Con Nochebuena en domingo, las Iglesias se enfrentan a un ‘problema’ inevitable para programar el final del Adviento

Por David Paulsen
Posted Dec 18, 2017
All Saints Advent

Miembros de la iglesia episcopal de Todos los Santos, en Beverly Hills, California, alumbran la corona de Adviento durante un oficio el 3 de diciembre. Foto de Colleen Dodson-Baker/Todos los Santos.

[Episcopal News Service] ¿Qué hacer respecto al 24 de diciembre?

Es un debate litúrgico que ha estado librándose en congregaciones y en foros clericales a lo largo de toda la estación, a partir de un calendario eclesiástico que este año hace caer Nochebuena [el oficio de la Víspera o Vigilia de Navidad] el cuarto domingo de Adviento. Todas las parroquias de la Iglesia Episcopal deben responder la pregunta , como un asunto de programación, y hay firmes convicciones encontradas.

“Es la Iglesia Episcopal. Todo lo que hacemos conduce al debate”, dijo el Rdo. Keith Voets, sacerdote de la ciudad de Nueva York que ayuda a moderar un grupo de discusión sobre liturgia episcopal en Facebook.

El conflicto para los líderes parroquiales les enfrenta a algo como esto: si cargan los oficios de la Vigilia de Navidad al tiempo que mantienen su programación ordinaria del domingo por la mañana, corren el riesgo de fatigar a su clero y a sus voluntarios. Pero reducir o eliminar los oficios matutinos podría verse como una manera de acortar el Adviento.

Las posibles soluciones a lo largo de toda la Iglesia son tan numerosas como las velas de Adviento, aunque los escenarios que se presentan en las iglesias episcopales a través del país por lo general caen en una pocas categorías. Episcopal News Service llevó a cabo una encuesta, por teléfono y correo electrónico, en más de una docena de congregaciones y encontró que los líderes de las iglesias basaban sus decisiones sobre la programación en tradiciones, necesidades locales y, en algunos casos, en una pizca de experimentación.

Para congregaciones grandes como la iglesia episcopal de Todos los Santos [All Saints] en Beverly Hills, California, el plan es ofrecer algo semejante a una maratón de oficios.

“Si predicas en un oficio, podrías predicar también en dos”, dijo el Rdo. Nat Katz, rector asociado de Todos los Santos.

La iglesia de Todos los Santos no se detendrá en dos oficios. Además de los cultos de las 8:00 A.M. y de las 10 A.M. por el Cuarto Domingo de Adviento, la congregación espera una gran concurrencia para sus cuatro oficios de Vísperas de Navidad, a las 11:30 A.M. y a las 4, las 8 y las 11 P.M.

El promedio de asistencia en Todos los Santos es de aproximadamente 300 personas, pero Katz predijo una abrumadora concurrencia de alrededor de 800 personas en el oficio familiar de las 4:00 P.M. Ayuda el contar con tres sacerdotes que comparten la carga, aunque Katz, que está encargado de programar a los voluntarios, dijo que aún está trabajando para seleccionar a los acólitos y ministros de la Eucaristía para los siete servicios de la iglesia, incluido el de la Vigilia de Navidad.

“Cuando nos sentábamos en torno a la mesa y hablábamos acerca de nuestra comunidad, creíamos que había suficientes personas que querían observar tanto el IV Domingo de Adviento como la Víspera de Navidad”, dijo. “En un sentido espiritual y litúrgico para nosotros, es absoluta y fundamentalmente importante que la trayectoria de Adviento concluya para celebrar la Fiesta de la Natividad”.

En el otro extremo del espectro están algunas pequeñas parroquias como la iglesia del Mesías [Church of the Messiah] en Chester, Nueva Jersey, que movieron su calendario de Adviento una semana para evitar cualquier interferencia el 24 de diciembre.

“Si la policía de Adviento encuentra algún problema, responderé por ello, pero el calendario es un reto este año”, dijo a ENS la Rda. Margaret Otterburn.

Como rectora de la iglesia del Mesías, Otterburn se dio cuenta a principios de octubre de que al caer la víspera de Navidad en domingo, ella podría contar con la asistencia de muchas personas esa mañana. Por otra parte, el oficio espectacular de Vísperas de Navidad  de la congregación de las 4:00 P.M. es uno de los mayores del año, que atrae a unas 130 personas.

Así pues, mientras el Cuarto Domingo de Adviento se celebrará el 24 de diciembre en la mayoría de las iglesias, se celebró el 17 de diciembre en la iglesia del Mesías. Los feligreses que quieren asistir a un oficio matutino del 24 de diciembre tienen esa opción, pero será un oficio muy sencillo de Víspera de Navidad.

“Adviento es una temporada muy importante para nosotros”, dijo Otterburn. “En consecuencia, la razón para mover  [las celebraciones] fue para todos nosotros experimentar el Adviento”.

Que conste, que la Iglesia Episcopal no tiene ninguna policía de Adviento, pero si tiene el Libro de Oración Común, el cual establece un calendario de cuatro semanas de Adviento, el mismo que siguen otras denominaciones cristianas.

“No vamos a ajustar el calendario litúrgico a nuestras propias necesidades”, dijo Voets.

Voets, sacerdote encargado de la iglesia de San Albano Mártir [St. Alban the Martyr] en Queens, Nueva York, ha sido moderador durante los últimos años del grupo de Facebook Rubric: Dissecting the Episcopal Liturgy. El grupo, con más de 1.000 miembros, muchos de ellos clérigos episcopales, discute interpretaciones del libro de oración. Voets lo ve como un recurso, no como un foro que promueva un tenso debate.

Pero la discusión sobre la programación de Adviento aumentó en noviembre, en reacción a la decisión de algunas iglesias de mover el Domingo de Cristo Rey para darle cabida a un Adviento más temprano, tal como lo hizo la iglesia del Mesías. Un miembro del grupo llamó a la cuestión del 24 de diciembre un “problema fabricado” que se resuelve fácilmente: eucaristía por la mañana y eucaristía por la noche.

Varios miembros advirtieron que esto no es nada nuevo. Nochebuena cae el IV domingo de Adviento cada seis años aproximadamente, aunque para 2017 no había sucedido en 11 años debido a la manera en que los años bisiestos afectaron el calendario.

Voets dirige una congregación mayoritariamente de antillanos británicos con un promedio de asistencia de alrededor de 150 el domingo. Él la describe como “anglocatólica”, y sus miembros se sienten cómodos con la expectativa de que asistirán a un oficio de Adviento por la mañana y al oficio de la Vigilia de Navidad a las 11 P.M. El único cambio que él hizo fue combinar los dos oficios regulares de la mañana del domingo en uno solo.

“Como sacerdote, hice un voto de aceptar la doctrina, disciplina y culto de la Iglesia Episcopal”, señaló. “Y la doctrina, disciplina y culto establecen un Adviento de cuatro semanas”.

El Libro de Oración Común dice “los domingos de Adviento siempre son los cuatro domingos antes del Día de Navidad, ocurra éste en domingo o entre semana”. Eso parece que no deja mucha libertad de acción, aunque la Rda. Ruth Meyers, profesora de liturgia, dijo que las iglesias aun tienen alguna flexibilidad con el calendario dominical.

“Creo que la cuestión es lo que se hace con la programación de la mañana del domingo, y yo creo que eso depende mucho del contexto particular, de cuál es la expectativa en su congregación particular”, dijo Meyers, que enseña en la Escuela de Teología Eclesiástica del Pacífico en Berkeley, California y quien funge de decana de asuntos académicos.

El programa compacto podría incluso servir para ampliar la experiencia del Adviento, dijo Meyers. Es una estación de preparación, y el último domingo conduce directamente a la historia del nacimiento de Jesús.

Ella también se muestra interesada por un movimiento para extender la estación de Adviento de cuatro a siete semanas , tal como lo hizo este año la catedral episcopal de San Juan  [St. John’s Episcopal Cathedral] en Knoxville, Tennessee.

¿Cree usted que el 17 de diciembre es el tercer domingo de Adviento? En San Juan fue el sexto domingo de Adviento.

Jason Overall, que ayudó a elaborar el programa de Adviento extendido como director de música de la catedral, dijo que el propósito era “recuperar el Adviento” mediante una observancia más significativa de la estación, oponiéndose a una cultura popular que se sumerge en la Navidad inmediatamente después de Acción de Gracias.

Él y otros líderes de la catedral habían debatido expandir el Adviento durante los últimos tres años, y su justificación invoca siglos de historia eclesiástica, durante los cuales la longitud del Adviento fluctuaba y a veces variaba de una comunidad a otra. Un Adviento de cuatro semanas no siempre ha sido la norma.

“Como episcopales, sentimos como si algo se hubiera hecho doble, eso es como siempre se ha hecho”, dijo Overall. Estamos tratando de liberarnos de eso”.

Él también reconoció que la dificultad de programar oficios el 24 de diciembre fue al menos un catalizador para experimentar con un adviento más temprano este año en San Juan. La catedral ofrecerá seis oficios ese día, todos ellos por la Víspera de Navidad.

