El Centro Princesa Basma de Jerusalén insta a las donaciones del Domingo de Ramos

El Comité Directivo Internacional del Centro Princesa Basma de Jerusalén
Publicado Mar 17, 2022

“Cuando Jesús llegó cerca del lugar por donde baja el camino del monte de los Olivos, toda la multitud de los discípulos comenzó a alabar a Dios a grandes voces con alegría por todas las maravillas que habían visto”. (Lucas 19:37)

En su evangelio, Lucas trató de capturar la obra conmovedora de Dios ese día, allí en el Monte de los Olivos, desde donde Jesús descendió el Domingo de Ramos. Hoy, es el Centro Princesa Basma el que aún captura la conmovedora obra de Dios en ese mismo lugar, capturada no en el texto sino en las vidas de innumerables niños que encuentran sanación y esperanza dentro de sus paredes.

Un ministerio de la Diócesis Episcopal de Jerusalén, el centro, justo en la cima del Monte de los Olivos, atiende a niños con discapacidades y sus familias a través de servicios integrales de rehabilitación de clase mundial. Cada niño, en promedio, recibe 20 sesiones terapéuticas por semana de una variedad de disciplinas: fisioterapia, terapia ocupacional, entrenamiento del habla y lenguaje, y terapia sensorial e hidroterapia. Muchos de estos niños provienen de Cisjordania, donde tales recursos son difíciles de conseguir, lo que hace que su tiempo en el Centro Princess Basma sea aún más crítico.

Haga clic aquí para ver nuestro video del Domingo de Ramos para ver cómo el centro cambia vidas. Para obtener más información, lea nuestro folleto, aquí. ¿Le gustaría incorporar el testimonio del centro en su homilía del Domingo de Ramos? Lea nuestras notas del sermón, aquí.

Esta Semana Santa, mientras hace su viaje espiritual por el Monte de los Olivos y hacia la Ciudad Santa, considere hacer una donación al Centro para continuar este trabajo vital. Una donación de $1,700 permite que un niño participe plenamente en el programa de tratamiento residencial de 1 a 2 semanas. Tal vez su parroquia podría plantear esto el Domingo de Ramos, o podría hacerlo usted mismo. Si lo hace, continuará con un legado de vida en el Monte de los Olivos, contribuyendo a los milagros de los que el propio Lucas atestiguó por primera vez.

hemos preparado un Video para su uso en los medios parroquiales, y una volantes con mas detalle El reverendo canónigo John Peterson ofrece ideas para sermones para saber cómo podría incorporar el testimonio del centro en su homilía del Domingo de Ramos.

Haga clic aquí para donar. Nuestros amigos de la Diócesis Episcopal de Pensilvania transferirán el 100 por ciento de su donación al Centro para mejorar la vida de los niños a los que servimos.

Todavía están ocurriendo milagros en el Monte de los Olivos, donde todavía se reúne la multitud. Este Domingo de Ramos, ven a compartir su alegría.


Etiquetas