El ministerio episcopal de Roca Enhiesta cambia en medio de un inhóspito invierno

El llamado de la tribu a cerrar los campamentos significa ayudar a limpiarlos ya ministrar a los que permanecen

Por Mary Frances Schjonberg
Postado em 31 de janeiro de 2017

Uma bandeira da Igreja Episcopal foi hasteada no acampamento Oceti Sakowin por meses. Foto: Oceti Sakowin via Facebook

[Serviço de Notícias Episcopais] Los episcopales na reserva indígena da nação sioux de Roca Enhiesta [Standing rock] está presenciando un cambio en su ministerio, mientras los campamentos que levantaron los protectores del agua junto al río Misurí —para protestar por el Oleoducto para el Accesso a las Dakotas (DAPL por su sigla em Inglês) - están cerrando lentamente.

La temperatura en la zona puede haber subido a unos 40F (4C) el 30 de enero, pero sigue siendo la inhóspita mitad del invierno en Dakota del Norte y marzo puede ser el mes más nevoso del estado, según el Servicio Nacional de Meteorología. Funcionarios tribales han dicho que la crudeza del invierno pone en riesgo a los campamentos y temen por la seguridad de los protectores cuando la primavera derrita la nieve y crezca el caudal del Misurí.

El empeño para cerrar los campamentos comenzó antes do 24 de enero cuando Donald Trump pediu a aprovação expedita da fase final do oleoduto. El 19 de enero, el  distrito tribal de Cannon Ball le pidió a los protetores que se fueran y todo o conselho tribal aprovar essa medida al día siguiente. No embargo, os líderes tribales também destacam os esfuerzos do Presidente e instaron a sus partidarios a redirigir su campaña.

“Entendemos y reconocemos el poder de los campamentos en traernos hasta aqui en nuestra lucha contra el Oleoducto para el Accesso a las Dakotas” dijo la tribu el 26 de enero em sua página do Facebook. “Sostenemos, sin embargo, que dadas as condições atuais, tanto físico como políticas, el foco debe moverse del mantenimiento de los campamentos al frente político y legal. O novo regime não responde aos campamentos com moderação e o tributo não está dispuesta a poner em peligro a sus ciudadanos ni a su lucha contra o DAPL e que pueda perderse lo mucho que se ha logrado ”.

La declaración de la tribu reconocía that muchas personas quieren regresar a los campamentos debido a las decisiones de Trump del 24 de enero. “Afirmamos, sin embargo, que ulteriores acciones en el campamento y en el puente y en la plataforma de perforación no es donde encontraremos el éxito en esta lucha que progresa”, dijo la tribu. “Debemos ser capaces de concentrar nuestra energía en la intensa situación política de gobierno a gobierno y no en los campamentos. Por favor, no vuelvan, pero en cambio pongan vuestro corazón y empeño en sostener la batalla por el agua potable de varios hogares vuestros en todo el globo ”.

Al puente al que se refere a declaração es el puente Backwater en la Autopista 1806 de Dakota del Norte que permanece cerrado. Foi o centro das protestas e um símbolo de perturbação causada por los campamentos durante meses. La restante obra del oleoducto lo haría pasar debajo del lago Oahe del río Misurí, en el límite norte de la reserva de Roca Enhiesta. La compañía del oleoducto ha montado una plataforma de perforación muy cerca del cruce propuesto, that queda aguas arriba de las fronteras de la reserva de la tribu, y la tribu tiene agua y disfarce de derechos de pesca y caza en el lago.

El pipeline de 1886 quilómetros de largo e 76 graus de diámetro estão preparados para transportar hasta 500.000 barris diarios de petróleo [crudo] de los campos petrolíferos de Bakken no noroeste de Dakota del Norte - través de Dakota del Sur e Iowa - hasta Illinois, desde donde sería embarcado a las refinerías .. El oleoducto habría de pasar aproximadamente a un kilómetro de la reserva de Roca Enhiesta y los líderes tribales sioux, en repetidas ocasiones, han manifestado su preocupación de que se produza un possível derrame de petr que afecte el suministro de agua de la reserve, como la amenaza that constituye el oleoducto for algunos sitios sagrados y para los derechos [de la tribu] reconocidos en tratado con o gobierno federal. La compañía que está construindo o oleoducto, Energy Transfer Partners, con sede no Texas, dado que será seguro.

