El Obispo Primado y otras personalidades inician campaña para ‘rescatar a Jesús’ en la cultura de EE.UU.

De la redacción de Episcopal News Service
Posted Mar 23, 2018

[Episcopal News Service] Un grupo de líderes protestantes y catolicorromanos, entre ellos el obispo primado de la Iglesia Episcopal Michael Curry, han iniciado lo que llaman una campaña para “rescatar a Jesús” de los que ellos creen que están usando la teología cristiana para fines políticos.

“Vivimos en medio de tiempos riesgosos y polarizadores como nación,  con una peligrosa crisis de liderazgo moral y político en los más altos niveles de nuestro gobierno y de nuestras iglesias”, dicen los 23 firmantes de la declaración. “Creemos que el alma de la nación y la integridad de la fe están ahora en juego”.

El grupo dice que el papel de la Iglesia es cambiar al mundo mediante la vida y el amor de Jesucristo, en tanto el gobierno debe servir al bien común protegiendo la justicia y la paz, recompensando la buena conducta e impidiendo la mala. “Cuando el liderazgo político desvirtúa ese papel, los líderes religiosos deben levantarse y pronunciarse”, afirman los signatarios, citando al Rdo. Martin Luther King Jr., quien dijo que la Iglesia es la conciencia del Estado, no su dueña ni su sierva.

“Rescatar a Jesús: una confesión de fe en tiempos de crisis”, ofrece seis “afirmaciones” de lo que el grupo —en la actualidad 23 personalidades de peso— cree “y el consecuente rechazo de las prácticas y directrices de los líderes políticos que peligrosamente corroen el alma de la nación y amenazan profundamente la integridad pública de nuestra fe.

“Oramos que nosotros, como seguidores de Jesús, encontremos la profundidad de la fe para enfrentar el peligro de nuestra crisis política”.

En resumen, los firmantes, en sus afirmaciones y rechazos, dijeron creer que:

  • Cada ser humano está hecho a imagen y semejanza de Dios y, por tanto, “rechazamos el resurgimiento del nacionalismo y del racismo blanco en muchos frentes de nuestra nación, entre ellos los más altos niveles del liderazgo político”.
  • Somos un solo cuerpo y, por tanto, “rechazamos la misoginia, el maltrato, el abuso violento, el acoso sexual y el asalto a las mujeres que se ha manifestado en nuestra cultura y en nuestra política, incluidas las iglesias, y la opresión de cualquier otro hijo de Dios”.
  • “La manera en que tratamos a los hambrientos, los sedientos, los desnudos, los extranjeros, los enfermos y los presos es la manera en que tratamos a Cristo mismo” y por tanto “rechazamos el lenguaje y las normas de los líderes políticos que servirían para degradar y abandonar a los más vulnerables hijos de Dios”.
  • “La verdad es moralmente central a nuestras vidas personales y públicas” y, por tanto, “rechazamos la práctica y el modelo de mentir que están invadiendo nuestra vida política y civil”.
  • El camino del liderazgo de Cristo es el servicio, no la dominación y, por tanto “rechazamos cualquier tendencia hacia un liderazgo político autocrático y un gobierno autoritario… [que] suscitan la más profunda preocupación por la idolatría política, acompañada por nociones de autoridad falsas e inconstitucionales”.
  • Jesús “nos dice que vayamos a hacer discípulos de todas las naciones” y, por tanto “rechazamos [la consigna de ‘Estados Unidos de] América primero’ como una herejía teológica para los seguidores de Cristo”.

La declaración dice en su conclusión que “nuestra urgente necesidad, en un tiempo de crisis moral y política, es recobrar el poder de confesar nuestra fe. Lamentarse, arrepentirse y luego reparar”.

El Rdo. Jim Wallis, fundador de Forasteros [Sojourners] y Curry comenzaron a conversar a principios de este año acerca de la necesidad de una declaración como ésta. Los firmantes se pusieron de acuerdo sobre el texto de la declaración en un retiro del Miércoles de Ceniza que Curry organizó en el Centro [Denominacional] de la Iglesia Episcopal en Nueva York.

