La Convención General tendrá sus momentos de #MeToo

Los obispos proyectan una sesión de escucha y la Convención tiene numerosas resoluciones a deliberar

Por Mary Frances Schjonberg
Posted Jun 29, 2018

[Episcopal News Service] La 79ª. Convención General sopesará el papel de la Iglesia Episcopal y su respuesta al movimiento #MeToo con resoluciones, reflexiones y la esperanza de la reconciliación.

En lo que podría ser una sesión extraordinaria, la Cámara de Obispos invita a los episcopales a un evento que han llamado “Liturgia de la Escucha”. La sesión del 4 de julio, programada de 5:15 PM a 7 PM (hora del Centro) en el espacio de culto reservado en el Centro de Convenciones de Austin, se ha definido como “un espacio sagrado para escuchar y para ulterior reconciliación”

Entre tanto, se han presentado cerca de 30 resoluciones relacionadas con el tema. La mayoría de ellas provienen de los 47 miembros del Comité Especial de la Cámara de Diputados sobre Acoso y Explotación Sexuales nombrado en febrero por la Rda. Gay Clark Jennings, presidente de los diputados.

Propósito y configuración de la ‘Liturgia de la Escucha

DeDe Duncan-Probe, obispa de la Diócesis de Nueva York Central, que preside el Equipo de Planificación de la Respuesta Pastoral de la Cámara de Obispos al [movimiento] #MeToo, espera que durante esa liturgia se echarán las bases para el debate y la aprobación de resoluciones encaminadas a ponerle fin al acoso y la explotación sexuales. Planeada para el día antes de que la Convención empiece a sesionar formalmente, los participantes serán invitados a hacer suya la idea e que el acoso y la explotación sexuales ocurren “porque no estamos mirando la imagen de Cristo en los demás”.

La sesión, le dijo Duncan-Probe a Episcopal News Service, se fundamentará en la idea de que los episcopales creen en el poder transformador de la liturgia. “Acudimos con nuestro dolor y nuestro pesar, y lo ponemos ante el sueño de Dios para la Iglesia y ante la misericordia y la gracia de Dios”, afirmó. “Según hacemos eso, Jesús está en medio nuestro y tenemos un momento donde un futuro novedoso es posible”.

En mayo, los obispos invitaron a los episcopales a “compartir reflexiones sobre acoso, abuso y explotación sexuales”, diciendo que una selección de las reflexiones, sin nombres adjuntos, se leería como parte de la liturgia. El equipo de planificación aclaró posteriormente la naturaleza confidencial del proceso de recibir y compartir esas reflexiones. Los planificadores han insistido en que la sesión no es una disciplina clerical, o una audiencia del Título IV [de los Cánones].

Alrededor de 40 personas decidieron compartir sus historias con el equipo de planificación, y 10 de ellas la leerán los obispos en alta voz durante el oficio. Las historias están narradas en primera persona sin detalles de identificación. Incluso los llamados “obispos lectores” no conocen el nombre de las personas cuyas historias leerán, dijo Duncan-Probe, usando la voz en primera persona, “cuando se oye algo en primera persona, automáticamente uno se proyecta en ello”.

Ella dijo también que “la mayoría de las veces, esas historias se cuentan en secreto. Se les han contado en privado a un obispo con un canciller presente, y todas son confidenciales. Y luego se comentan en voz baja a la hora del café o se cuentan detrás del bebedero, pero nos hemos reunido como Iglesia para oír estas historias en alta voz sin ninguna agenda oculta”.

La liturgia, que se transmitirá en directo aquí, fue específicamente redactada por el equipo para este fin y tendrá una estructura sencilla, añadió Duncan-Probe. Con el obispo primado Michael Curry invitamos a los presentes a una “sagrada escucha’. Con cada historia se orará y se meditará en silencio. Los obispos, que estarán sentados en la congregación, se pondrán de pie y se arrepentirán de su papel en el perjuicio infligido. A todos los participantes se les pedirá que se arrepientan de las veces que fueron “observadores silenciosos” y depredadores, que dejaron de respetarse mutuamente o que se olvidaron de reconocer en los demás a los amados hijos de Dios.

“Se van a decir algunas cosas duras que creo resultarán una sorpresa porque la gente ha pensado que esto va a ser un recurso de parte de los obispos para ‘cubrir las apariencias’ o algo por el estilo, dijo Duncan-Probe.

Habrá un equipo de respuesta pastoral integrado por psicólogos clínicos, terapeutas y directores espirituales, que estará disponible antes, durante y después del oficio y a lo largo de la Convención General, explicó ella. Además, un grupo de personas expertas en los procesos disciplinarios del clero [contenidos en] el Título IV también estarán disponibles para explicar ese proceso.

