El presidente de la Cámara de Diputados pide una acción sobre la reforma migratoria

Publicado en enero 30, 2013

[Comunicado de prensa de la Oficina de Asuntos Públicos de la Iglesia Episcopal] El presidente de la Cámara de Diputados de la Iglesia Episcopal, el reverendo Gay Clark Jennings, envió una carta a los episcopales para que pidan a sus funcionarios electos que apoyen la reforma migratoria.

"Nosotros los episcopales sabemos que dar la bienvenida al extraño entre nosotros es una de nuestras mayores responsabilidades y alegrías", escribe el presidente Jennings. "Usted puede estar con nuestros hermanos y hermanas inmigrantes en la Iglesia Episcopal y en todo el país llamando a sus miembros del Congreso".

La siguiente es la carta del presidente Jennings.

Enero

Estimados hermanos y hermanas en Cristo:

Durante más de veinticinco años, la Convención General de la Iglesia Episcopal ha pedido medidas de inmigración que otorguen a los inmigrantes indocumentados la dignidad y el respeto que todos poseemos como ciudadanos del reino de Dios. De acuerdo con esa legislación, aplaudo la actual propuesta bipartidista para la reforma migratoria desarrollada por ocho senadores que han superado las diferencias de partidos para actuar por el bien común. Me complace especialmente que los senadores hayan propuesto un camino acelerado hacia la ciudadanía para DREAM Act jóvenes—Los jóvenes trabajadores que fueron traídos a este país cuando eran niños— y para los trabajadores agrícolas en los que muchos de nosotros confiamos para nuestro pan de cada día.

En la 77th Convención General en julio 2012, la Iglesia Episcopal fortaleció su actual llamado a una reforma migratoria integral al instar a que las parejas del mismo sexo deben ser tratadas de la misma manera que las parejas del sexo opuesto En materia de inmigración. Agradezco al presidente Obama por incluir esta medida en su propuesta de reforma migratoria, e insto a que las familias de lesbianas y gays sean tratadas por igual en la legislación integral de reforma migratoria que se abre camino en el Congreso.

La Convención General del verano pasado también expresó su preocupación por política de refugiados y inmigración injusta y les pido a los legisladores que se aseguren de que las medidas de aplicación nuevas o existentes sean humanas y justas, y que sigamos acogiendo y protegiendo a los refugiados y aquellos que buscan asilo.

Nosotros, los episcopales, sabemos que recibir al extraño entre nosotros es una de nuestras mayores responsabilidades y alegrías. Puede unirse a nuestras hermanas y hermanos inmigrantes en la Iglesia Episcopal y en todo el país llamando a sus miembros del Congreso (Directorio de la Cámara de Representantes; Directorio del senado). Cuando llame, pídales que aprueben rápidamente una reforma migratoria integral; incluir un camino acelerado hacia la ciudadanía para los jóvenes y trabajadores agrícolas del DREAM Act; asegurar que las familias puedan permanecer juntas; tratar a las familias lesbianas y gays por igual; y prever la aplicación y protección humanitarias de los migrantes y refugiados vulnerables que son víctimas de delitos y violencia doméstica.

En nuestro Pacto Bautismal, hemos prometido luchar por la justicia y la paz entre todas las personas y respetar la dignidad de cada ser humano. Abogar por una política pública justa es una forma de cumplir ese compromiso, y estoy agradecido por el testimonio de la Convención General que guía nuestro camino.

Fielmente,

El Reverendo Gay Clark Jennings
Presidente, Cámara de Diputados


Etiquetas