Los comités de la Convención General consideran las resoluciones de capacitación de Iglesia Segura

Por Melodie Woerman
Publicado Mayo 2, 2022

[Servicio de noticias episcopal] Durante una audiencia en línea el 30 de abril, los Comités Legislativos sobre Acoso Sexual, Explotación Sexual y Salvaguardia de obispos y diputados escucharon testimonios sobre dos resoluciones sobre la necesidad de concienciar a más personas sobre Iglesia Segura la formación y ponerlo a disposición de personas que no hablan inglés.

Resolución A064 asignaría $15,000 a la Oficina de Comunicación y la Oficina de Formación de la Iglesia Episcopal para promover los nuevos módulos de capacitación en línea de Iglesia Segura que muchas personas en la iglesia deben seguir tomar. Los nuevos entrenamientos se ajustan a la actualización de 2018 Políticas modelo para la protección de la niñez y la juventud y para el Protección de Adultos Vulnerables.

La 80.ª Convención General está programada para realizarse del 7 al 14 de julio en Baltimore, Maryland. Por primera vez, los comités legislativos se están reuniendo antes de la convención para llevar a cabo parte de su trabajo. Para un calendario de audiencias, haga clic en aquí.

Eric Travis, miembro del Grupo de Trabajo para Desarrollar Políticas Modelo de Acoso Sexual y Capacitación de Iglesias Seguras, el organismo que propuso A064, dijo que el grupo trabajó arduamente para crear nuevos materiales de capacitación que siguieran de cerca las políticas modelo, y que más personas necesitan conocer eso. “En el trabajo que hemos realizado en los últimos tres años, hemos descubierto que un gran número de diócesis ni siquiera sabían que había una nueva política modelo disponible para ellos, y lo que eso significaba para ellos en su diócesis, en sus iglesias”, dijo.

Paul Ambos, diputado y canciller de la Diócesis de Nueva Jersey, también apoyó la resolución y dijo que recientemente se enteró de que el director principal de una parroquia importante en su diócesis nunca había oído hablar de la capacitación de Iglesia Segura, “lo cual me pareció impactante”.

Otra resolución, A065, pide que se traduzcan los nuevos materiales de capacitación de Safe Church al español, francés y criollo haitiano para que los miembros de la Iglesia Episcopal para quienes esos son los idiomas principales puedan participar en la capacitación. Proporcionaría $300,000 para esto, junto con $50,000 para un grupo de trabajo en curso para crear e implementar estos materiales.

Travis también testificó a favor de esta resolución y señaló que se necesita más que Google Translate para crear capacitación en nuevos idiomas. “Existe la necesidad de traducciones contextuales y apropiadas de los materiales, especialmente cuando tratamos asuntos relacionados con la Iglesia Segura”, dijo.

El comité señaló que el español, junto con el francés y el criollo haitiano, se nombran en la resolución porque afectan a los grupos más grandes de hablantes no nativos de inglés en la Iglesia Episcopal. En la Diócesis de Haití, numéricamente la más grande de la Iglesia Episcopal, los miembros pueden leer francés pero hablar criollo, dijo el comité. Y según el miembro del comité, la Rev. Anna Carmichael de la Diócesis de San Joaquín, “la comunidad hispana latina es la comunidad de más rápido crecimiento en la Iglesia Episcopal en este momento”.

Además de la deliberación de los comités sobre idiomas más allá del inglés, la reverenda Valerie Webster de la Diócesis de Montana preguntó si los materiales de capacitación pueden ser utilizados por personas con problemas de audición y por personas ciegas o con problemas de visión. La reverenda Shannon Kelly, oficial de jóvenes adultos y ministerios universitarios de la Iglesia Episcopal, quien participó como testigo experta, señaló que los materiales de audio siempre van acompañados de texto y que todos los videos tienen subtítulos. Los desarrolladores están trabajando en formas de hacer que el material esté disponible para las personas ciegas, dijo.

El obispo de New Hampshire, Rob Hirschfeld, se preguntó si los idiomas mencionados son suficientes. “¿Qué pasa con el coreano, el japonés y otros idiomas asiáticos?” preguntó. Kelly dijo que poder traducir materiales se reduce a dos cosas, sin importar los idiomas involucrados. El primero es la "capacidad del personal que tenemos", dijo Kelly, y señaló que un grupo de trabajo voluntario ha estado trabajando en esto, con la ayuda de un miembro del personal de medio tiempo relativamente nuevo. “Pero el presupuesto para la traducción es el mayor obstáculo”, dijo, “porque cuesta dinero tener seres humanos que son buenos en esta traducción para hacer este trabajo”.

Para la obispa de Pensilvania Central, Audrey Scanlan, tener traducciones apropiadas es un problema de justicia para la iglesia. “Es un verdadero problema para nosotros seguir identificándonos como una iglesia blanca de habla inglesa”, dijo. “Debería ser una obviedad que los materiales siempre se traducen a todos los idiomas en los que la Iglesia Episcopal tiene representación”.

El comité tendrá audiencias sobre otras tres resoluciones a finales de este mes, dos sobre temas de equidad de género y uno sobre una política modelo contra el acoso.

–Melodie Woerman es escritora independiente y ex directora de comunicaciones de la Diócesis de Kansas.


Etiquetas