Después de la campaña mediática de la boda real, el Obispo Primado insta a los episcopales a propagar el mensaje de amor de Jesús

Por David Paulsen
Posted Jun 6, 2018
Curry on TV

El 21 de mayo fue un día muy atareado para el obispo primado Michael Curry, quien compareció en los programas “Good Morning America” y “The View” de la cadena ABC y “Today” de NBC, para hablar acerca de la boda real.

[Episcopal News Service] Mayo fue un mes extraordinario para un episcopal.

Durante una semana antes de la boda real, gente de todo el mundo quería saberlo todo acerca del obispo primado Michael Curry, incluido el porqué el líder de la Iglesia Episcopal predicaría en presencia de la reina de Inglaterra. Luego, el 19 de mayo, casi 30 millones de televidentes sólo en Estados Unidos vieron el sermón de Curry sobre el poder del amor de Dios en la boda del príncipe Harry y Meghan Markle. Durante una semana después, Curry fue entrevistado o reseñado por casi todos los más importantes medios de prensa, desde la BBC al programa“The View” de la ABC hasta TMZ, el sitio de chismes sobre celebridades.

El obispo primado Michael Curry predica durante la boda del príncipe Harry y Meghan Markle el 19 de mayo. Foto de Reuters/Owen Humphreys

Los episcopales, que han conocido durante un buen tiempo el talento de Curry como predicador, respondieron con una mezcla de júbilo de que “uno de los nuestros” recibiera tanta atención, y esperanza de que el perfil ascendente de Curry sirva para realzar el perfil de la Iglesia, —y acaso hasta para ayudar a llenar los bancos.

“Creo que uno no puede descontar esa especie de orgullo eufórico que los episcopales sintieron”, dijo Melodie Woerman, directora de Comunicaciones de la Diócesis de Kansas. Después de la boda real, las publicaciones cerca de Curry en las cuentas de las redes sociales de su diócesis generaron un nivel de intenso interés “como nunca antes lo había visto”, afirmó ella.

Curry hizo su parte de aprovechar esta oportunidad para la evangelización, tornando deliberadamente las conversaciones en las entrevistas en el mensaje de Jesús del poder del amor para cambiar el mundo. Y días después de la boda real, con algo de coincidencia programada, participó con otros líderes cristianos ecuménicos en “Recobrando a Jesús” un oficio religioso, procesión y vigilia con velas en Washington, D.C. Aunque planeados mucho antes de que a Curry le pidieran que predicara en el castillo de Windsor, esos actos, que tuvieron lugar el 24 de mayo, atrajeron cobertura de prensa adicional debido a su súbito estrellato.

Por supuesto, los ciclos noticiosos no duran para siempre. Si a Curry le concedieron los 15 minutos de fama de que habla Andy Warhol, tuvo éxito en extenderlos durante varios días. Pero él, la Iglesia y los episcopales ahora se enfrentan a la interrogante, ¿Qué es lo próximo?

“Parte de la evangelización es ayudar a la Iglesia a ser más visible, sencillamente como un asunto práctico, y la otra parte de ello es que la Iglesia tiene un mensaje que es digno de escucharse”, dijo Curry a Episcopal News Service en una entrevista telefónica el 31 de mayo, resumiendo el torbellino de sus últimas semanas. “Y esto nada tiene que ver con Michael Curry. Jesús resolvió esto. Jesús tenía razón. Está vía del amor es el único camino de la vida. Eso es todo”.

Curry fue ya una vez un fenómeno viral en la Internet. Su sermón en la Convención General de 2012 generó mucha atención dentro y fuera de la Iglesia y dio lugar a su libro Cristianos locos [Crazy Christians], aunque él no tienen planes inmediatos de escribir un nuevo libro ahora que se le conoce como el predicador de la boda real.

Es más probable que escriba columnas de opinión sobre temas cristianos para medios noticiosos, “si ello ayuda a propagar el mensaje”, afirmó, aunque lo más seguro es que el próximo acto para el Obispo Primado sea más de lo mismo. Además de prepararse para la 79ª. Convención General este julio en Austin, Texas, Curry hará lo que siempre hace: dedicar la mayoría de las semanas a viajar a varias diócesis, reunirse con episcopales y predicar.

Él está programado para estar presente en la Convención Anual de la Diócesis de Albany del 8 al 10 de junio en Albany, Nueva York, y seguirá ese viaje dedicando cuatro días en la Diócesis de Olympia, con varios actos públicos en Seattle, Washington, y en sus alrededores, a partir del 14 de junio. La discusión sobre la boda real será inevitable pero distará de ser el único tema.

