Sewanee busca identificar a los estudiantes que gritaron insultos racistas al equipo contrario de lacrosse

Por david paulsen
Publicado Mar 17, 2021
ruben brigty

El vicerrector de la Universidad del Sur, Reuben Brigety, habla en una manifestación celebrada el 15 de marzo para protestar contra el racismo y los incidentes racistas en el campus de Sewanee, Tennessee. Foto: Universidad del Sur, vía Facebook

Nota del editor: esta historia destaca el uso de lenguaje racialmente ofensivo.

[Servicio de noticias episcopal] Funcionarios de la Universidad del Sur, propiedad y gobernada por 28 diócesis episcopales del sureste, están investigando un incidente de fin de semana en el que algunos estudiantes gritaron la palabra N y otros epítetos raciales a un equipo contrario durante un partido de lacrosse organizado por la universidad en Sewanee, Tennessee.

El vicecanciller Reuben E. Brigety II calificó el incidente de "inexcusable" en una carta del 14 de marzo a los estudiantes, cuerpo docente y personal de la universidad, comúnmente conocida como Sewanee. Un día antes, Sewanee había recibido un equipo de lacrosse masculino multirracial de Emmanuel College en Franklin Springs, Georgia. Cerca de 120 estudiantes de Sewanee asistieron al partido, dijo Brigety.

“Para nuestra gran consternación, algunos de los estudiantes de Sewanee lanzaron los epítetos raciales más viles”, dijo Brigety. "Tan pronunciados fueron los insultos gritados en el tercer cuarto que los oficiales del juego en el campo ordenaron que los fanáticos de Sewanee fueran despejados antes de que el juego pudiera continuar".

Brigety fue elegida hace un año como la primera vicerrectora negra de la universidad. Sewanee fue fundada en 1857 por un obispo episcopal esclavista y otros clérigos sureños favorables a la esclavitud que vieron la universidad como una forma de representar los intereses de la sociedad esclavista del sur. Durante casi un siglo después de la Guerra Civil, Sewanee y su Escuela de Teología se negaron a permitir que los estudiantes negros asistieran, y durante la mayor parte de su historia, mantuvo homenajes a la Confederación en monumentos, nombres y símbolos en el campus, muchos de los cuales han sido movido o eliminado en los últimos años.

Incluso hoy, solo alrededor del 3% de los estudiantes de Sewanee son negros, Brigety dijo a Episcopal News Service en una entrevista el 3 de febrero. "Tenemos que hacer el trabajo para descubrir cómo podemos hacer de Sewanee un lugar que sea verdaderamente acogedor para todos", dijo.

El 7 de febrero, durante un servicio de adoración en Sewanee, el rector reveló que los vándalos habían atacado repetidamente la casa en el campus donde viven él, su esposa y sus dos hijos adolescentes. Brigety, quien asumió el cargo en junio de 2020, citó los incidentes, desde botellas de licor y otra basura dejada en su césped hasta carteles amenazadores colocados junto a su puerta, como un llamado para afirmar los valores de Sewanee.

Brigety se ha negado a dar más detalles sobre la naturaleza de las amenazas, aunque "no se incluyeron epítetos raciales convencionalmente entendidos en ellas", dijo. le dijo al Washington Post para un artículo de esta semana.

Sewanee comenzó a investigar y confrontar el legado de su complicidad pasada con los sistemas supremacistas blancos en 2017 cuando lanzó el Proyecto Roberson sobre esclavitud, raza y reconciliación. Citando algunos de los hallazgos del proyecto, la Junta de Regentes de Sewanee declarado en una declaración de septiembre de 2020 que la universidad "rechaza su veneración pasada de la Confederación" y se compromete a "un proceso urgente de ajuste de cuentas institucional".

Brigety, en su carta del 14 de marzo a la comunidad del campus, dijo que no estuvo presente en el partido de lacrosse del 13 de marzo, pero se enteró del incidente racista por el director atlético Mark Webb. Luego, Brigety fue al campo, se reunió con el equipo de Emmanuel College y se disculpó por la conducta de los estudiantes de Sewanee.

“Les dije que Sewanee no tolera tal comportamiento y que considerábamos las agresiones a su dignidad completamente inaceptables”, dijo.

El 15 de marzo, cientos de estudiantes, profesores, personal y miembros de la comunidad realizaron una marcha y se reunieron en el patio del campus para protestar contra el racismo y los incidentes racistas en Sewanee.

Y el 17 de marzo, el Consejo Asesor de Estudiantes Atletas organizó una Marcha contra el Racismo. Cientos de estudiantes desafiaron la lluvia para marchar por el campus, según una publicación de Facebook de la universidad.

Después de que se publicó esta historia, los obispos de las diócesis que gobiernan Sewanee emitió un comunicado, el 18 de marzo, condenando los incidentes racistas en el campus.

Webb está llevando a cabo una revisión integral del incidente del fin de semana y considerará nuevos protocolos para prevenir incidentes similares en futuros eventos deportivos, posiblemente enviando personal y seguridad de Sewanee para monitorear el comportamiento de los fanáticos. Brigety dijo que Webb también se reunirá con grupos de estudiantes y atletas para subrayar los valores de Sewanee, incluido el trato a los competidores con respeto.

"También estamos decididos a identificar a los responsables del discurso de odio de ayer para que se puedan tomar las medidas adecuadas", dijo Brigety en su carta, y agregó que ninguno de los delincuentes había sido identificado todavía. Pidió que cualquier persona que sepa quién gritó los epítetos reportara esa información a los funcionarios del campus.

"Aunque este es un episodio doloroso para nuestra comunidad, tengo la esperanza de que la demostración de nuestro compromiso con nuestros valores de dignidad y decencia nos ayude a sanar", dijo Brigety.

- David Paulsen es editor y reportero del Episcopal News Service. Él puede ser contactado en dpaulsen@episcopalchurch.org.


Etiquetas