El obispo primado, Jon Meacham, habla sobre religión, política e insurrección

Por Jack Jenkins
Publicado en enero 14, 2022
Curry y Meacham en Vanderbilt

El historiador Jon Meacham y el obispo presidente Michael Curry se sientan el 13 de enero para una discusión sobre la intersección de la religión y la política en la Universidad de Vanderbilt en Nashville, Tennessee. Foto: Captura de pantalla del video 

Nota del editor: El obispo primado Michael Curry y el historiador Jon Meacham se reunieron el 13 de enero en la Universidad de Vanderbilt en Nashville, Tennessee, para debatir sobre la intersección entre religión y política, un evento organizado por el Proyecto Vanderbilt sobre la Unidad y la Democracia Estadounidense y la Escuela de Divinidad de Vanderbilt. . El video de su conversación está disponible. en el canal de YouTube de la universidad. Lo que sigue a continuación es una sesión de preguntas y respuestas con Curry y Meacham que se llevó a cabo antes del evento de Vanderbilt por el reportero de Religion News Service Jack Jenkins.

[Servicio de noticias de religión] A raíz de los ataques al Capitolio del 6 de enero de 2021, donde se exhibieron símbolos y oraciones cristianos, ¿puede la religión seguir siendo una fuerza de unidad y bondad en Estados Unidos?

Esa fue una de varias preguntas que respaldaron el evento virtual del 13 de enero organizado por Vanderbilt Divinity School y con dos episcopales prominentes: el Rvmo. el reverendo Michael Curry, obispo presidente de la Iglesia Episcopal, y Jon Meacham, autor ganador del premio Pulitzer que ayuda al presidente Joe Biden a redactar discursos y se desempeña como historiador canónico en la Catedral Nacional de Washington.

La pareja se sentó virtualmente con Religion News Service para discutir el evento, la insurrección del 6 de enero y sus pensamientos sobre el papel de la religión y la política.

Esta entrevista ha sido editado para mayor claridad y longitud.

RNS: Jon, tanto usted como el obispo Curry participaron en eventos en Capitol Hill la semana pasada para conmemorar el primer aniversario de la insurrección que tuvo lugar allí el 6 de enero de 2021. La fe fue una constante durante ese ataque, y se vio a muchos participantes levantando a menudo símbolos cristianos, cantando himnos cristianos y rezando oraciones cristianas mientras asaltaban la sede de la democracia estadounidense. Como historiador, ¿cómo contextualizaste ese momento en la historia estadounidense?

Meacham: La fe religiosa en la experiencia estadounidense nos ha dado algunas de nuestras mejores horas y algunas de las peores. Creo que eso no es del todo sorprendente.

El llamado del evangelio, el llamado de la Biblia hebrea, es amar a Dios, amar a tu prójimo como a ti mismo. Ese es el umbral tanto de nuestra experiencia religiosa como de nuestra democrática — d minúscula. Si no nos vemos como vecinos, en lugar de adversarios, entonces la democracia no funciona. Y yo diría, y esto es probablemente más allá de lo que el obispo Curry querría ir en esto, yo diría, por lo tanto, también, que la fe no funciona.

Estoy seguro de que hay algunas complicaciones teológicas allí. Pero la religión ha justificado la esclavitud. Ha justificado la subyugación. Ha justificado el imperialismo. También ha inspirado la liberación, la reforma, la creatividad y la justicia. Así que creo que esto es fundamentalmente, es decir, la democracia y mi visión de mi propia fe, una empresa humana que debe emprenderse y luego juzgarse en última instancia por el grado en que nos acercamos a la armonía con los ideales que nos llegan en la tradición religiosa. .

RNS: Obispo Curry, usted pronunció un sermón el 6 de enero de la semana pasada en el que habló no solo de la presencia de símbolos cristianos en la insurrección, sino también de su deseo de recuperar el cristianismo. ¿De qué espera recuperarlo y cómo cree que es el trabajo de recuperación en el futuro?