Resoluciones que se presentarán en la Convención

Las 24 resoluciones del comité especial de la Cámara de Diputados se centran en teología y lenguaje inclusivos; disparidad en salarios, contratos, licencias y pensiones; cambios en el proceso disciplinario y en adiestramiento en lo concerniente al Título IV; verdad y reconciliación; y justicia social sistémica fuera de la Iglesia. Jennings, que presidió el comité, dijo a Episcopal News Service vía email que el comité ha “trabajado eficiente, colaborativa y creativamente para redactar una impresionante gama de legislación. La Rda. Ruth Meyers, diputada suplente por la Diócesis de California, era la vicepresidente del comité, y Jennings dijo que ella “llevó a cabo una enorme cantidad de trabajo en un calendario muy ajustado”. Jennings agregó que le daba las gracias a Meyers y a “todas las mujeres cuyos esfuerzos están llevando a la Iglesia Episcopal a confesar nuestros pecados de discriminación sexual, así como de acoso y violencia contra mujeres y niñas y a ponerle fin al sexismo sistémico, a la misoginia y al abuso de poder que plagan la Iglesia y la cultura”.

El informe de 38 páginas del comité se encuentra aquí.

La Oficina de la Convención General se encuentra en el proceso de publicar aquí las resoluciones del comité especial. A algunas aún les falta el número y otras necesitan información. Las 24 resoluciones son:

A178 Suspensión de la intensificación e implementación de políticas migratorias y de prácticas lesivas a mujeres, padres y niños migrantes (propuesta por Jennings).
B011 Normativas de lenguaje inclusivo para seminarios episcopales, programas formativos (resolución escrita por miembros del comité y propuesta por el obispo de la Diócesis de Ohio Sur Thomas Breidenthal).
D016 Un equipo de trabajo para las mujeres, la verdad y la reconciliación.
D017 Reducción de acoso, asalto y explotación sexuales en el centro de trabajo.
D020 Un equipo de trabajo para encuestar la Iglesia y entender el acoso y el asalto sexual en la Iglesia.

D021 Revisión de la cartera de información de la Oficina del Ministerio de Transición.

D022 Restablecimiento del Buró de las Mujeres.
D023 Adiestramiento obligatorio para clérigos y obispos [con vistas a]f establecer un equipo de trabajo antisexista.
D025 Adiestramiento obligatorio para clérigos y obispos
D026 No discriminación en la contratación y colación del clero.
D031 Reconocer y ponerle fin a la violencia doméstica en nuestras congregaciones.
D032 Igual acceso a la atención sanitaria independientemente del género.
D033 Un gestor a nivel denominacional en casos de disciplina del clero.
D034 Suspensión de la prescripción en lo concerniente al Título IV durante un período de tiempo.

D035 Cambio en el Título IV sobre la disciplina del clero para prevenir represalias.
D036 Revisión del Libro de Oración Común para incluir un lenguaje inclusivo y expansivo.

D037 Que El Fondo de Pensiones de la Iglesia informe trienalmente sobre la compensación del clero.

D040 Estudio sobre la condición de las mujeres músicos en la Iglesia.
* DXXX Materiales litúrgicos en lenguaje expansivo.
* DXXX Uso de un lenguaje desprejuiciado y expansivo para Dios y la humanidad.
* DXXX equidad en las pensiones para empleados laicos.
* DXXX Recomendación para acuerdos ecuménicos.
* DXXX: Reconciliación y mediación entre clérigos.
* DXXX: Cambio en el Título IV para proporcionarle protección a los denunciantes.

Además, la Comisión Permanente de Estructura, Gobierno, Constitución y Cánones  ha presentado dos resoluciones para cambios canónicos. La Resolución A108 concerniente al entrenamiento de sacerdotes y diáconos para la prevención de conducta sexual impropia. La Resolución A124 esclarece el lenguaje respecto a la conducta sexual impropia que se usa en los cánones del Título III. Además, la comisión permanente pide [la creación de] un equipo de trabajo sobre acoso sexual (A109) y que la Iglesia adopte la Carta por la Seguridad de las Personas dentro de las Iglesias de la Comunión Anglicana (A115).

Hay tres resoluciones (A048,  A049 yA50) del Equipo de Trabajo para Actualizar las Normas sobre la Conducta Sexual Impropia.

El origen de la sesión de escucha y las resoluciones que se presentan en la Convención se encuentran en una carta de Curry y Jennings del 22 de enero  en que llamaban a los episcopales a dedicar la Cuaresma y más allá a examinar la historia de la Iglesia y su manejo o mal manejo de los casos de acoso, explotación y abuso sexuales. Curry y Jennings decían en la carta a la Iglesia que querían que la Convención General discutiera estos problemas porque “quieren oír la voz de toda la Iglesia mientras determinamos cómo proceder tanto en hacer expiación por el pasado de la Iglesia, como en configurar un futuro más justo”.

Jennings nombró al comité especial de diputados después que dijo que se había puesto en contacto con “veintenas de mujeres” que querían compartir sus historias.

– La Rda. Mary Frances Schjonberg es redactora principal y reportera de Episcopal News Service Traducción de Vicente Echerri.


Tags


You have reached our comment limit of 5. You may resume commenting in 24 hours.