El arzobispo de Canterbury se reúne con el Papa Francisco en el Vaticano el 30 de septiembre

Publicado en octubre 2, 2023

[Oficina de prensa del Palacio de Lambeth] El 30 de septiembre, la misma mañana en que 21 nuevos cardenales católicos de todo el mundo recibieron sus birretas rojas en la Plaza de San Pedro en Roma, el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, tuvo una larga reunión privada con el Papa.

La audiencia con el Papa se celebró en el Palacio Apostólico del Vaticano, justo antes del Consistorio para la Creación de los Nuevos Cardenales.

Durante su reunión, el Papa y el arzobispo compartieron recuerdos de su histórica visita conjunta a Sudán del Sur en febrero. Sintieron que su “Peregrinación de Paz” ecuménica – en la que también participó el moderador de la Iglesia de Escocia, el reverendo Iain Greenfields – había traído esperanza a la gente de allí, la mayoría de los cuales desea desesperadamente la paz.

El arzobispo y el Papa también discutieron la migración y cómo afecta a los pobres más que a cualquier otro grupo en el mundo, así como a aquellos que viven en lugares donde el impacto del cambio climático es una realidad o un riesgo claro. El Papa Francisco habló de Occidente “consumido por la indiferencia”.

El Papa Francisco también preguntó sobre Women On The Frontline, la misión dirigida por la esposa de Welby, Caroline Welby, que equipa a las mujeres para ser constructoras de paz y reconciliadoras en lugares de conflicto en torno a la Comunión Anglicana.

Y finalmente, hablaron sobre el poder del Espíritu Santo para traer armonía, aunque coincidieron en que no siempre trae “orden”.

Welby dijo: “Siempre es un privilegio reunirme con mi querido hermano, el Papa Francisco. Hoy compartimos nuestras esperanzas para Sudán del Sur y discutimos el impacto de la migración y el cambio climático en los más pobres del mundo. Que nuestras iglesias estén unidas para llevar las buenas nuevas de Cristo a un mundo necesitado”.

Mientras estuvo en Roma, el arzobispo de Canterbury también inauguró oficialmente una exposición especial en la Biblioteca Conmemorativa John Moorman en el Centro Anglicano de Roma. La exposición incluye una pieza de cerámica hecha especialmente por Rebecca Cottrell, alfarera profesional y esposa del arzobispo de York.

Junto con el Papa Francisco, el arzobispo de Canterbury asistió a una vigilia de oración ecuménica en la Plaza de San Pedro. El Papa Francisco había invitado a los líderes de iglesias de diferentes denominaciones a unirse a él en oración, confiando juntos el trabajo de la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo al Espíritu Santo.

El arzobispo dirigió el Padrenuestro y, al final de la vigilia, todos los líderes cristianos presentes oraron colectivamente y bendijeron a la multitud. Antes de la vigilia hubo música al estilo Taizé, oraciones e himnos a la que asistieron miles de jóvenes.