El Consejo Ejecutivo aprueba pressupuesto, concede dispensas diocesanas y encomia la labour del Ministerio Episcopal de Migración

Por David Paulsen
Postado em outubro 25, 2018
Reconciliação racial

Miembros del Consejo Ejecutivo cantan tomados de la mano al final de un adiestramiento de reconciliación racial el 17 de octubre en Chaska, Minnesota. Foto de David Paulsen / ENS.

[Episcopal News Service - Chaska, Minnesota] El Consejo Ejecutivo de la Iglesia Episcopal, en su primera reunión from la 79a. Convención General, sesionó durante cuatro días de esta semana, centrado fundamentalmente en orientación, adiestramiento, nombramientos de líderes y forja de relaciones en un centro de conferencias de un subúrbio de Mineápolis.

Esta reunião não se ocupa muito do processo legislativo, pero el Consejo Ejecutivo, o organismo que gobierna la Iglesia durante os três anos que median entre uma e outra reunião de la Convención General, concluyó el Consejo Ejecutivo, el organismo that gobierna la Iglesia durante los tres años that median between una y otra reunión of la Convención General, concluyó the weekuntos aprobando un puñado of resoluciones sobre as financieros, incluído o pressuposto de la Iglesia para 2019, o salário para o presidente da Câmara de Diputados e dispensas diocesanas para seis diócesis.

Los miembros del Consejo Ejecutivo também recibieron informes de funcionarios y miembros del personal de la Iglesia durante a semana, incluida uma avaliação desoladora del futuro del reasentamiento de refugiados that presentara el Rdo. Charles Robertson, canónigo del Obispo Primado para el ministerio fuera de la Iglesia Episcopal.

El Ministerio Episcopal de Migración, una de las nueve agencias con contratos federais para reasentar refugiados en Estados Unidos, espera saber en las próximas semanas si le renovarán su contrato, en un momento en que el gobierno de Trump foi reducido drásticamente el número de refugiados que se están reasentando. Las probabilidades no están a favour del Ministerio Episcopal de Migración, dijo Robertson, Robertson al Comité del Ministerio Fuera de la Iglesia Episcopal del Consejo Ejecutivo.

“Si fuéramos a apostar sobre esto, apostaríamos que no vamos a conseguirlo”, dijo Robertson. Él predijo que sólo dos de las nueve [agencias] contratos recibirían. Aunque parezca improvável, agregó que aún é possível que o Ministério Episcopal de Migración mar una de las dos.

O Consejo Ejecutivo iniciou a reunião do 15 de outubro no Hotel e Centro de Convenciones Oak Creek, localizado em uma zona próxima à boscosa a la orilla de um lago no subúrbio ocidental das llamadas Ciudades Gemelas [Mineápolis-San Pablo]. La Iglesia Episcopal puso su fe en acción en julio pasado al aprobar más de 500 resoluciones en la Convención General de Austin, Texas, y es tarea del Consejo empezar a ajustar as operaciones de la Iglesia con esas prior y mandatos.

Gran parte de esa labour comienza con el pressupuesto de la Iglesia. La Convención General aprobó um pressuposto de $ 133,8 millones para [el trienio] 2019-2021 que refleja as prioridades do Obispo Primado de evangelización, reconciliación y justicia raciales y cuidado de la creación. “La labour del Consejo es tomar ese pressupuesto trienal y convertirlo en tres pressupuestos anuales”, le dijo al Consejo Ejecutivo la Rda. Mally Lloyd, de la Diócesis de Massachusetts durante o informe do Comité de Finanzas el 18 de outubro.

El Consejo aprobó un pressupuesto para 2019, assim como uma compensação para a segunda mitad de 2018 para la Rda. Gay Clark Jennings, presidente da Câmara de Diputados, baseado em um plano respaldado pela Convenção Geral. El Consejo Ejecutivo aprobó [un salario de] $ 210.000 al año para el cargo de presidente de la Cámara de Diputados.

Jennings

La Rda. O Rev. Gay Clark Jennings encontrou o 18 de outubro, a última jornada da reunião de quatro días do Conselho Executivo em Chaska, Minnesota. Foto de David Paulsen / ENS.

El tema de las tasaciones diocesanas generó extensos debates entre los miembros del Consejo Ejecutivo. Em conformidade com os pressupostos reais trienal, se a espera que cada diócesis contribui com o 15 por ciento a las operaciones denominacionales, una reducción de pressupuestos anteriores, aunque algunas diócesis tradicionalmente ni siquiera han podido alcanzar ese mais modesto objetivo.