“Me uno a otros líderes de la Iglesia cristiana en esta confesión de lo que exige la fe en tiempos como estos”, dijo Curry el 22 de marzo en una declaración a Episcopal News Service. “Cuando nos enfrentamos a los problemas sociales, nuestra Iglesia no ha permanecido en silencio y seguiremos luchando por la justicia y por la paz. Nuestro papel es de liderazgo moral para nuestra nación, para nuestra Iglesia y para nosotros mismos”.

El mensaje de “Rescatar a Jesús”, dijo Wallis en un comentario el 22 de marzo en la página web de Sojourners, debe ser “algo que sería mucho más que simplemente otra declaración a firmar y luego archivarla.

“Más bien, con un espíritu de humildad compartida, nos sentimos llamados a actuar como [hermanos] mayores en un tiempo como este y encomendar nuestro mensaje a las iglesias para un proceso de oración, estudio, reflexión y acción”.

Wallis tituló su comentario: “Rescatando a Jesús: Como la fe confesante puede responder a una crisis moral y constitucional”.

Los firmantes han abierto un sitio web con el nombre de  Rescatando a Jesús [Reclaiming Jesus] donde puede descargarse la declaración y un resumen de una página. Ha de ser también una recopilación de materiales además de un “currículo del discurso civil” de cinco semanas que ya se ha publicado.

Los firmantes actualmente son:

  • Obispo Carroll A. Baltimore, presidente y director ejecutivo de Redes Interreligiosas de Alianza Global
  • Dr. Peter Borgdorff, director ejecutivo emérito de la Iglesia Cristiana Reformada en Norteamérica
  • Amos Brown, presidente de la Comisión de Justicia Social de la Convención Bautista EUA [National Baptist Convention USA, Inc.].
  • Dr. Walter Brueggemann, profesor emérito, Seminario Teológico de Columbia.
  • Tony Campolo, cofundador de Cristianos de las Letras Rojas [Red Letter Christians].
  • Iva Carruthers, secretaria general de la Conferencia Samuel DeWitt Proctor.
  • Michael B. Curry, obispo presidente y primado de la Iglesia Episcopal.
  • Dr. James Forbes, presidente y fundador de Fundación para la Salud de las Naciones [Healing the Nations Foundation] y profesor de predicación en el Seminario Teológico Unión.
  • Wesley Granberg-Michaelson, secretario general emérito de la Iglesia Reformada en América.
  • Dra. Cynthia Hale, pastora principal de la Iglesia Cristiana Rayo de Esperanza [Ray of Hope], Decatur, GA
  • Dr. Richard Hamm, ex ministro general y presidente de la Iglesia Cristiana (Discípulos de Cristo)
  • Dr. Joel C. Hunter, organizador y presidente de Comunidad de la Fe, Red de Recursos Humanitarios.
  • Dra. Jo Anne Lyon, superintendente general emérita de la Iglesia Wesleyana
  • Obispa Vashti McKenzie, 117ª. obispa elegida y consagrada de la Iglesia Africana Metodista Episcopal.
  • Dr. Otis Moss, Jr., co-coordinador de la Red Nacional de Clérigos Afroamericanos.
  • John Perkins, presidente emérito y miembro fundador de la Asociación Cristiana para el Desarrollo Comunitario
  • Obispo Lawrence Reddick, director ejecutivo de la Iglesia Cristiana Metodista Episcopal.
  • Richard Rohr, fundador del Centro para la Acción y la Contemplación.
  • Ron Sider, presidente emérito de Evangélicos por la Acción Social.
  • Jim Wallis, presidente y fundador de Forasteros [Sojourners].
  • Dra. Sharon Watkins, directora de la Iniciativa para la Verdad y la Justicia Racial del Consejo Nacional de Iglesias.
  • Barbara Williams-Skinner, co-coordinadora de la Red Nacional de Clérigos Afroamericanos; presidente del Instituto de Liderazgo Skinner
  • Obispo Will Willimon, obispo jubilado de la Iglesia Metodista Unida y profesor de Práctica del Ministerio en la Escuela de Teología de Duke.

Tags