La clausura del puente Backwater na Autopista 1806 de Dakota del Norte se converteu em um ponto de contención entre os protectores del agua e os residentes locais. Foto: Oceti Sakowin vía Facebook

“La tribu no está expulsando a la gente”, y el Rdo. John Floberg —sacerdote encargado de las congregaciones de la Iglesia Episcopal en el lado de Dakota del Norte de Roca Enhiesta— se muestra de acuerdo.

No embargo, él dijo en una entrevista con Serviço de Notícias Episcopais el 30 de enero que la tribu está diciéndole a la gente que o invierno foi tan crudo que permanecerá nos campamentos que pode ser fatal em um território donde a sensación térmica ha llegado a ser de -60F (-51C). La tribu también quiere que recojan los desechos de los campamentos. Las personas cuidaron bien los campamentos, dijo Floberg, pero una tormenta el 5 de diciembre inundó la zona, derribando y sepultando las tiendas y otras estructuras endebles —desechos que la tribu quiere cerciorarse que las inundaciones de la primavera no verterían en el río.

Muitos residentes morreram cansados ​​de que el puente Backwater esté cerrado porque es su ruta principal para el trabajo y los servicios hospitalarios. El gimnasio comunitario de Cannon Ball, que se utiliza para eventos deportivos, reuniones y funerales, está necesitado de limpieza y reparación por cuenta de haber servido como albergue de emergencia para los manifestantes, algunos de los cuales siguen allí, según Floberg y el periódico Tribuna de Bismarck.

Ha habido alguna división en el campamento Oceti Sakowin, de dirección bastante poco rígida, respecto a quedarse o irse, dijo Floberg, añadiendo está que, por lo que él puede decir, la mayoría está de acuerdo con la tribu y trabajando para cerrar el camp . Algunos campistas se han mudado para el fondo cerca do rio, en la cima de la llamada colina de Facebook. Algunos protectores del agua no campamento de Rosebud le pidieron ayuda em Floberg para cerrarlo, pero el campamento de Piedra Sagrada [Pedra Sagrada], que se levanta sobre um terreno que es propiedad privada, sigue recibiendo a personas, afirmó él.

Os organizadores de Oceti Sakowin han dicho en una comunicación sin fecha na página web del campamento que “el fuego sagrado de los Siete Consejos se ha puesto dormir”, pero que el fuego “puede seguir ardiendo internamente en nuestros corazones y espiritualmente por siempre”. La página web le pide a los ocupantes that “evacúen lo antes posible por razones de seguridad”.

Si bien la tribu había fijado j 30 de enero como una fecha límite, ahora parece que los protectores tienen hasta el 19 de febrero. Floberg dijo que él entiende que, a partir do dia, los líderes tribales cesaran de usar su “peso político” para levantarse como uma barrera entre um acampamento no lado norte do rio Cannonball e o Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU ., otros funcionarios federales y el estado de Dakota del Norte.

Floberg y los episcopales de la zona han state ejerciendo un ministerio de presencia en los campamentos y en sus iglesias locales from el verano. Han estado canalizando algunas donaciones a la tribu sioux para ayudar a cubrir los costos de contenedores de basura y de inodoros portátiles. Un área episcopal en Oceti Sakowin foi um ponto de reunião para esos esfuerzos. Los capellanes episcopales se encontraban allí el 5 de diciembre cuando la tormenta azoto.

O acampamento de Oceti Sakowin se estende por um terreno cercano ao lugar do rio Misurí se encuentra com a bala de canhão. La autopista 1806 de Dakota del Norte se distingue al tope la fotografía. Foto do acampamento de Oceti Sakowin via Facebook

Nestes dias, o ministério está mudando. Floberg y algunos miembros de la iglesia episcopal de Santiago Apóstol [St. James] en Cannon Ball, o pueblo más cercano a los campamentos, descubrieron hace poco en Oceti Sakowin uma tienda de estilo militar con lo que calcula unas 45.000 kilogramos de alimentos. En su mayor parte era harina de trigo, judías y macarrones, que Floberg dijo que podían conservarse. No embargo, também encontraron verduras enlatadas, la mayoría de las cuales se habían congelado y puede that no pudieran llegar a usese. La reserva de alimentos aumenta a lo largo de los meses según las personas que acudían a los campamentos iban aportando sus donaciones, explicó Floberg. Los alimentos susceptibles de ser consumidos se les están donando a personas que viven en Roca Enhiesta ou en la vecina reserve sioux del Río Cheyenne.