As diócesis que não cumplen con su tasación pueden ser excluidas de programas de subvenciones denominacionales, aunque también pueden solicitando dispensas que les permitan abstenerse de pagar algunos ou la totalidad de los montos requeridos.

“Los únicos criterios para recibir una dispensa son las dificultades económicas”, dijo Lloyd, quien enfatizó que el proceso no tiene la intención de ser punitivo. O comité, encargado de hacer seguimiento con las diócesis respecto a sus tasaciones, enfatiza la escucha y el diálogo y favorece “ir a pasitos” hacia la plena participación económica.

Las seis diócesis a las que el Consejo Ejecutivo les concedeu dispensas fueron Arizona, Haití, Misisipí, Puerto Rico, Islas Vírgenes e Texas Ocidental.

“Arizona tiene una gran carga de anteriores tasaciones debidas”, dijo Lloyd, de manera que la Iglesia ha acordado perdonar esas obligaciones anteriores durante três anos si se mantiene al día con sus pagos atuais.

Haití, em reconocimiento a la pobreza del país, tiene un acuerdo con la Iglesia, al margen del proceso de tasación, de pagar al menos $ 5.000 por ano, con la esperanza aumentar de eso a $ 11.000 para fines del trienio. Misisipí, que Lloyd dados que sigue lidiando com os efeitos econômicos do huracán Katrina, aspira a contribuir com o 13 por cento para o final do triênio. A Puerto Rico e Islas Vírgenes les concedieron dispensa plena porque se está recuperando de los huracanes Irma e María del año pasado.

No embargo, Texas Ocidental é um caso especial que divide a votação do Conselho Executivo. La participación anterior de la diócesis —sólo del seis por ciento el año pasado— ha quedado bastante por debajo del objetivo de la Iglesia, y aunque la diócesis fue azotada el año pasado por el huracán Harvey, las dificultades não constituyen um fator fundamental.

Jennings preguntó por qué la Iglesia debía concederle una dispensa a la Diócesis de Texas Ocidental si [ésta] era capaz de pagar varios obispos y mantener un considerável fondo de dotaciones. Otros miembros del Consejo Ejecutivo adujeron objeciones semejantes y sugirieron enmendar la resolución para eliminar la dispensa de Texas Occidental.

La Rvdma. Anne Hodges-Copple, obispa sufragánea de Carolina del Norte, habló a favor de la dispensa, diciendo que era un gesto diplomático e que “respaldaba a algunos buenos obispos” no Texas Ocidental que habían estado alentando a algunos episcopales “recalcitrantes” a verso como parte de algo más grande de lo que tienen en sus propios traspatios.

“Me encanta conduzi-los mais encarecidamente ao redil”, disse Hodges-Copple.

La votación para eliminar la dispensa de Texas Ocidental fue derrotada con 14 votos a favor y 18 en contra, y el Consejo Ejecutivo procedió a aprobar las seis dispensas.

El Consejo Ejecutivo cuenta com 40 miembros con derecho a voto, entre ellos el Obispo Primado y la Presidente de la Cámara de Diputados, así como otros miembros adicionales sin derecho a voto, contos como el Diretor de Finanzas y el Diretor de Operaciones de la Iglesia Episcopal.

Veinte de los miembros con derecho a voto —cuatro obispos, cuatro presbíteros o diáconos y 12 laicos— son elegidos por la Convención General para um período de seis años, la mitad de los cuales son electos cada tres años. Los otros 18 filho elegidos a períodos de seis años por las nueve provincias de la Iglesia Episcopal, cada una de las cuales envía a un miembro ordenado ya un laico.

Una de las primeras decises del Consejo Ejecutivo esta semana fue reducir el número de comités de cinco a cuatro. Los nuevos comités filho Finanzas, Gobierno y Operaciones, Ministerio Dentro de la Iglesia Episcopal e Ministerio Fuera de la Iglesia Episcopal. Y una das últimas decisões da semana fue elegir a tres vocales del Consejo Ejecutivo: Julia Harris, de la Diócesis de Oklahoma, Rose Sconiers, de la Diócesis de Nueva York Ocidental e Scott Hayashi, obispo de Utah.

No tempo que conclui a atividade no 18 de outubro, o obispo primado Michael Curry definiu a semana como “la reunión karaoke del Consejo Ejecutivo”, uma alusão a uma atividade extracurricular particularmente memorável de la noche de apertura de la reunión. Romper el hielo fue el elemento esencial of this reunión, en tanto los miembros del Consejo Ejecutivo encontraban su rumbo y se conocían mutuamente.

