Animan a clérigos negros a recobrar a Jesús y su movimiento

Asisten 120 personas de la Iglesia Episcopal y la Comunión Anglicana

Por Mary Frances Schjonberg
Posted Nov 17, 2016

[Episcopal News Service – Houston, Texas] Clérigos negros de todo el ámbito de la Iglesia Episcopal y de algunas partes de la Comunión Anglicana dedican más de cuatro días en esta ciudad a explorar como recobrar la participación de la Iglesia Episcopal en el Movimiento de Jesús.

La Conferencia Internacional de Clérigos Negros, que sesiona bajo el lema: “El Movimiento de Jesús: aceptando nuestro llamado” está haciéndolo así mediante presentaciones plenarias, entre ellas el discurso de apertura del 16 de noviembre del obispos primado Michael Curry; conversaciones estilo indaba y reuniones de grupos afines.

En su discurso de apertura que tituló “El Movimiento de Jesús: aceptando el llamado”, Curry le dijo en repetidas ocasiones a los participantes que el Movimiento de Jesús no es una “invención de Michael Curry”, que tendrá una vida útil limitada.

“Es un solmene llamado a recobrar nuestros orígenes más profundos —las más profundas raíces de quienes somos— y por consiguiente saber cómo orientarse en un tiempo de profunda desorientación”, afirmó. “Asumimos una perspectiva distante y vamos al fondo de la cuestión”.

El Movimiento de Jesús, dijo Curry, tiene que ver con la evangelización y la reconciliación, y más.

“Es la obra de redimir esta creación. Es la obra de ayudar a que la justicia corra como impetuoso arroyo” [Am. 5:24], dijo. “Este Movimiento de Jesús —siguiendo la palabra de Jesús— liberará este mundo; nos liberará a todos. Yo no estoy inventando nada, está en la Biblia. Y para que la Iglesia Episcopal recobre eso hemos de recobrar quienes somos. Eso, amigos míos, constituye un punto de inflexión.”

Pero él agregó que la técnica fundamental del movimiento es sencilla y él mismo es la prueba fehaciente. “Estoy aquí porque alguien me mostró a Jesús”, dijo Curry, contando la historia de cómo llegó a entender a Jesús de forma diferente durante sus años universitarios cuando la sobredosis de un amigo hizo recordar cómo la fe de su abuela lo había sostenido en medio de la tristeza y de la pérdida.

El Rdo. Benjamin Twinamaani, rector de la iglesia episcopal de La Gracia [Grace Episcopal Church] una parroquia de 23 años en Tampa, Florida, se mostró de acuerdo respecto a la manera de encontrar a Jesús. Él se encontró con Jesús a través de un grupo cristiano de estudiantes de secundaria en su Uganda natal.

Twinamaani, cuyo nombre significa “juntos tenemos fuerza”, dijo en una entrevista con Episcopal News Service que en Uganda ”la evangelización se da por descontada”, y es principalmente tarea de los laicos. El papel del clérigo es el de entrenador. “Uno prepara a la gente y ellos salen y lo hacen”, dijo.

En [la iglesia de] La Gracia, los laicos, que dirigen la evangelización, trabajan dentro de su propio segmento demográfico de la comunidad, pero atienden también lo que pasa fuera de su grupo. Por ejemplo, el grupo de las Mujeres Episcopales decidió por su propia iniciativa comenzar a alimentar a personas indigentes del barrio. “Yo no les dije que lo hicieran”, apuntó.

De hecho, dijo Twinamaani, los clérigos pueden intervenir a veces y convertirse en un obstáculo. La Iglesia Episcopal es una institución muy clerical, afirmó, “pero yo he visto la otra parte donde los laicos conducen la iglesia y es mucho más dinámica”.

Durante muchos años, los anglicanos ugandeses equiparon a sus evangelistas con materiales creados por la Iglesia Episcopal en la Década de la Evangelización de los años 90. Twinamaani aún usa algunos de los conceptos que aprendió de esos materiales y cree que la Iglesia Episcopal debe reconsiderar su uso.