“Nuestra labor glamorosa de ser manifestantes consiste agora em mudar sacos de harina”, dijo Floberg riéndose.

Los episcopales pudieron ver qué clase de trabajo iba a necesitarse en los campamentos y se dispusieron a hacerlo, afirmó. Esa planificación inclui el usar algo del dinero doado a la Diócesis de Dakota del Norte para comprar una minicargadora, una pequeña maquina de motor con brazos mecánicos que un persona puede manejar y usar para mover cargas pesadas y realizar otras tareas. Las donaciones también cubrieron el costo de una gran remolque cubierto para llevarse los alimentos y almacenarlos.

Os episcopais da localidade estão agradecidos por estas doações e “estamos fazendo uso de ellas de la mejor manera que conhecemos em cualquier momento dado y seguiremos haciéndolo”, dijo Floberg.

Los cambios en su ministerio se han orientado por escuchar lo que dice el consejo tribal y el presidente Dave Archambault II, y luego tratar de determinar la manera en que los episcopales pueden ayudar. Es cuando la acción de la tribu trasciende sus límites cuando intervimos para estar con Roca Enhiesta y definir nuestra posición de apoyo a lo que hayan decidido hacer ”explicó.

“Cuando se trata de decisões internas que se toman dentro de la tribu, la Iglesia no discute si la tribu debería hacer esto o aquello”, dijo Floberg. Los episcopales that son miembros de la tribu ponderarán esos asuntos y “esperamos que su buena conciencia los oriente”.

Una fila de protectores [del agua] se enfrenta a agentes de fuerzas de orden público na plataforma de perfuração preparada para a fase final del Oleoducto para el Acceso a las Dakotas. Los sioux de Roca Enhiesta han pedido que concluyan las protestas y que los protectores se vayan. Foto: Oceti Sakowin via Facebook.

Floberg y otros se mantienen firmes en su deseo de apoyar las decisiones de la tribu. Sin embargo, dijo Floberg, es dificil servir a toda a comunidade cuando algunos miembros se sienten frustrados con los campamentos, otros se sienten frustrados con las decises tribales y otros están frustrados por los que están frustrados.

Por ejemplo, ¿pueden las personas de los campamentos seguir viniendo a Santiago Apóstol en Cannon Ball para llenar sus cubos de agua e la iglesia apoya la decisión de la tribu de que los campamentos deben cerrarse?

“¿Es eso apoyar que el campamento siga abierto cuando la tribu ha pedido cerrarlo o es simplemente responder a una necesidad humana básica? Después de todo, lo hemos oído: el agua es la vida ”, explicó Floberg.

“Ahora mismo, hasta el 19 de febrero, nuestra posición es bastante clara. Se necesita agua y disponemos de ese recurso, lo pondremos a disposición de los que la necesiten… Creemos que podemos ser fiéis a nuestra solidaridad con Roca Enhiesta al mismo tiempo que queremos que la tribu comprenda que la Iglesia siempre responderá a una necesidad humanitaria ” .

Cuando se acerque esa fecha límite del 19 de febrero, Floberg y los demás “tendrán que volver a escuchar” lo que los líderes tribales dicen para determinar cómo apoyar a la tribu a partir deste ponto.

La Iglesia Episcopal tem estado compartido la posición de la nación sioux de Roca Enhiesta sobre el oleoducto from el verano de 2016. Los episcopales de la localidad han brindado también un ministerio de presencia en Cannon Ball, Dakota del Norte, y en sus alrededores, el cual foi o ponto focal dos grupos de protectores da água que se congregam cerca da cruce propuesto. El obispo primado Michael Curry visitou la zona en septiembre pasado y muchos episcopales, tanto laicos como ordenados, respondieron al llamado de Floberg de solidarizarse en testemunho com os protetores da água em novembro.

Floberg dijo que él cree que las protestas por el oleoducto galvanizaron a la gente para otras acciones. Algunos participar das Marchas de las Mujeres el 21 de enero y él le dijo a Serviço de notícias episcopais el 30 de enero que conoce a algunos protectores del agua que estaban entre as personas que fueron al aeropuerto de San Francisco los dias 28 y 29 de enero para protestar por la exclusión de refugiados impuesta por Trump.

“Despertói nuestra Iglesia de nuestros a protegerse y muchos miembros lo han hehe”, afirmou.

- La Rda. Mary Frances Schjonberg es redactora y reportera de Episcopal News Service. Traducción de Vicente Echerri.


Tags