Los obispos unidos contra la violencia armada lamentan el tiroteo del miércoles de ceniza en Milwaukee

Obispos unidos contra la violencia armada
Publicado Feb 27, 2020

Obispos unidos contra la violencia armada, un grupo de más de 100 obispos episcopales Trabajando para reducir la epidemia de violencia armada en los Estados Unidos, dio a conocer la siguiente declaración sobre los tiroteos el miércoles en Milwaukee, Wisconsin:

Hace dos años, el Miércoles de Ceniza, noticias impensables de Parkland, Florida, puntuaron nuestras oraciones de Cuaresma y nos obligaron una vez más a arrepentirnos de la negativa pecaminosa de nuestra nación para poner fin a la epidemia de violencia armada. Ayer, en otro Miércoles de Ceniza, esa epidemia cobró seis vidas en Milwaukee, Wisconsin. Nuevamente este año, nuestro viaje de Cuaresma debe comenzar con un grito de lamento y arrepentimiento por el mal que esclaviza a nuestra nación.

Oramos por los cinco trabajadores de Molson Coors que fueron asesinados ayer por un compañero de trabajo, por sus familias y por el pistolero, que se quitó la vida. Oramos también por la gente de la Diócesis Episcopal de Milwaukee y por el Obispo Steven Miller, uno de nuestros coordinadores y defensor de la legislación estatal y federal sobre seguridad de armas. Ayudó a fundar nuestra red a raíz de otro tiroteo masivo en su estado, este en 2012 en un templo sij en Oak Creek, Wisconsin.

Oramos no como un sustituto de la acción, sino en preparación para ello. En abril, muchos miembros de nuestra red viajarán nuevamente a Washington DC para reunirse con funcionarios electos e instar a la aprobación de la legislación sobre armas de sentido común que se ha estancado por la discordia partidista que coloca la fortuna de los políticos por encima del destino de sus electores.

Durante estas visitas, compartiremos con nuestros legisladores las historias del movimiento contra la violencia armada que se ha extendido por toda la Iglesia Episcopal. Les informaremos sobre nuestra defensa de políticas, leyes y programas que protegerán a nuestros hijos, salvaguardarán a quienes sufren el dolor de la enfermedad mental y la desesperación, y desmantelarán la trinidad impía de la pobreza, la violencia armada y el racismo. Describiremos las liturgias y letanías que ofrecemos para consolar a los que lloran. Y exigiremos que voten en interés de todos los estadounidenses, incluidos los propietarios de armas respetuosos de la ley, para aprobar políticas de armas de sentido común que salven vidas y que ayuden a poner fin a nuestros ruegos persistentes.

Invitamos a todos los episcopales a unirse a nosotros en este movimiento. Visite nuestro sitio web y  página de Facebook para aprender más sobre cómo abogar por políticas de sentido común que puedan reducir la violencia armada, responsabilizar a los fabricantes de armas y a los bancos que los financian, y ser testigos del Dios de la vida que ofrece esperanza incluso cuando contemplamos, una vez más, la cara de la muerte.


Etiquetas