Las sesiones diarias también abordaron asuntos serios, contos como las cuestiones éticas suscitadas por las dramatizaciones que Russell Randle, miembro veterano de la Diócesis de Virginia, incluyó en su adiestramiento del 17 de octubre. A ese adiestramiento siguió una sesión sobre reconciliación racial dirigida por la Rda. Stephanie Spellers, la canoniga del Obispo Primado para evangelización, reconciliación y cuidado de la creación.

Apesar de uma apresentação de Spellers sobre o marco de Conversão na Amada Comunidad de la Iglesia Episcopal, o Conselho Ejecutivo se dividiu em grupos para compartir suas experiências e reflexionar acerca da manera em que filho llamados a obrar em pro de la armonía racial. El adiestramiento concluyó con todos los miembros cantando tomados de la mano.

Durante uma reunião do Comité de Governo e Operações, os miembros do recibo de recuperação sobre o adiamento de reconciliação racial.

“En nuestra mesa, resultó un poco crudo”, dijo Pauline Getz, miembro de la Diocesis de San Diego. “Algo de nuestra conversación tocó algunas fibras sensibles”.

Soletradores le dijo a los miembros del comité que la iglesia se había distanciado de un énfasis anterior en el "antirracismo" a favor del lenguaje de la armonía racial, alentando a los episcopales a interactuar amablemente unos con otros sin demonizar a las personas por luchar con su propio racismo. Ese enfoque cristiano pode aplicar mais allá de la tarea de la reconciliación racial, afirmó ella.

“Si hacemos esta labor de la manera en que, como Iglesia, hemos dicho que queremos, cambiaremos el modo en que nos relacionamos com todo”, dijo Spellers. “Se trata de que vivamos en el camino de Jesús”.

Después, esa misma tarde, Robertson apresentou antes do comité do Ministério da Ciência da Igreja Episcopal uma perspectiva ponderada sobre o futuro do Ministério da Igreja Episcopal de Migração.

El Rdo. Charles Robertson, canónigo del Obispo Primado para o ministério da fuera da iglesia, habla el 17 de octubre ante o Comité do Ministerio Fuera de la Iglesia Episcopal. Foto de David Paulsen / ENS.

“Estamos preparados para lo peor”, dijo Robertson —siendo lo peor el fin del contrato del Ministerio Episcopal de Migración para prosseguir el trabajo de reasentamiento que ha hecho para el gobierno federal from los años ochenta [del pasado siglo].

El Departamento de Estado de EE.UU. anunció el 17 de septiembre que reduciría el limite de refugiados a sólo 30.000 para el ano fiscal que comenzó el 1 de octubre, de 85.000 que era apenas hace dos años. Sim 30.000 es el tope, afirmó Robertson. El número real de refugiados que serán recibidos nos Estados Unidos provavelmente sea mucho menor.

El Ministerio Episcopal de Migración en un momento llegó a supervisar 31 filiales de reasentamiento en 26 diócesis, pero este número se ha reducido a 14 filiales en 12 diócesis. Com aun menos refugiados que reasentar, el gobierno federal não espera mantener a las nueve de sus agencias contratadas, explicó Robertson, y el Ministerio Episcopal de Migración, aunque bien equipado para hacer esa tarea, es una de las más pequeñas de las nueve.

No obstante, incluso en el peor escenario possivel, o Ministerio Episcopal de Migración seguirá siendo uma parte importante dos empeños de activismo social da Iglesia Episcopal. Si la labour de reasentamiento se acaba, la agencia puede encontrar otras vías para apoyar a los refugiados y, posiblemente, a otros inmigrantes, añadió Robertson. Él calculó that llevaría aproximadamente un año hacer Realidad plenamente esa nueva visión para la agencia.

En el ínterin, él sugirió que el Consejo Ejecutivo reconociera la labour ejemplar de los empleados de la agencia. El Consejo aprobó una resolución el 18 de octubre en la que encomiaba al Ministerio Episcopal de Migración, “cuyo personal dedicado, en un tiempo de cambio constante and incertidumbre, ha trabajado incansablemente y de manera sacrificial, para apoyar a los refugiados en muchas partes del mundo que buscan reasentarse en Estados Unidos ”.

- David Paulsen es redactor y reportero de Serviço de Notícias Episcopais. Pueden dirigirse a ele en dpaulsen@episcopalchurch.org. Tradução de Vicente Echerri.


Tags