Sermón del Obispo Presidente Michael Curry en la Boda Real

Posted May 23, 2018

Owen Humphreys/ REUTERS

El Obispo Presidente y Primado de la Iglesia Episcopal Michael Curry predicó en la boda real del Príncipe Harry y Meghan Markle. Los titulares mundiales anunciaron la boda del 19 de mayo del príncipe Henry Charles Albert David de Gales, miembro de la familia real inglesa y sexto en línea para el trono, y Rachel Meghan Markle, una actriz estadounidense.

El video está disponible aquí (original en inglés)


A continuación les presentamos el texto del sermón del Obispo Presidente:

“El poder del amor” – Un sermón por el Reverendísimo Michael B. Curry
para

El matrimonio de
SAR el Príncipe Henry de Gales y la Sra. Meghan Markle
Sábado 19 de mayo de 2018

Y ahora en nombre de nuestro Dios amoroso, liberador y vivificante, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Amén.

Del Cantar de los Cantares, en la Biblia:

Ponme como un sello sobre tu corazón,
como una marca sobre tu brazo;
Porque fuerte es como la muerte el amor;
pasión feroz como la tumba.
Sus brasas son brasas de fuego,
fuerte llama.
Las muchas aguas no podrán apagar el amor,
ni lo ahogarán los ríos.

El Cantar de los Cantares 8:6-7

El difunto Dr. Martin Luther King una vez dijo, y lo cito:

“Debemos descubrir el poder del amor, el poder redentor del amor. Y cuando descubrimos, seremos capaces de hacer de este viejo mundo un nuevo mundo. El amor es el único camino”.

Hay poder en el amor. No lo subestimen. Ni siquiera lo vean demasiado sentimental. Hay poder, poder en el amor. Si no me creen, piensen en un momento en el que se enamoraron por primera vez. El mundo entero parecía girar a su alrededor y de su amada. Oh, hay poder, poder en el amor. No sólo en sus tipos románticos, sino en cualquier tipo, en cualquier forma, de amor. Hay un cierto sentido, en el que cuando eres amado, y lo sabes, cuando le importas a alguien y lo sabes, cuando amas y lo muestras, en realidad se siente bien. Hay algo correcto al respecto. Y hay una razón para eso.

El motivo tiene que ver con la fuente. Fuimos creados por un poder de amor. Y nuestras vidas fueron creadas con esa intención, y están destinadas a ser vividas en ese amor. Es por eso que estamos aquí. En última instancia, la fuente del amor es Dios mismo. La fuente de todas nuestras vidas.

Como lo dice un viejo poema medieval:
“Donde se encuentra el verdadero amor, Dios mismo está allí”.

1era de Juan en el Nuevo Testamento lo dice de esta manera.

“Amados, amémonos unos a otros;
Porque el amor es de Dios;
Todo aquel que ama, es nacido de Dios y conoce a Dios
El que no ama, no ha conocido a Dios;
porque Dios es amor.” (1era de Juan 4:7-8)

Hay poder en el amor.
Hay poder en el amor para ayudar y sanar cuando nada más puede hacerlo.
Hay poder en el amor para levantar y liberar cuando nada más lo hará.
Hay poder en el amor para mostrarnos la forma de vivir.

“Ponme como un sello sobre tu corazón
Un sello en tu brazo ”

Porque fuerte es como la muerte el amor;

Pero el amor no se trata sólo de una pareja joven.
Ahora el poder del amor se demuestra por el hecho de que todos estamos aquí.
Dos jóvenes se enamoraron, ¡y todos nos presentamos!
Pero no es solo por y para una pareja joven con quienes nos regocijamos.
Es más que eso.

A Jesús de Nazaret en una ocasión le pidió un abogado que resumiera la esencia de las enseñanzas de Moisés. Y él leyó nuevamente, y volvió a las escrituras hebreas de Deuteronomio y Levítico, y Jesús dijo:

Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas.
Este es el primer y gran mandamiento.
Y el segundo es como eso.
Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Y luego en la versión de Mateo, agregó, él dijo:

En estos dos, el amor de Dios y el amor al prójimo, se sostiene toda la ley, todos los profetas.

¡Todo lo que Moisés escribió, todo en los santos profetas, todo en las Escrituras, todo lo que Dios ha estado tratando de decirle al mundo!

¡Amen a Dios!
Amen a tus vecinos
Y mientras lo hacen, ámense ustedes mismos.

Alguien dijo una vez que Jesús comenzó el movimiento más revolucionario en toda la historia de la humanidad. Un movimiento basado en el amor incondicional de Dios por el mundo. Y un movimiento que manda a las personas a vivir ese amor. Y al hacerlo, cambiar no solo sus vidas, sino la vida misma del mundo.

Estoy hablando de un súper poder.
Poder real.
Poder para cambiar el mundo.

Y si no me creen, bueno, hubo unos esclavos en el Sur de la Antigüedad de los Estados Unidos, que explicaron el poder dinámico del amor y por qué tiene el poder de transformar. Lo explicaron de esta manera: cantaron una [canción] espiritual, incluso en medio de su cautiverio. Es una que dice:

“Hay un bálsamo en Galaad”

Un bálsamo curativo, algo que puede hacer las cosas bien –

“Hay un bálsamo en Galaad
Para que los heridos sean sanados
Hay un bálsamo en Galaad
Para sanar al alma enferma de pecado”.

