El arzobispo de Canterbury, el papa Francisco y el obispo presidente ofrecen mensajes de apoyo al programa de residencia de St. John the Divine

Por Egan Millard
Publicado Sep 13, 2022

[Servicio de noticias episcopal] El obispo primado Michael Curry se unió al arzobispo de Canterbury Justin Welby, al papa Francisco y al patriarca ecuménico Bartolomé I, líder de la Iglesia Ortodoxa Oriental, para enviar mensajes de apoyo a la Comunidad en el Cruce, un nuevo programa planeado para que adultos jóvenes de diferentes denominaciones cristianas vivan, trabajen, estudien y oren juntos en la Catedral de St. John the Divine en la ciudad de Nueva York.

En una rara muestra de unidad ecuménica, los líderes anglicanos, católicos romanos y ortodoxos respaldaron el programa, a través de mensajes de video pregrabados y una carta, durante un servicio en la catedral el 8 de septiembre que marcó la inauguración del programa, aunque el primero los residentes no llegarán hasta dentro de un año.

En su mensaje, Curry dijo que las comunidades religiosas “a menudo han sido faros para ayudar a la civilización humana a encontrar su camino hacia una forma de vida basada más profundamente en los caminos de la compasión y los caminos de la justicia, los caminos de la bondad, en el camino del amor de Dios. … La Comunidad del Cruce, como antes las comunidades religiosas, será un faro que nos indique el camino para encontrar la vida abundante”.

Desde el Vaticano, “Mi corazón se regocija cuando pienso que la Arquidiócesis Católica y la Diócesis Episcopal de Nueva York están trabajando de la mano”, dijo Francisco en su mensaje. “Mi esperanza es que esta comunidad ofrezca una oportunidad para revivir el deseo de unidad de los cristianos y de la sociedad en Nueva York e incluso en los Estados Unidos.

“El futuro de la fe en nuestro mundo pasa por la unidad de los cristianos. Sí, no estamos de acuerdo en todo. Sí, tenemos convicciones que a veces parecen incompatibles, o son incompatibles. Pero es precisamente por eso que elegimos amarnos unos a otros. El amor es más fuerte que todos los desacuerdos y divisiones”.

La Comunidad en el Cruce reunirá a 10-15 cristianos laicos estadounidenses de entre 20 y 30 años para formar una comunidad ecuménica destinada a enriquecer la vida espiritual de cada miembro individualmente y de la comunidad catedralicia en su conjunto. Los residentes serán estudiantes o jóvenes profesionales que se toman un año sabático “para ser interrumpidos por Dios”. La catedral renovará un piso de un edificio en su cierre, donde compartirán una vida común, con cinco temas: estudio, servicio a los pobres, oración, vida comunitaria y unidad de los cristianos.

El servicio del 8 de septiembre dio la bienvenida a miembros de Chemin Neuf – una orden laica internacional e interdenominacional dirigida por católicos romanos – que comenzará el proceso de diseño del plan de estudios y revisión de las solicitudes. Chemin Neuf también participa en la Comunidad de San Anselmo, un programa de residencia similar iniciado por Welby en el Palacio de Lambeth en Londres.

“Lo mejor de lo que hacemos como iglesia sucede cuando nos unimos como una comunidad de amor”, dijo Welby. “La Comunidad de San Anselmo fue posible gracias a la ayuda de Chemin Neuf, quienes siguen siendo socios en este trabajo. … Puedo decir sin dudarlo que serán una gran bendición para usted en muchas formas a medida que los reciba y trabaje con ellos en Nueva York”.

La comunidad se encuentra ahora en su fase final de diseño; la primera cohorte comenzará en septiembre de 2023 y el período de solicitud se abrirá en enero.

- Egan Millard es editor asistente y reportero para Episcopal News Service. Se le puede contactar en emillard@episcopalchurch.org.