El Consejo Consultivo Anglicano se inicia con un debate sobre las ‘consecuencias’

Tres miembros de la Iglesia Episcopal presentes en la 16ª. reunión del CCA en África

Por Mary Frances Schjonberg
Posted Apr 10, 2016
La 16ª reunión del Consejo Consultivo Anglicano comenzó el 8 de abril en la catedral de la Santa Cruz en Lusaka, Zambia. Foto de Mary Frances Schjonberg/ENS.

La 16ª reunión del Consejo Consultivo Anglicano comenzó el 8 de abril en la catedral de la Santa Cruz en Lusaka, Zambia. Foto de Mary Frances Schjonberg/ENS.

[Episcopal News Service – Lusaka, Zambia] Los miembros del Consejo Consultivo Anglicano al inicio de su reunión aquí del 8 al 19 de abril se han comprometido a trabajar con el arzobispo de Cantórbery Justin Welby y los primados sobre las secuelas de la última reunión de estos durante la cual demandaron “consecuencias” para la Iglesia Episcopal.

Sin embargo, no resultó claro, al menos inicialmente, qué conllevaba ese compromiso o si todos los miembros del CCA lo entienden de la misma manera.

Welby informó a los miembros del CCA el 8 de abril sobre la reunión de los primados diciendo: “Es mi deseo, esperanza y oración, así como de los primados, que el CCA deba participar también en la resolución de nuestras afectadas relaciones”.

La confusión se produjo más tarde cuando, luego de las discusiones de mesa entre los miembros, Elizabeth Paver, vicepresidente del CCA, le dijo al grupo que Welby sí había planteado una “respuesta directa de los primados a nosotros”.

La vicepresidente del Consejo Consultivo Anglicano, Elizabeth Paver, de la Iglesia de Inglaterra, dijo en una conferencia de prensa el 8 de abril que ella le había pedido a los miembros del CCA que se comprometieran “individual y colectivamente a trabajar por el florecimiento de todas las partes de la Comunión”. Foto de Mary Frances Schjonberg/ENS.

La vicepresidente del Consejo Consultivo Anglicano, Elizabeth Paver, de la Iglesia de Inglaterra, dijo en una conferencia de prensa el 8 de abril que ella le había pedido a los miembros del CCA que se comprometieran “individual y colectivamente a trabajar por el florecimiento de todas las partes de la Comunión”. Foto de Mary Frances Schjonberg/ENS.

Por tanto, dijo ella, a los líderes del CCA, “les pregunto, ¿están dispuestos individual y colectivamente a trabajar juntos por el florecimiento mutuo y en las relaciones?”.

“Decidimos que los votos son… sencillamente divisivos, pero querríamos en amor y hermandad cristianos en nuestra vía anglicana poder decirle a nuestro arzobispo y afirmar nuestras creencias como un cuerpo para trabajar juntos con nuestros primados en estos asuntos difíciles”, continuó. “Si esa es vuestra voluntad, confírmenla con un aplauso; si no lo es, no”.

Le respondió un aplauso disperso, pero no todos los miembros participaron.

En una conferencia de prensa posterior a la sesión, que tuvo lugar en la catedral anglicana de la Santa Cruz [Holy Cross] donde sesiona el CCA, le preguntaron a Paver que esclareciera el propósito de su pregunta y lo que ella veía como sus implicaciones prácticas.

La pregunta que les planteó a los miembros del CCA, dijo ella, fue si estaban “dispuestos individual y colectivamente a trabajar por el florecimiento de todas las partes de la Comunión, particularmente en términos relacionales, de suerte que caminemos juntos y nos afirmemos mutuamente.

“Y si los primados, que son nuestros líderes espirituales, están preparados para hacer eso venciendo sus dificultadas, deseamos sencillamente darles a los miembros del CCA una oportunidad de decir que ellos también contribuirán con sus esfuerzos, sus energías y sus oraciones y esperanzas en eso, de manera que esta Comunión pueda permanecer unida y florecer en todas las partes del mundo”.

Una mayoría de los líderes de las 38 provincias de la Comunión —a los que se les conoce como primados— exigieron, durante su reunión de enero, tres años de “consecuencias” para la Iglesia Episcopal en respuesta a la decisión de la 78ª. Convención General de cambiar el lenguaje canónico que define el matrimonio como entre un hombre y una mujer (Resolución A036) y autorizar dos nuevos ritos matrimoniales con un lenguaje que les permite ser usados tanto para [bendiciones nupciales] de parejas del mismo sexo como de sexos opuestos (Resolución A054).

Los primados dijeron que “exigían” que durante esos tres años la Iglesia Episcopal no estuviera representada en organismos ecuménicos e interreligiosos, ni fuera nombrada o elegida a un comité permanente interno, y “que si bien participara en los organismos internos de la Comunión Anglicana, no tomarán parte en el proceso de la toma de decisiones en ningún asunto perteneciente a la doctrina o la forma de gobierno”.

Welby, que habló durante 30 minutos, dijo que ya él había actuando donde tenía responsabilidad y capacidad de actuar. Él ha nombrado el equipo de trabajo solicitado por los primados para mantener el diálogo entre ellos al objeto de restaurar las relaciones y la confianza. Ese grupo, dijo, tiene una representación “muy amplia” a través de la Comunión, de hombres y mujeres laicos y clérigos.

El Comité Permanente de la Comunión, que se reunió en Lusaka los días 6 y7 de abril, dijo en un informe al CCA que acogía con beneplácito al equipo de trabajo. Los miembros también “afirmaron los vínculos de relación entre los Instrumentos de la Comunión en los cuales cada Instrumento, incluido el Consejo Consultivo Anglicano, forma sus propios puntos de vista y tiene sus propias responsabilidades”.

ens_040816_ACC_abc

El arzobispo de Cantórbery Justin Welby, informa el 8 de abril al Consejo Consultivo Anglicano acerca de la reunión de enero de los líderes de la Comunión —conocidos como primados— durante la cual esos líderes exigieron consecuencias para la Iglesia Episcopal por su decisión de permitir matrimonios de personas del mismo sexo. Foto de Mary Frances Schjonberg/ENS.

Welby no hizo ninguna mención específica de su reciente remoción, como parte de las consecuencias, de las dos episcopales que habían estado sirviendo en dos organismos ecuménicos. La Rda. Amy Richter había estado sirviendo en el Diálogo Internacional Reformado-Anglicano y la Rda. Katherine Grieb era miembro del Comité Permanente Interanglicano de Unidad, Fe y Orden de la Comunión.

Después del informe de Welby, los miembros del CCA tuvieron una oportunidad de hacer preguntas esclarecedoras. El único miembro que habló fue el arzobispo  Daniel Deng Bul Yak de la Iglesia Episcopal de Sudán del Sur y del Sudán.  Él no hizo ninguna pregunta, sino que habló acerca de su experiencia en la reunión de los primados, diciendo que “el espíritu de Dios estaba en la reunión.

“El CCA tiene que apoyar la iniciativa ya liderada por el arzobispo de Cantórbery que consiguió unir a los primados y hacer una sola declaración”, dijo, añadiendo que el CCA debía adoptar las decisiones de los primados “para mantener unida la Iglesia de Dios”.

Los tres miembros de la Iglesia Episcopal son el obispo de Connecticut Ian Douglas, cuyo período terminará después de esta reunión; la presidente de la Cámara de Diputados Rda. Gay Clark Jennings, que asiste a su segunda reunión, y la diputada Rosalie Ballentine, de la Diócesis de las Islas Vírgenes, que fue electa en junio de 2013 y por consiguiente asiste a su primera reunión. Douglas también está concluyendo su período en el Comité Permanente de la Comunión.

“Nuestra provincia es miembro [del CCA] y por tanto es nuestra responsabilidad asistir y participar como representantes de una provincia miembro”, dijo Jennings al comienzo de la reunión. Como miembro del Consejo Consultivo Anglicano, estoy obligada a acatar la constitución”.

Cuando, el 8 de abril, el presidente del CCA y obispo jubilado de Malawi James Tengatenga resumió las responsabilidades de los miembros del CCA, la vasta mayoría de los cuales son nuevos en [el desempeño de] este papel, él les recordó que la constitución exige la asistencia a todas las reuniones. Tengatenga había dicho antes este año que los miembros de la Iglesia Episcopal tenían el “derecho y la responsabilidad” de asistir a la reunión y votar.

Sin embargo, un grupo de obispos y sacerdotes episcopales conocidos como los Asociados de la Comunión, le pidieron recientemente a los miembros del CCA de la Iglesia que cumplieran voluntariamente con las consecuencias de los primados.

Welby resaltó en su informe al CCA que los primados “no tienen ninguna autoridad legal sobre las provincias” y que ningún instrumento de la Comunión puede hacer que otro instrumento haga o no haga algo.

La Comunión Anglicana existe cuando las relaciones en todos los niveles dentro de ella permiten el discernimiento y la interdependencia mutuos, afirmó él.

La última reunión del CCA recibió un informe de 56 páginas (a partir de la página 33 puede encontrarse aquí) acerca de las relaciones entre los Instrumentos de la Comunión.

En una carta fechada el 16 de marzo, Welby le dijo a los 38 primados que “las decisiones que tomamos en enero sólo pueden tener efecto si adquieren propiedad general en la Comunión, teniendo en cuenta al laicado, los sacerdotes y los obispos”.

 Formar la Comunidad del CCA-16

Los primeros tres días de la reunión del CCA se han denominado “Para establecer la Comunidad del CCA”, pero a la comunidad le faltan algunos de sus miembros.