Y una de las estrofas en realidad explica el porqué – dijeron:

“Si no puedes predicar como Pedro,
Y no puedes orar como Pablo
Tú habla del amor de Jesús,
Cómo murió para salvarnos a todos”.

¡Oh, ese es el bálsamo en Galaad!
¡Esta forma de amor, es la forma de vida! ¡Ellos lo entendieron!

¡Murió para salvarnos a todos! ¡No murió porque fuera a sacar nada de eso!
¡Jesús no recibió un doctorado honorario por morir!
¡No estaba sacando nada de eso!
Renunció a su vida, sacrificó su vida por el bien de los demás, por el bien del otro, por el bienestar del mundo, ¡por nosotros!

Eso es lo que es el amor.
El amor no es egoísta y egocéntrico.
El amor puede ser sacrificatorio.
Y al hacerlo, se vuelve redentor.

Y esa forma de amor desinteresado, sacrificado y redentor, cambia vidas.
Y puede cambiar este mundo.

Si no me creen, sólo detenganse a pensar, o imaginen.
Piensen, e imaginense.
Bueno, piensen e imaginense un mundo donde el amor es el camino.

Imaginen nuestros hogares y familias cuando el amor es el camino.
Imaginen vecindarios y comunidades cuando el amor es el camino.
Imaginen a nuestros gobiernos y naciones cuando el amor es el camino.
Imaginen los negocios y el comercio cuando el amor es el camino.
Imaginen este viejo mundo cansado cuando el amor es el camino.

Cuando el amor es el camino, desinteresado, sacrificado, redentor.
Cuando el amor es el camino, ningún niño volvería a la cama con hambre en este mundo nunca más.
Cuando el amor es el camino, dejaremos que la justicia ruede como una corriente poderosa y la justicia como un arroyo que fluye constantemente.
Cuando el amor es el camino, la pobreza se convertiría en historia.
Cuando el amor es el camino, la tierra será un santuario.
Cuando el amor es el camino, descansaremos nuestras espadas y escudos a la orilla del río y no estudiaremos la guerra jamás.

Cuando el amor es el camino, hay mucho espacio bueno. Mucho espacio bueno. Para todos los hijos de Dios.
Y cuando el amor es el camino, en realidad nos tratamos unos a otros, bueno, como si fuéramos realmente familia.
Cuando el amor es el camino, sabemos que Dios es la fuente de todos nosotros, y somos hermanos y hermanas. Hijos de Dios.

Mis hermanos y hermanas, ese es un cielo nuevo, una tierra nueva, un mundo nuevo.
Una nueva familia humana.

Y déjame decirte algo, el viejo Salomón tenía razón en el Antiguo Testamento, eso es fuego.

Teilhard de Chardin, y con esto, me sentaré, tenemos que casarlos.

El jesuita francés Teilhard de Chardin fue posiblemente una de las grandes mentes, grandes espíritus del siglo XX. Un jesuita, un sacerdote católico romano, un científico, un erudito, un místico. En algunos de sus escritos, dijo, desde su formación científica, así como desde su formación teológica. En algunos de sus escritos dijo, como otros lo hicieron, que el descubrimiento, la invención o el uso del fuego fue uno de los grandes descubrimientos científicos y tecnológicos de toda la historia de la humanidad.

El fuego hizo posible en gran medida la civilización humana.

El fuego hizo posible cocinar alimentos y proporcionar maneras sanas de comer, lo que redujo la propagación de la enfermedad en su momento.

El fuego hizo posible calentar y tibiar ambientes y, por lo tanto, hizo posible la migración humana en todo el mundo, incluso hacia climas más fríos.

El fuego lo hizo posible; no hubo Edad de Bronce sin fuego. No hubo Edad de Hierro sin fuego. No hubo revolución industrial sin fuego.

Los avances de la ciencia y la tecnología dependen en gran medida de la habilidad y capacidad humana de tomar el fuego y usarlo para el bien humano.

¿Alguien vino aquí en un carro hoy? ¿En un automóvil?
Asientan con sus cabezas si lo hicieron, estoy adivinando, sé que había algunos carruajes.
Para aquellos de nosotros que vinieron en autos, fuego y el fuego controlado y encapsulado lo hicieron posible.

Sé que la Biblia dice, y lo creo, que Jesús caminó sobre el agua, pero tengo que decirte que no crucé el océano Atlántico caminando para llegar hasta aquí.

¡El fuego controlado en ese avión me trajo aquí!

¡El fuego nos permite enviar mensajes de texto, enviar tweets y correos electrónicos y usar Instagram y Facebook, ¡y socialmente ser disfuncionales unos con otros!

¡El fuego hace todo eso posible!

Y de Chardin dijo que el fuego fue uno de los mayores descubrimientos en toda la historia de la humanidad.

Y luego continuó diciendo que si la humanidad alguna vez llegara a dominar la energía del fuego nuevamente, si la humanidad alguna vez captura la energía del amor, será la segunda vez en la historia que descubrimos el fuego.

El Dr. King tenía razón.
Debemos descubrir el amor.
El poder redentor del amor.
Y cuando lo hagamos, haremos de este viejo mundo un mundo nuevo.

Mi hermano, mi hermana,
Dios te ama, Dios te bendiga.
Y que Dios nos sostenga a todos,
en esas manos Todopoderosas de amor.


Tags


Full names required. Read our Comment Policy. General comments and suggestions about Episcopal News Service, as well as reports of commenting misconduct, can be e-mailed to news@episcopalchurch.org. Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *