La Convención General aprueba un presupuesto de $100.5 millones para 2023-24 y reformas del proceso

Por david paulsen
Publicado Jul 10, 2022
Presentación de Mike Ehmer

El reverendo Mike Ehmer, presidente del Comité Permanente Conjunto sobre Programa, Finanzas y Presupuesto, presenta la propuesta de presupuesto 2023-24 en una sesión conjunta de la 80.ª Convención General en Baltimore, Maryland. Foto: David Paulsen/Servicio Episcopal de Noticias

[Servicio Episcopal de Noticias - Baltimore, Maryland] La Cámara de Diputados, en sesión vespertina del 10 de julio, aprobó un presupuesto de $100.5 millones para toda la iglesia, y la Cámara de Obispos lo adoptó en una sesión matutina el 11 de julio.

La votación de los diputados se produjo horas después de que se presentara la obra 2023-24 en una sesión conjunta de la Cámara de Diputados y la Cámara de Obispos por mandato de los Cánones de la Iglesia Episcopal. Fue la primera y probablemente será la única vez en la 80.ª Convención General que los obispos se unieron a los diputados en el mismo salón de convenciones.

El reverendo Mike Ehmer, diputado del noroeste de Texas, y el obispo sufragáneo de Texas, Jeff Fisher, presentaron el plan 2023-24 en nombre del Comité Permanente Conjunto de Programa, Presupuesto y Finanzas.

El comité ve el presupuesto de toda la iglesia como “un medio para hacer el trabajo que Dios nos ha dado para hacer”, dijo Ehmer, el presidente del comité. El presupuesto propuesto “brinda un fuerte apoyo continuo para el evangelismo y el cuidado de la creación, con un aumento significativo en la reconciliación y la justicia. También garantiza la financiación de la base necesaria para lograr los objetivos dentro de esas áreas de tres pilares, al mismo tiempo que mantiene nuestros compromisos y convenios con las diócesis de la Iglesia Episcopal y alrededor de la Comunión Anglicana”.

Programa, Presupuesto y Finanzas apartar $2 millones antes de la Convención General que se asignará para financiar las resoluciones adoptadas por obispos y diputados aquí en Baltimore. En el proceso de elaboración del presupuesto de la iglesia, se aprueban algunas resoluciones con implicaciones de financiación sin que se les reserve dinero en el presupuesto, aunque Ehmer señaló que las resoluciones aún establecen las prioridades que guían al Consejo Ejecutivo en la gestión del presupuesto adoptado en el futuro.

“Si bien no pudimos financiar todas las resoluciones de esta convención, el presupuesto propuesto está equilibrado”, dijo Ehmer. Utilizará $5 millones durante los próximos dos años de un excedente generado por los ingresos y ahorros de costos relacionados con la pandemia, y mantendrá una tasación del 15% sobre los ingresos diocesanos mientras aumenta la cantidad de ingresos exentos de esa tasación de $140,000 a $200,000.

A pesar de la incertidumbre financiera relacionada con la pandemia, los pagos diocesanos se han mantenido estables y el presupuesto propuesto de dos años estima $57.7 millones de esos pagos.

“La gran mayoría de las diócesis han contribuido con su evaluación completa”, dijo Fisher, el vicepresidente, provocando el aplauso de obispos y diputados.

El presupuesto también incluye alrededor de $26 millones en ingresos de las inversiones de la iglesia, aunque los líderes de la iglesia han advertido que la volatilidad en el mercado de valores podría dificultar la estimación precisa de ese total.

Gran parte del nuevo gasto en el presupuesto está vinculado a las resoluciones propuestas por el Grupo de trabajo de la Mesa Directiva sobre la verdad, el ajuste de cuentas y la curación. La central de ellas es la Resolución A125, para la cual la propuesta de presupuesto incluye $400,000 en fondos iniciales para una nueva Coalición Episcopal para la Equidad Racial y la Justicia.

Ehmer dijo que el 89% del dinero que el comité apartó inicialmente para financiar las resoluciones de la Convención General se asignó más tarde a medidas relacionadas con el trabajo de reconciliación de la iglesia. Además de la nueva coalición, el plan presupuestario incluye gastar $225,000 en investigación y confrontar los lazos históricos de la Iglesia Episcopal con el sistema federal de internados indígenas, como se describe en Resolución A127.