“El mundo acaba de descubrir al obispo primado Curry y su asombrosa capacidad de hacer que el Evangelio cobre vida. La Cámara de Obispos y muchos en la Iglesia Episcopal y fuera de ella han sabido esto durante mucho tiempo”, dijo el obispo de Olympia Greg Rickel en una declaración escrita acerca de la próxima visita del Obispo Primado. “Será un don inapreciable tenerle con nosotros durante esos cuatro días en junio. Espero que todo el mundo encuentre tiempo para cruzarse con él en sitios públicos y oír su mensaje y su visión para el Movimiento de Jesús”.

Curry predicará el 14 de junio en la catedral de San Marcos [St. MarkCathedral] en Seattle y de nuevo el 17 de junio en la iglesia de San Lucas [St. Lukes] en Vancouver, Washington. La asistencia, que siempre es nutrida durante las visitas pastorales de Curry, puede ser aún mayor con la presencia incluso de no episcopales interesados en oírle, aunque la diócesis no ha alterado su programa en absoluto para aprovecharse de esto, dijo Josh Hornbeck, director de Comunicaciones de la Diócesis.

“Si bien reconocemos el interés que la boda real ha generado en el obispo primado Curry, también queremos cerciorarnos de que este no es nuestro foco principal”, dijo Hornbeck en un correo electrónico. “Para los cuatro actos públicos que estamos celebrando, queremos reafirmar que nuestra atención se centra en las cosas que más le interesan al Obispo Primado: ser la rama episcopal del Movimiento de Jesús y la reciente campaña de Recobrando a Jesús”.

La mayor interrogante para diócesis, congregaciones y feligreses puede ser si la atención que Curry ha atraído a la Iglesia Episcopal y a la iniciativa de Recobrando a Jesús llegará a ellos de manera que sirva a largo plazo a la misión de la Iglesia y a la obra de sus miembros. Incluso si es así, algunos dirán que aún queda mucho trabajo por hacer.

Dos días después de la boda real, Jim Naughton de Canticle Communications que trabaja regularmente con clientes episcopales les planteó esta pregunta al grupo privado de Facebook para comunicadores episcopales: ¿Cuáles creen las personas aquí que son nuestras oportunidades como resultado de la boda real?”

Eso dio lugar a casi 100 comentarios y respuestas, que iban desde sugerencias para los próximos pasos de Curry hasta maneras en que las congregaciones individuales puedan seguir su ejemplo, tales como expresar su mensaje en el ámbito local con una voz genuina.

Katie Sherrod, directora de Comunicaciones de la Diócesis de Fort Worth y miembro del grupo de Comunicadores Episcopales, dijo a Episcopal News Service que la boda real había generado miles de visitas en el sitio web de la diócesis, y que esta ha seguido promoviendo el sermón de Curry, así como la procesión de Recobrando a Jesús.

Curry ya era una figura familiar en la Diócesis de Fort Worth, especialmente después de su visita pastoral de abril de 2017, pero Sherrod dijo que su mayor popularidad desde la boda real es una ventaja práctica para la labor evangelizadora de los episcopales de Texas. Al hablarle a sus vecinos o a personas extrañas acerca de la Iglesia Episcopal, ellos pueden decir, “¿Se acuerdan de ese tipo que predicó en la boda real? Eso somos nosotros”.

Puede ser demasiado esperar que un sermón —incluso ese sermón— mueva de repente a las personas a buscar las congregaciones episcopales de su localidad y llenar los oficios dominicales a través del país, pero los episcopales tienen la capacidad de sacarle partido al mensaje de Curry de maneras semejantes, dijo Woerman de la Diócesis de Kansas, que también funge de presidente de Comunicadores Episcopales.

“La cultura estadounidense parece encontrarse ahora en medio de una gran disensión, y justamente ahora cuenta con un sencillo e impactante mensaje de amor… Creo que es un mensaje que muchísima gente en nuestra sociedad anhela oír”, afirmó ella.

Pero Curry no puede hacer todo el trabajo pesado. Ese fue el argumento del Rdo. Michael Michie, funcionario de la Iglesia Episcopal para la infraestructura de la fundación de iglesias, en una reciente entrada en su blog titulada “Una vez que nos hemos felicitado, ¿qué vamos a hacer?”

“El sermón es un llamado a nosotros a ir a la gente, no que la gente venga a nosotros”, escribió Michie. “Que Dios le dio a nuestro buen obispo esta increíble plataforma no es una licencia para que permanezcamos en nuestros bancos, asomados melancólicamente a la puerta principal. ¿Qué pasa si tomáramos en serio las increíbles palabras que él compartió y facilitáramos el nacimiento de nuevos ministerios?

El Rdo. Scott Gunn, director ejecutivo del Movimiento Adelante [Forward Movement] un ministerio episcopal de materiales para la evangelización, lo planteó de otra manera.