Twinamaani dijo que las personas tienen que darse cuenta también de que, como dijera Curry a [los participantes en] la conferencia, trabajar por el Movimiento de Jesús significa estar en ello para un largo recorrido y no esperar que las cosas cambien de la noche a la mañana. Él citó otros empeños tales como Cursillo que trabajó lentamente, pero duró mucho.

ens111716_blackclergylewis_slider

El Rdo. Lewis Powell, diácono de la Diócesis de California Norte, lee el evangelio el 16 de noviembre durante la eucaristía de apertura de la Conferencia Internacional de Clérigos Negros en la iglesia catedral de Cristo en el centro de Houston, Texas. Foto de Mary Frances Schjonberg/ENS.

Y, para el Rdo. Lewis Powell, diácono de la Diócesis de California Norte, prepararse para el largo recorrido consiste en crear relaciones porque, señaló, es así como el Movimiento de Jesús debe comenzar. “Uno tiene que entablar una relación con alguien a fin de servirle”, dijo en una entrevista a ENS.

Pawell dijo que él concibe su ministerio diaconal como la persona que arregla los baches en la carretera que conecta la Iglesia con el mundo “tratando de hacer la vida más amable” y fomentando relaciones a lo largo del camino.

“Una vez que la relación se ha establecido, podemos avanzar para arreglar juntos otro bache”, añadió Powell, que sirve como misionero del ministerio indígena para California Norte.

Durante su visita a los protectores del agua en la reserva de la nación sioux de Roca Enhiesta, Powell contó que había aprendido que las personas deben estar relacionadas con el pasado y con el futuro, así como estar en relaciones pacíficas con las demás personas en el presente.

El resto de la conferencia
La conferencia se extiende del 16 al 19 de noviembre en el Hotel Magnolia del centro de Houston,

La sesión del 17 de noviembre, cuyo tema es “El Movimiento de Jesús: abrazando la Palabra, se centró en los modelos de ministerio de las Iniciativas de Nuevas Visiones para la renovación y la vitalidad congregacionales, el mutuo ministerio de clérigos y laicos y el liderazgo del clero. Las sesiones del 18 de noviembre se centrarán en “El Movimiento de Jesús: más allá de las conversaciones sobre raza, violencia, arrepentimiento y reconciliación”.

Durante el banquete de esa noche, se le rendirá tributo a los obispos negros de la Iglesia. A [cada uno de] los que se encuentren presentes se le dará la copia enmarcada, de 43 X 27 cm., de un cartel recién revisado de los obispos negros y un libro que la acompaña. Ambas cosas se les enviarán por correo a los obispos [negros] que no estén en Houston. La conferencia también rendirá tributo al ministerio de la Rda. Angela Ifill, que se jubila este mes como misionera de la Iglesia Episcopal para la oficina del ministerio de los negros, un puesto que ella ha tenido desde 2000.

Curry elogió la labor de Ifill durante su discurso de apertura el 16 de noviembre, diciendo que ella ha servido “fiel y noblemente, y bien”.

El 19 de noviembre, los participantes finalizarán y compartirán sus planes de acción para seguir adelante. La conferencia se propone emitir una declaración dirigida a toda la Iglesia.

Además de sacerdotes y diáconos de toda la Iglesia Episcopal, los participantes en la conferencia provenían de otras partes de la Comunión Anglicana, tales como la Provincia del Caribe de habla inglesa [West Indies] y la Iglesia de Inglaterra, así como clérigos sudaneses.

Un encuentro previo a la conferencia el 15 de noviembre incluyó reuniones de grupos afines, tales como seminaristas, clérigos ordenados hace cinco años o menos, diáconos, clérigos jubilados, personal del liderazgo diocesano, equipos de Nuevas Visiones y clérigos que atienden congregaciones multiculturales o blancas, o ambas.

Información anterior de ENS sobre la conferencia puede encontrarse aquí.

– La Rda. Mary Frances Schjonberg es redactora y corresponsal de Episcopal News Service. Traducción de Vicente Echerri.


Tags