La sesión conjunta ofreció el último ejemplo de cambios en el gobierno de la iglesia alimentados por una pandemia. A diferencia de las reuniones anteriores de la Convención General, los obispos generalmente se han abstenido de visitar a los diputados en su casa debido a los protocolos acordados para minimizar la transmisión de COVID-19 en Baltimore. La sesión conjunta fue sólo una excepción parcial.

Al final de la sesión de la mañana, el reverendo Gay Clark Jennings, presidente de la Cámara de Diputados, aconsejó a los diputados que no "traten de colar a sus obispos en el piso para tomarse una foto" cuando regresaron por la tarde para el presupuesto. presentación. En cambio, algunas diputaciones rompieron las reglas al posar para fotos con sus obispos en la parte trasera del salón de la Cámara de Diputados. Ese fue el espacio reservado para que los obispos asistieran a la presentación del presupuesto.

Con los obispos atrás, el obispo primado Michael Curry se sentó al frente junto a Jennings y presidió la sesión conjunta. La presentación en la Cámara de Diputados duró alrededor de una hora, con la mitad de ese tiempo destinado a preguntas de obispos y diputados.

Varias de las preguntas de diputados y obispos tenían que ver con qué resoluciones se financiarían y cuáles no en el presupuesto. “Me gustaría saber la cantidad de fondos solicitados que no fueron presupuestados”, preguntó en español Adrián Linares-Palacios, diputado de la Diócesis de Puerto Rico, a través de un intérprete.

Ehmer dijo que aún no tenía una respuesta, aunque los líderes de la iglesia deberían poder calcular ese total después de los 80th La Convención General termina y determina qué resoluciones adoptadas no fueron financiadas.

El proceso presupuestario en sí fue el tema de otra resolución adoptada por la Cámara de Diputados en su sesión matutina. A048 eliminaría el Programa, Presupuesto y Finanzas y, en cambio, facultaría al Consejo Ejecutivo para presentar su propuesta de presupuesto directamente a la Convención General a través de un comité de presupuesto permanente.

Entre sus deberes, el comité de presupuesto tendría la tarea de revisar todas las acciones de la Convención General que tengan implicaciones financieras y proponer revisiones adicionales al presupuesto aprobado “para que refleje mejor las prioridades y acciones de la Convención General”. La esperanza es que esto aborde situaciones en las que la Convención General aprueba resoluciones con gastos que no se han incluido para financiamiento en el presupuesto final.

El Consejo Ejecutivo todavía tendría la autoridad durante cada trienio para hacer más cambios al presupuesto según sea necesario a través de su autoridad como órgano rector de la iglesia entre las reuniones de la Convención General.

La reverenda Nancy Koonce, diputada de la Diócesis de Idaho y ex miembro del Consejo Ejecutivo, habló a favor de A048 durante la discusión de la mañana. “Nos dicen que si algo no está roto, no lo arregles”, dijo. “Pero el proceso presupuestario actual está roto”.

Las reformas agilizarían el proceso, dijo Koonce, poniendo fin a la expectativa de que el Consejo Ejecutivo dedique dos años y medio a producir un borrador de presupuesto solo para entregárselo a Programa, Presupuesto y Finanzas para ponerse al día y finalizar una propuesta de presentación. Según el nuevo proceso, “las personas que desarrollan el presupuesto lo presentarán a este organismo en la convención”, dijo.

Los cambios también deberían hacer que sea más fácil acomodar las solicitudes de financiamiento de las resoluciones de la Convención General, dijo Ehmer durante la sesión conjunta de la tarde. “El nuevo comité de presupuesto”, dijo, “se reunirá nuevamente [después de la Convención General], y analizará todas las resoluciones aprobadas por este organismo y tratará de averiguar cómo financiarlas de la mejor manera posible”.

- David Paulsen es editor y reportero del Episcopal News Service. Él puede ser contactado en dpaulsen@episcopalchurch.org.


Etiquetas