Curry: El canon y yo estamos en la misma página. La realidad es que estamos reclamando lo que yo sugeriría es una auténtica relación de fe con Dios.

La Biblia, el Nuevo Testamento en particular, es muy clara. En Juan 1, dice: “No puedes amar al Dios a quien no puedes ver si no amas a tu hermano o hermana a quien puedes ver”. En Mateo 25: “Si lo hicisteis con uno de estos más pequeños, que son de mi familia, conmigo lo hicisteis”. Hay una claridad, ese amor al prójimo, no comprometerse con el otro como el otro, sino como mi hermano, por así decirlo, que está en el corazón y el alma de las enseñanzas de Jesús de Nazaret. Y si retrocedes a lo que Moisés estaba diciendo en la Torá, tanto en Levítico como en Deuteronomio, y lo que construyeron los profetas hebreos, ese amor a Dios, amor al prójimo, se ve como el núcleo y la esencia de lo que los religiosos la empresa se trata de cuándo Dios está en el centro y cuándo no lo estamos nosotros.

Esa es la definición más sucinta y hermosa de Dios. Quiero que noten que este es un episcopal citando la Biblia. Juan capítulo 4, versículo 7: "Dios es amor", punto, signo de exclamación, no más debate, no más discusión sobre ese punto. Ahora vamos a ir y aplicarlo. Se me ocurre que eso es lo que hay que recuperar, que son las auténticas enseñanzas de Jesús de Nazaret. Lo que hay que recuperar es el testimonio auténtico de los profetas hebreos, el testimonio auténtico que apuntaba más allá de sí mismo al Dios, como decía, que es amor. Cuando reclamamos eso, entonces no tenemos símbolos cristianos que se usen para el odio, la intolerancia, menospreciar a alguien o a cualquier hijo humano de Dios, porque son hijos de Dios.

RNS: La premisa de su charla en Vanderbilt es que la religión puede ser una fuente de unidad y bien para la sociedad. ¿Dónde ves esas fuentes de unidad, la superación de la división y el rencor que se han mostrado tan claramente en los últimos años en los contextos religiosos?

Curry: Están en todas las comunidades.

Hay bancos de alimentos y programas de alimentos y programas de defensa del hambre. … Hay ministerios urbanos locales, ministerios rurales, que intentan servir a los necesitados, pero también intentan abogar por la abolición de la necesidad de esa necesidad.

He sido parte de coaliciones que han reunido a cristianos de diferentes creencias: evangélicos, pastores de megaiglesias, cristianos convencionales como episcopalianos, presbiterianos, en torno a temas de interés común, no por interés propio, (como) un crédito fiscal por hijos para podemos hacer historia de la pobreza para cualquier niño en este país.

Eso sucede todo el tiempo, a veces de manera silenciosa que no necesariamente genera historias en los medios, pero sucede todo el tiempo. Pueden llamarlo trabajo misionero. Pueden llamarlo divulgación. Algunos pueden llamarlo justicia. Pero está pasando todo el tiempo. Es cierto en las iglesias, es cierto en las sinagogas, es cierto en las mezquitas.

RNS: Las personas religiosas en realidad están marcando una diferencia en el paisaje de nuestra realidad. Pasa desapercibido la mayor parte del tiempo, porque es normal. Es lo que hacen.

Meacham: Tomo esperanza de todo lo que dijo el obispo, de lo que Edmund Burke llamó “los pequeños pelotones de personas”.

Mi modelo de testimonio cristiano, testimonio bíblico en la arena pública, es John Robert Lewis. Me dijo durante años que estaba en ese puente en Selma por la Biblia. Eso no se debe a que fuera un congresista demócrata: la etiqueta partidista no se aplica aquí. Se trataba de utilizar el testimonio religioso, el testimonio inspirado en la religión, para realizar las promesas de un documento, la Declaración de Independencia, que es a la vez secular y teocéntrico.