“Las iglesias con frecuencia creen que van a promocionar su manera de ser en el desarrollo de la Iglesia o que el Obispo Primado nos hará el trabajo”, dijo Gunn a ENS. “Pero la realidad es que la gente oye hablar de Jesús porque una persona invita a otra”.

Gunn admite que se sintió arrastrado por la fiebre de la boda real el 19 de mayo, levantándose temprano para ver los sombreros y el ceremonial mientras llevaba puesto su propio sombrero, una gorra de béisbol de los Rojos de Cincinnati. No me llevó mucho tiempo después del sermón de Curry darme cuenta de que la reacción sería enorme.

Gunn, que escribe ocasionalmente columnas de opinión de tema religioso para FoxNews.com, recibió una llamada esa tarde de Lynne Jordal Martin, la directora de opinión para el sitio web del canal de cable y miembro de la junta directiva del Movimiento Adelante. Ella le preguntó si podía escribir una columna con urgencia y le adelantó el titular: “Si le gustó el sermón en la boda real el sábado vaya a la iglesia el domingo.”

Él escribió la columna con entusiasmo. Desafortunadamente, sin embargo, no todas las iglesias están equipadas para sacarle partido a un momento de una boda real, dijo Gunn a ENS.

“Tristemente, demasiadas de nuestras iglesias sencillamente no están dando la bienvenida”, afirmó. “Creemos que somos amables, pero lo somos con las personas que ya están en el club. No somos hospitalarios con los extraños que entran por nuestras puertas, y somos muy torpes a la hora de invitar a personas a cruzar nuestras puertas”.

Dicho eso, él se siente esperanzado de que el sermón de Curry en la boda real y su subsecuente bombardeo mediático alentarán e incentivarán a las congregaciones a mejorar sus propios esfuerzos en [el terreno de] la evangelización. Gunn opinó que, incluso al participar en un programa ligero de la televisión, tal como “Today” de NBC, cuando Al Roker, un episcopal, le pidió a Curry que lo ayudara a dar el pronóstico del tiempo, el Obispo Primado estuvo a tono.

“El obispo Curry es una explosión de júbilo tal que, desde luego, va a disfrutar esto, pero mi percepción es que él no lo disfruta por enaltecimiento de su ego… Él lo hace para promover un mensaje del amor de Dios”, dijo Gunn. “No tenemos celebridades de Hollywood sentadas en nuestras congregaciones, pero creo que el mensaje funciona”.

Curry minimizó su propia celebridad reciente al hablar con ENS. “No soy un actor. No soy una celebridad. No soy una estrella de cine. No hay nada en mí que sea realmente interesante, no más que en cualquier otra persona”, expresó.

Aun así, el Rdo. Frank Logue, canónigo del ordinario en la Diócesis de Georgia, supo que el sermón de Curry en la boda real sería bien recibido, y reservó tiempo ese día para editar videoclips del sermón para que la diócesis los publicara en las redes sociales.

Desde entonces, Logue ha seguido las comparecencias de Curry en los medios e hizo notar cómo el Obispo Primado nunca se desenfoca. Incluso cuando TMZ le preguntó a Curry acerca de la entrevista anterior del sitio con Kanye West, la estrella del rap, Curry respondió de una manera que amplificó su criterio sobre el amor cristiano.

“Eso es brillante”, dijo Logue. “Pueden haberlo entrevistado como una celebridad, pero él respondió como un predicador”.

Logue, que también es parte del Consejo Ejecutivo de la Iglesia, se hacía eco de Gunn y Michie al afirmar que las congregaciones individuales y los episcopales aún deben realizar la ardua labor de establecer conexiones en sus propias comunidades. Pero es notable también ver el efecto del sermón de Curry en la vida diaria.

“Lo que yo advertí inmediatamente en los días siguientes, andando con mi alzacuello por Georgia, es que la personas seguían mencionándome el sermón. ‘¿Por casualidad vio la boda real?’”, recuerda él. Estas personas con frecuencia eran extraños que ni siquiera sabían en primer término que Logue era de la misma denominación que el predicador que tanto las había impresionado.

“Constituye un desafío, él ha asumido el papel de principal funcionario de evangelización de la Iglesia Episcopal”, dijo Logue. “Pero si esto va a ser un movimiento, necesitamos obispos que sean los principales evangelizadores de sus diócesis, sacerdotes que sean principales evangelizadores de sus congregaciones y feligreses que sean principales evangelizadores de sus familias y centros de trabajo”.

– David Paulsen es redactor y reportero de Episcopal News Service. Pueden dirigirse a él en dpaulsen@episcopalchurch.org. Traducción de Vicente Echerri.


Tags


Full names required. Read our Comment Policy. General comments and suggestions about Episcopal News Service, as well as reports of commenting misconduct, can be e-mailed to news@episcopalchurch.org. Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *