisión de parte de toda la Iglesia y la SCLM informaría a la siguiente reunión de la Convención General que sesionará en Salt Lake City en 2015 sobre el modo en que se usaron todos los materiales.

Esa resolución también  solicita que la Convención extienda la cláusula de la C056 de “generosa respuesta pastoral”, particularmente a los obispos en diócesis dentro de las jurisdicciones civiles donde los matrimonios, las uniones civiles o las llamadas asociaciones domésticas de personas del mismo sexo son legales. Algunos obispos han citado esa estipulación al permitirle al clero que oficie en los matrimonios o uniones civiles de parejas del mismo sexo en estados donde esas uniones son legales.

La segunda resolución le pide a la Convención que cree un equipo de trabajo que orientaría a la Iglesia a “identificar y explorar las dimensiones bíblicas, teológicas, históricas, litúrgicas y canónicas del matrimonio”, durante el trienio 2013-2015. Este equipo de trabajo, dijo Meyers en el comunicado de prensa, ayudará a que la Iglesia estudie los problemas del debate de la igualdad del matrimonio en la sociedad civil.

Meyers le comentó a ENS que la decisión de dar a conocer pasajes del informe ahora se basaba en la oportunidad de una serie de reuniones a través de la Iglesia en las cuales los obispos y los diputados tendrán la oportunidad de echarle un primer vistazo al informe final. Los miembros de la SCLM presentarán el informe en reuniones regularmente programadas de sínodos provinciales antes de la Convención, las cuales comenzaron con la reunión de la IX Provincia el 7 de marzo, durante la cual se le informó a los participantes sobre los materiales.

La Cámara de Obispos también recibirá un breve informe durante su reunión del 16 al 20 de marzo en el Centro de Conferencias y Retiro de Camp Allen, en Navasota, Texas. Dado el mandato de la C056, los obispos “han sido parte de este conversación todo el tiempo y se muestran muy interesados en ver este material”, señaló Meyers.

“Y, al mismo tiempo, debido a nuestra política bicameral… parece importante que los diputados también tengan acceso [a esos materiales] para que puedan participar también en el debate”, añadió Meyers.

Los miembros de la Cámara de Diputados podrán discutir los fragmentos en el foro de Internet en la página web de la presidenta de la Cámara de Diputados Bonnie Anderson, decía el comunicado.

“Dado el número de personas que va a tener acceso [a los fragmentos] entre obispos y diputados, pareció mucho más sencillo publicarlos, de manera que otras personas de la Iglesia que quisieran seguir la discusión en el foro de los diputados, pudieran hacerlo y tener acceso al material para entender en qué consiste el debate”, explicó Meyers. Las personas que no son diputados pueden leer los textos en el foro de Internet de los diputados, pero no pueden participar en el debate.

Ella agrego que esperaba que los obispos y los diputados conversarían entre sí acerca de los materiales y que encontrarían también modos de oír a los episcopales en sus diócesis.

“Espero que la gente sí se tome el tiempo como dice esa antigua colecta anglicana refiriéndose a la Escritura de ‘leer, considerar, aprender e interiormente asimilar’ [propio 28] -al menos de leer y considerar, y realmente lidiar con lo que se trata, porque hay un ensayo teológico substancial en esto”, dijo ella a ENS. “También esperaría que otros episcopales  también leyeran y estudiaran este material y dialogaran al respecto con sus diputados y sus obispos, y les hicieran saber sus esperanzas  y sus preocupaciones, y que los cuestionaran, de manera que los obispos y los diputados puedan venir a la Convención y oírse mutuamente otra vez, escuchar el testimonio de las vistas públicas y estar preparados para tomar una decisión”.

Sobre todo, Meyers agregó que esperaba que la Iglesia “emprendería esto con profundidad de oración y reflexión para estar atenta a la obra del Espíritu en medio nuestro”.

La Comisión dijo en el prefacio a su informe que “para algunos episcopales, este material concordará  bien con su experiencia y su reflexión teológica de larga data; para otros, el llamado de la Convención General 2009 representa una ocasión nueva y tal vez desconcertante en la vida de nuestra iglesia.

“Tomamos esa diferencia seriamente,” dice la Comisión, y añade que “todos nosotros pertenecemos igualmente a la Iglesia Episcopal y a la Comunión Anglicana en todo el mundo, y, la mayoría de nosotros, al Cuerpo universal de Cristo. Este material teológico respeta la centralidad de la Escritura entre los anglicanos, interpretada en concierto con las tradiciones históricas de la Iglesia y a la luz de la razón”.

Un resumen del proceso que la SCLM utilizó para crear el rito y los materiales que lo acompañan se encuentra aquí en un informe de ENS de octubre de 2011, cuando la Comisión le dio los toques finales a su obra.

La serie completa que la SCLM ha creado incluye una introducción en que se explica el proceso que se ha emprendido, una encuesta sobre asuntos legales y canónicos, materiales pastorales para preparar a una pareja para una bendición litúrgica, una guía de debate para congregaciones y una perspectiva general de la legislación de la CG. Estos materiales, junto con los fragmentos aparecidos el 7 de marzo, se publicarán en abril como parte de la colección de informes a la Convención General de todas las comisiones, comités, agencias y juntas oficiales de la Iglesia Episcopal que se conoce como el Libro Azul. Y que aparecerá en la Internet aquí.

Para más información, diríjase a la SCLM en sclm@episcopalchurch.org

— La Rda. Mary Frances Schjonberg es editora y reportera de Episcopal News Service. Traducido por Vicente Echerri.


Full names required. Comments limited to 2000 characters. Read our Comment Policy. Reports of commenting misconduct can be e-mailed to news@episcopalchurch.org.

You have reached our comment limit of 5. You may resume commenting in 24 hours.