Hemos vivido en tensión con la imaginería religiosa, la fe religiosa, desde el principio, y realmente creo que debido a que es una fuerza ambiental en la vida de la nación, porque es una fuerza ambiental en la vida de tantos de sus ciudadanos, que no nos queda más remedio que intentar gestionar y encauzar ese sentimiento. Para realizar más plenamente la promesa de esa declaración. No se puede legislar la religión fuera de la plaza pública; tampoco debe ser exaltado.

RNS: Hay personas que abogan por una línea aún más clara entre la religión y la política, algo más cercano al sistema utilizado en Francia, porque la religión es simplemente una fuerza demasiado destructiva. Pero estás argumentando que no solo no se debe intentar crear esa línea más brillante, sino que podría decirse que no se podría, ¿sí?

Meacham: Totalmente. Mi forma tal vez demasiado fácil de decirlo, pero lo creo, es que debemos separar la iglesia y el estado, pero no podemos y podría decirse que no debemos separar los principios inspirados en la religión de nuestra vida política. Creo que la iglesia y el estado y la religión y la política son cuatro cosas diferentes.

Curry: Sí.

Meacham: Va a lo que motiva a un ciudadano. Es mucho más fácil escuchar el sermón de un pecador que el de un santo, lo cual es bueno dada la proporción relativa de los dos en la población. ¿Cuál es el incentivo de la persona? Decir simplemente “haz lo correcto porque es lo correcto” es... No lo veo particularmente efectivo. Así que tratas de incentivarlo. Y la religión, creo, crea un incentivo de que si estás haciendo lo correcto, estás de acuerdo con una tradición que, en el mejor de los casos, se trata del otro y no de ti mismo.

RNS: Obispo Curry, RNS ha cubierto su participación en las protestas, y parece que tiene una posición similar. Pero, ¿cómo imagina navegar esa intersección de fe y política o la separación de iglesia y estado?

Curry: El profesor tiene razón. Eventualmente me ordené porque… En ese momento no usaba el lenguaje de un sentido de llamado, pero eso era lo que estaba pasando. Sin embargo, también me dirigía hacia una trayectoria de la posibilidad de estudiar derecho e ingresar al servicio del gobierno. Ahora, puedo decirles que el mismo Michael Curry iba a ir de cualquier manera. Parte de esa razón para ingresar al servicio público es que me criaron personas que básicamente dijeron que esa parte de su trabajo como cristiano, como persona de fe, como nuestro hijo, si quiere quitar todo eso. Como decía mi papá: “El Señor no te puso aquí solo para consumir oxígeno. De hecho, estás aquí para contribuir, para marcar la diferencia. Ahora averigua cómo vas a hacer eso”. Y papá solía decir: "No me importa en qué mundo de esfuerzo te involucres, sino cómo lo haces".

Entonces, si Michael Curry se hubiera convertido en político, la motivación para hacerlo sería esta fe que tenía en mí, que me fue dada. Me convertí en un predicador, un clérigo. (Pero) es la misma motivación, el impulso. Es la razón por la que me levanto por la mañana.

RNS: Pero cuando la religión busca dictarse a sí misma como el camino en la sociedad, ese muro de separación debe existir, para que todos podamos tener libertad de expresión religiosa, para que ninguno domine al otro. ¿Qué dijo (Meacham)? Hay cuatro de ellos, y esos cuatro son muy diferentes. Todos ellos tienen su lugar. La iglesia y el estado deben estar separados. Pero la fe, en la persona, no puede ser. Es imposible.

Meacham: Es como tratar de separar los intereses económicos: simplemente no se puede. Entonces, en lugar de pretender de alguna manera que podemos y, por lo tanto, crear frustración, digo simplemente cruzar la puerta principal y decir: “Mira, todos somos criaturas complicadas. Salimos a la arena pública, salimos de nuestras casas, traemos, como decía el obispo, nuestros antecedentes familiares, traemos nuestras inclinaciones partidistas, traemos nuestras inclinaciones geográficas y muchos de nosotros traemos cierta inclinación religiosa”.

La tarea de la ciudadanía es encontrar el equilibrio adecuado, pero encontrar la proporción adecuada para cada uno de esos factores en la forma en que nos expresamos públicamente.


Etiquetas