Hábitos de gracia: la ventaja creciente

Iglesia Episcopal Oficina de Asuntos Públicos
Publicado Jul 7, 2020

Nota del editor: el obispo presidente Michael Curry está ofreciendo Hábitos de gracia, un por semana meditación para ayudar a los episcopales a sobrellevar la pandemia de COVID-19.

“A medida que aprendemos cómo ajustar nuestras vidas dada la realidad del coronavirus y la solicitud de hacer nuestra parte para frenar su propagación practicando el distanciamiento físico, los invito a que se unan a mí cada semana para dedicar un momento a cultivar un hábito de gracia. . ' Se publicará una nueva meditación cada semana ". - Obispo Michael Curry Presidente

7 de julio de 2020: la ventaja creciente

El fin de semana del 4 de julio acaba de concluir y ha comenzado una nueva semana, pero las luchas titánicas del viejo mundo continúan. Las luchas para enfrentar verdades dolorosas de nuestro pasado racial, las luchas para encontrar formas de diseñar un nuevo futuro, las luchas por la justicia racial y la igualdad humana y la verdadera reconciliación humana. Incluso en medio de estas luchas, todavía enfrentamos una pandemia que es mundial. Ahora los propios Estados Unidos están gravemente amenazados y afectados por COVID-19. E incluso en medio de todo eso, entramos en una temporada de campañas electorales, campañas, una elección presidencial que bien podría ser una elección profundamente polarizadora y divisiva para nuestro país.

En este momento, recuerdo las palabras de Howard Thurman, a quien vuelvo a menudo. El Dr. Thurman fue uno de los fundadores de probablemente la primera iglesia interracial e interreligiosa en los Estados Unidos en San Francisco, en los años cuarenta y cincuenta. Fue el autor de Jesús y los desheredados. Fue una de las personas que fue y conoció a Mahatma Gandhi en la década de 1940, y trajo de vuelta sus enseñanzas sobre el cambio social no violento que influyó en todo un movimiento de derechos civiles. Era silenciosamente, por así decirlo, el director espiritual de muchos de los líderes del movimiento de derechos civiles. Whitney Young, Roy Wilkins, Martin King, muchos otros fueron en silencio a Howard Thurman para hablar, reflexionar y rezar. Escribió esto en una de sus meditaciones sobre tiempos de gran transición y agitación:

Mira bien al borde de crecimiento. A nuestro alrededor, los mundos están muriendo y están naciendo nuevos mundos. A nuestro alrededor, la vida está muriendo y la vida está naciendo. La fruta madura en el árbol, las raíces trabajan silenciosamente en la oscuridad de la tierra en un momento en que habrá nuevas hojas, flores frescas, fruta verde. Tal como el borde creciente. Es el aliento extra del pulmón exhausto, lo único que hay que probar cuando todo lo demás ha fallado. El alcance ascendente de la vida cuando el cansancio se acerca a todo esfuerzo. Esta es la base de la esperanza en momentos de desesperación, el incentivo para continuar cuando los tiempos están fuera de lugar y los hombres han perdido la razón. Una fuente de confianza cuando los mundos se estrellan y los sueños se convierten en cenizas. El nacimiento de un niño, la respuesta más dramática de la vida a la muerte, esta es la encarnación de la creciente ventaja. ¡Mira bien al borde creciente!

Dios te ama. Dios te bendiga. Y que Dios nos tenga a todos en esas poderosas manos de amor.


Hábitos de gracia, 7 de julio de 2020: una invitación para ti, del obispo primado Curry

Mientras aprendemos a ajustar nuestras vidas dada la realidad del coronavirus y atendemos la solicitud de hacer nuestra parte para frenar su propagación practicando el distanciamiento social, les invito a que se unan a mí cada semana para dedicar un momento a cultivar un «hábito de gracia» . Una nueva meditación se publicará cada semana. Estas meditaciones pueden verso en cualquier momento haciendo clic aquí.

7 de julio de 2020: El margen de la expansión

El fin de semana del 4 de julio acaba de terminar y ha comenzado una nueva semana, pero las luchas titánicas del viejo mundo continúan. Las luchas para enfrentar dolorosas verdades de nuestro pasado racial, las luchas para encontrar formas de concebir un nuevo futuro, las luchas por la justicia racial y la igualdad humana y la verdadera reconciliación humana. Aun en medio de estas luchas seguimos enfrentando una pandemia que es mundial. Ahora Estados Unidos mismo está gravemente amenazado y afectado por el COVID-19. E incluso en medio de todo eso, entramos en una temporada electoral, de campañas, en una elección presidencial que bien podría ser una elección profundamente polarizante y divisiva para nuestro país.

En este momento, recuerdo las palabras de Howard Thurman, a quien vuelvo a menudo. El Dr. Thurman fue uno de los fundadores de, probablemente, la primera iglesia interracial e interreligiosa de Estados Unidos, en San Francisco, en los años cuarenta y cincuenta. Fue el autor de Jesús y los desheredados [Jesús y los desheredados]. Una de las personas que fue y conoció a Mahatma Gandhi en la década del cuarenta, y regresó como portador de sus enseñanzas sobre el cambio social no violento que influyó en todo un movimiento de derechos civiles. Calladamente, por así decir, fue el director espiritual de muchos de los líderes del movimiento de los derechos civiles. Whitney Young, Roy Wilkins, Martin King, muchos otros acudieron discretamente a Howard Thurman para conversar, reflexionar y orar. Él escribió esto en una de sus meditaciones sobre tiempos de gran transición y agitación:

Fíjense bien en el margen de la expansión. En torno nuestro, hay mundos que mueren y mundos que nacen. En torno nuestro, la vida está muriendo y la vida está naciendo. El fruto maduro en el árbol, las raíces laboran silenciosamente en la oscuridad de la tierra para un tiempo en que habrá nuevas hojas, flores nuevas, frutos verdes. Tal es el margen de la expansión. El aliento adicional del pulmón exhausto, lo único que queda por probar cuando todo lo demás ha fallado. El alcance ascendente de la vida cuando el cansancio se cierne sobre todo empeño. Esta es el fundamento de la esperanza en momentos de desesperación, el incentivo para seguir adelante cuando los tiempos están desquiciados y los hombres han perdido la razón. Una fuente de confianza cuando los mundos colisionan y los sueños se convierten en cenizas. El nacimiento de un niño —la respuesta más dramática de la vida a la muerte— esa es la forma encarnada del margen de la expansión. ¡Fíjense bien en el margen de la expansión!

Dios les ama. Dios les bendiga. Y que Dios nos sostenga a todos en esas todopoderosas manos de amor.


Etiquetas