Y Overall está de acuerdo con los que llamarían “lamentable” que, por expandir y mover el Adviento este año, San Juan vaya contra lo “común” del Libro de Oración Común. Eso se tomó en consideración, pero él y otros líderes de la catedral creyeron que los aspectos positivos del plan sobrepasaban los negativos. Para San Juan fue la decisión correcta, añadió, y ellos no van a intentar persuadir a otras congregaciones para que hagan lo mismo.

La mayoría de las otras congregaciones que respondieron a las preguntas de ENS han hecho cambios más modestos en sus programas.

La iglesia episcopal de Santa Ana [St. Anne’s Episcopal Church] en Annapolis, Maryland, y la parroquia de La Trinidad [Trinity Parish] en Bayonne, Nueva Jersey, decidieron trasladar sus oficios de la mañana del domingo para el sábado, de manera que el IV domingo de Adviento no compita con la Víspera de Navidad. Numerosas iglesias están reduciendo, pero no eliminando, sus oficios matutinos del domingo, entre ellas la iglesia episcopal de San Juan [St. John’s Episcopal Church] en Saginaw, Michigan; la iglesia episcopal de San Pablo [St. Paul’s Episcopal Church], en Cleveland Heights, Ohio; y la iglesia episcopal de San Martín de los Campos  [St. Martin-in-the-Fields Episcopal Church] en Keller, Texas.

“Hicimos nuestros planes más temprano que nunca antes porque vimos todos los conflictos y la manera en que se había comprimido la estación, e hicimos ajustes en las actividades programadas”, dijo Susan Kleinwechter, directora de comunicaciones de San Martín de los Campos.

Todos los Santos, en Beverly Hills, a pesar de su maratón de servicios, ha reducido a dos sus tres oficios normales  del domingo. La iglesia episcopal de Todos los Santos [All Saints Episcopal Church] en Pasadena, California, redujo a uno sus oficios de la mañana del domingo, pero ofrece cuatro oficios para la Víspera de Navidad.

Nuestras iglesias están planeando oficios sencillos para el domingo por la mañana y ahorrando la energía colectiva de sus congregaciones para sus oficios de Nochebuena. La iglesia episcopal de San Benedicto [St. Benedict’s Episcopal Church] en Smyrna, Georgia, optó por una misa rezada el domingo por la mañana y el Día de Navidad, mientras los oficios de la Víspera de Navidad serán cantados. Y la iglesia episcopal de San Marcos  [St. Mark’s Episcopal Church] en Milwaukee, Wisconsin, ofrece Oración Matutina para su oficio de Adviento a las 9:30 A.M., seguida por un oficio para familias a las 4 P.M. y una eucaristía  solemne a las 11 P.M.

“Todas las decisiones me afectan como si tuvieran un aspecto negativo”, dijo Ian Burch, rector de San Marcos, pero él no quiso alterar el programa de las 80 a 120 personas que normalmente asisten los domingos.

“Soy alérgico a cambiar los horarios de los oficios”, apuntó. “Es como criptonita para el crecimiento de la iglesia. Al mismo tiempo, no veo que tres eucaristías para una parroquia de este tamaño tengan mucho sentido”.

Él y otros líderes de la iglesia comenzaron a hacer planes para Adviento y Navidad desde principios de octubre. Un horario extendido no sólo es gravoso para los sacerdotes de la congregación, explicó. Exige también montones de voluntarios, desde la sociedad del altar y las sociedad de las flores hasta los músicos.

“Eso no pasa. No hay duendes en la iglesia. No es por arte de magia”, añadió. La congregación también dedica mucho tiempo a la planificación, porque la Víspera de Navidad es “una maravillosa oportunidad para la evangelización”de manera que no se la pierda y no sea descuidado”.

Con muchos estadounidenses que se sienten aplastados por el tiempo debido a sus repletas agendas, puede ser esperar mucho que los feligreses asistan a dos o tres oficios en un período de 30 horas, pero Burch tampoco quiere olvidar a los fieles que gustan de estar en la iglesia todos los días que está abierta. Quiere darles esa opción, especialmente alrededor de Navidad.

“Eliminar las opciones es pedirle a la Iglesia que se achique. Si hay 15 personas allí en la mañana, esa es realmente  una cifra espléndida”, subrayó. Tener más oficios en ocasiones importantes es muchísimo trabajo, pero “vale la pena”.

– David Paulsen es redactor y reportero de Episcopal News Service. Pueden dirigirse a él a dpaulsen@episcopalchurch.org. Traducción de Vicente Echerri.


Tags


Full names required. Read our Comment Policy. General comments and suggestions about Episcopal News Service, as well as reports of commenting misconduct, can be e-mailed to news@episcopalchurch.org. Your email address will not be published. Required fields are marked *