Palabra pastoral del obispo presidente Michael Curry al pueblo de Cuba

Publicado Jul 13, 2021

A Mons. Griselda Delgado Del Carpio, a mis hermanos y hermanas de la Diócesis Episcopal de Cuba, ya todos los hijos de Dios en su país, los saludo con las antiguas palabras de los Apóstoles, “Gracia y paz a ustedes de Dios nuestro Padre. y el Señor Jesucristo ".

Me solidarizo con ustedes durante este tiempo de enfermedad, inseguridad alimentaria, sufrimiento económico y disturbios civiles. Rezo por usted y defiendo los derechos humanos de todos los manifestantes pacíficos.

Cuando te vi a principios de marzo de 2020, dije entonces, y quiero decir ahora: "Amamos a Cuba y a toda su gente". En 1 Corintios, San Pablo nos recuerda que en el Cuerpo de Cristo, “Cuando un miembro sufre, todos sufren junto con él”, y compartimos tu dolor con la pérdida de vidas debido a la pandemia.

Incluso frente a la desesperación, Jesús camina con nosotros y nos da fuerza mientras nos esforzamos por servir a los demás, preservar el diálogo y proteger la esperanza. También alentamos a las agencias humanitarias y a la comunidad internacional a apoyar a Cuba en este momento de sufrimiento y necesidad para ayudarlo a avanzar hacia una sociedad de justicia, paz y salud.

A todas las personas de la Iglesia Episcopal, les ruego que oren por nuestros hermanos y hermanas cubanos y que los tengan en sus corazones y mentes en los días venideros.

Mantener la fe,
El Reverendísimo Michael Bruce Curry
Obispo Presidente y Primado
La iglesia episcopal

Mensaje pastoral del obispo primado Michael Curry al pueblo de Cuba

A la obispa Griselda Delgado Del Carpio, a mis hermanos y hermanas en la Diócesis Episcopal de Cuba, ya todos los hijos de Dios en ese país, les saludo con las antiguas palabras de los apóstoles: «Gracia y paz de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo ».

Estoy en solidaridad con ustedes durante este tiempo de enfermedad, inseguridad alimentaria, sufrimiento económico y agitación civil. Estoy orando por ustedes y apoyando los derechos humanos de todos los manifestantes pacíficos.

Cuando los vi a principios de marzo de 2020, les dije entonces, y lo reafirmo ahora: «Amamos a Cuba ya toda su gente». En 1 Corintios, san Pablo nos recuerda que en el Cuerpo de Cristo «cuando un miembro sufre, todos sufren junto con él» y nosotros compartimos su pesar por la pérdida de vidas debido a la pandemia.

Aun frente a la desesperación, Jesús camina con nosotros y nos da la fuerza mientras nos empeñamos en servir a otros, preservar el diálogo y proteger la esperanza. Instamos también a las agencias humanitarias ya la comunidad internacional que apoye a Cuba en este momento de sufrimiento y de necesidad, a fin de ayudar a que avance hacia una sociedad de justicia, paz y salud.

A todos los miembros de la Iglesia Episcopal, les pido que oren por nuestros hermanos y hermanas cubanos y que los lleven en sus corazones y mentes en los días venideros.

Guarden la fe,
Rvdmo. Michael Bruce Curry
Obispo Presidente y Primado
de la iglesia episcopal


Etiquetas