'Profundamente preocupado' por las acciones de Bruno, el Primado le impone al obispo una 'restrción parcial'

Por David Paulsen
Publicado em Jun 29, 2017

El obispo de la diócesis de Los Ángeles, J. Jon Bruno, passou casi siete horas el 29 y 30 de março ante el tribunal eclesiástico que está considerando tomar medidas disciplinarias en su contra. Foto de Mary Frances Schjonberg / ENS.

[Serviço de Notícias Episcopais] El obispo primado de la Iglesia Episcopal, Michael Curry, citando una conducta que “puede amenazar el buen orden y el bienestar de la Iglesia”, tomou uma decisão disciplinara contra el obispo de Los Ángeles, J. Jon Bruno, en tanto tribunal [ eclesiástico] sopesa si castigar a Bruno por seu papel en una fallida venta de terrenos.

“Me preocupa profundamente que su decisión to entrar en um novo contrato para la venta de la misma propiedad —mientras su acercamiento a la venta anterior está aún sujeto a revisión— tenga la posibilidad de socavar el proceso disciplinario de la Iglesia”, dijo Curry en una declaración que se dio a conocer el 29 de junio. “El secreto con que se emprendió o reciente contrato de venta se agrega a la posibilidad de socavar la integridad del proceso disciplinario de la Iglesia”.

A declaração completa aparece publicada aquí.

Michael Curry Niobrara

El obispo primado Michael Curry predica el 25 de junio en la 145ª. Convocación Niobrara en la meseta de Camisa Roja, Dakota del Sur. El 29 de junho, é o impacto de uma restrição parcial ao ministério do obispo de Los Ángeles J. Jon Bruno. Foto de David Paulsen / ENS.

Curry impuso una “restrição parcial sobre o ministério de um obispo” lo cual significa que o obispo de Los Ángeles le está proibido tomar cualquier decisión relacionada con la propiedad de la congregación en cuestión, la iglesia episcopal de Santiago el Mayor [St. Tiago o Grande] pt Newport Beach, Califórnia.

Curry resaltó também que a restrição não “expresa ninguna opinión sobre os méritos del processo do Título IV que se encuentra pendiente”.

La acción del Obispo Primado contra Bruno se produz o tiempo que el abogado principal no caso disciplinario pendiente presentaba un alegato en el que pedia que el obispo fuera depuesto de su ministerio y se llevara um cabo una investigación más minuciosa sobre una possível falta de ética .

“Su conducta demuestra un menosprecio for el processo del Título IV, por este tribunal y por la Iglesia Episcopal”, decía el abogado de la Iglesia, Jerry Coughlan, en su escrito, tal como apareció publicado na Internet pelo grupo Salve a Santiago el Mayor [Salve São Tiago o Grande] “Es difícil ahora no sospechar de alguna otra grave conducta indebida”.

O caso original contra Bruno conlleva seu intento infructuoso em 2015 de vender a iglesia de Newport Beach a uma imobiliária de condomínios por $ 15 milhões em efetivo. Ese empeño llevó a los miembros de Santiago el Mayor a presentar acusaciones de conducta impropia contra Bruno, alegando que violaba el derecho canónico de la Iglesia. En marzo se celebraron vistas sobre estas acusações.

El tribunal disciplinario eclesiástico de la Iglesia Episcopal, que aún sopesa si disciplina a Bruno en este caso y de qué manera, decidiu sancionar o bispo este mês por intentar vender nuevamente la iglesia. El tribunal le dijo a Bruno el 17 de junio que le está proibido “vender ou transferir o contratar para vender o ceder la propiedad de [la iglesia de] Santiago el Mayor hasta nueva orden del Tribunal”.

Curry ahora ha añadido su propia proibición sobre tales acciones de Bruno. El comunicado de prensa que anuncia a restrição parcial de Curry advierte que se trata de “tan sólo de uma medida temporal para proteger a integração do processo disciplinario de la Iglesia, hasta que este concluya”.

“En los últimos días, me ele enterado de acciones que, from mi punto de vista, pueden amenazar el buen oren y el bienestar e la Iglesia”, dijo Curry, añadiendo que la restrción sobre Bruno tiene aplicación inmediata.

Santiago el Mayor é uma das principais propriedades em que a diócesis gasta cerca de $ 10 milhões em litigio para recuperar as manos de episcopales que rompieron com a Igreja Episcopal por suas políticas sobre a ordenação de mulheres e a inclusão plena de miembros LGBTQ na vida de la Iglesia, incluido el ministerio ordenado.

El canciller de la Diócesis de Los Ángeles, Richard Zevnik e la vicecanciller Julie Dean Larsen le han pedido ao tribunal que deseja todo o caso contra Bruno. Han dicho que una “demanda civil, acciones políticas y una campaña en las redes sociales” montada por miembros de Santiago el Mayor fueron “errónea, pero exitosa y estratégicamente concebidas para deter a venta de la propiedad de la Iglesia de 3716 metros cuadrados” en la que se conoce como Lido Island, una próspera urbanización que ostenta un club náutico.

El canon disciplinario del clero de la Iglesia, arguyen los cancilleres, “no está concebido para usarse como un arma para impugnar las decisiones de um obispo diocesano respecto a la administración y mayordomía de su diócesis”.

Pero Coughlan arguyó [por su parte] que Bruno era culpado de “no ejercer su ministerio en conformidad con cánones eclesi aplicables”, “de conducta que conlleva deshonestidad, engaño o tergiversación” e “de conducta impropia de un miembro del clero”. Él dijo en la conclusión de su alegato que el tribunal debe fallar que la conducta de Bruno fue “calculada, generalizada y prolongada”.

Bruno cumple 72 anos —la edad de la jubilación obligatoria en la Iglesia Episcopal— a multas de 2018. John Taylor, o próximo obispo coadjutor e seu sucessor, será ordenado e consagrado em 8 de julho.

- David Paulsen es redator y repórter de Serviço de Notícias Episcopais. Você pode dirigir a ele a dpaulsen@episcopalchurch.org. Mary Frances Schjønberg, de Serviço de Notícias Episcopais, colaboró ​​con este informe. Tradução de Vicente Echerri.


Tags


Comentários (1)

  1. CARLOS CABALERO diz:

    Desde Quetzaltenango, Guatemala saludamos al nuevo obispo de Los Angeles… No se olviden de nosotros en Guatemala… oren mucho por favor

Comentários estão fechados.