Cuatro líderes provinciales —el arzobispo ugandés Stanley Ntagali, el arzobispo nigeriano Nicholas Okoh, el arzobispo keniano Eliud Wabukala y el arzobispo ruandés Onesphore Rwaje— han dicho que sus provincias no enviarán sus miembros del CCA a la reunión. La declaración de Ntagali se encuentra aquí, la de Okoh está aquí y la de Wabukala está aquí. Rwaje no emitió ningún comunicado acerca de su decisión).

Sin embargo, los tres miembros del CCA de Kenia han venido a la reunión. Wabukala reconoció ese decisión el 6 de abril, al afirmar que esos tres miembros “habían sido alentados a desestimar mi consejo espiritual y asistir a esta reunión”.

“Parece que el rechazo de la autoridad moral y espiritual de los primados de parte del presidente del CCA, sin ninguna pública reprimenda del arzobispo de Cantórbery, se ha hecho contagioso y está alentando ulteriores rupturas del orden devoto en la Comunión”, dijo él en parte de su declaración.

Además, el arzobispo Mouneer Hanna Anis, de Jerusalén y el Oriente Medio, que también es miembro del Comité Permanente, ha rehusado asistir. Él dijo recientemente que no asistiría a la reunión del CCA ni a la reunión del Comité Permanente del 6 y 7 de abril aquí debido a lo que él veía como el “irrespeto” de la Iglesia Episcopal a las “consecuencias” [impuestas por] los primados. Al decir que “no le molestaba” que la Iglesia Episcopal asistiera a la reunión del CCA, implicaba, sin nombrar al obispo Douglas de Connecticut, que la Iglesia Episcopal no respetaba el objeto de las “consecuencias” de los primados, que dijeron que ningún episcopal debía “ser nombrado o electo” a ninguno de los comités permanentes internos de la Comunión. El CCA eligió a Douglas en 2009 para ser uno de sus representantes en el Comité Permanente.

Ntagali, Okoh y Wabukala citaron en parte los planes de los miembros de la Iglesia Episcopal en el CCA de participar plenamente en la reunión de Lusaka y la declaración de Tengatenga respecto a su derecho a hacerlo.

Si bien algunos blogs que siguen la Comunión Anglicana han informado que la carta de Welby del 16 de marzo les pedía a los 38 primados que asistieran a la reunión, él no llegó a hacer realmente ese llamado. Más bien el Arzobispo escribió que era su esperanza y oración que “todas las provincias que pudieran estuvieran representadas en Lusaka”.

Normalmente, los primados asisten a las reuniones del CCA sólo si pertenecen al Comité Permanente. La que fuera obispa primada [de la Iglesia Episcopal] Katharine Jefferts Schori asistió a las reuniones en 2009 y 2012 con ese carácter. John Holder, arzobispo de las Indias Occidentales [fundamentalmente el Caribe de habla inglesa] ha sido electo por sus colegas para sucederla y representar a América y el Caribe. Además de Anis, los arzobispos Richard Clarke de Irlanda, Philip Freier de Australia y Thabo Makgoba de África del Sur son los otros miembros primaciales.

En consecuencia, el obispo primado Curry no estará presente en la reunión porque él no es uno de los tres representantes de la Iglesia ante el CCA ni está en el Comité Permanente.

La Rda. Mary Frances Schjonberg es redactora y reportera de Episcopal News Service. Traducción de Vicente Echerri.

 


Tags


Comments (1)

  1. Buenastardes amados amigos y hermanos en Cristo Jesús.
    Que la Paz y el Amor de DIOS esté con todos Ustedes y todos sus seres amados.

    Frente una sociedad mercantilista, neoliberal, consumista que hace prevalecer los antivalores del Poder, placer y tener, ahogando e invisibilizando el valor Supremo del Servicio, que se identifica con el carácter de los VERDADEROS SIERVOS DE DIOS.

    La Sagrada Escritura nos resalta esté principio: “Pero entre ustedes no debe ser así. Al contrario, si alguien quiere ser importante, tendrá que servir a los demás” (Mc. 10:43).

    Jesús midió la grandeza en términos de servicio y no de estatus. Dios determina tu grandeza por el número de personas a las que sirves, no por las que están a tu servicio. Esto es contrario al concepto de grandeza mundano, que a nosotros nos cuesta entender, mucho menos practicar.

    Miles de libros son escritos para el liderazgo, pero pocos para el servicio. Muchos ofrecen talleres de como expresarse y pocos de como servir. Todo el mundo quiere dirigir, nadie quiere ser siervo. Preferimos ser generales que soldados. Aun así los cristianos quieren ser “líderes siervos” y no unos simples siervos. Pero para ser igual que Jesús debemos ser siervos. Así fue como él se llamó a sí mismo.

    Es posible servir en una iglesia toda una vida sin nunca ser un siervo. Debes tener un corazón de siervo. ¿Cómo puedo saber si tengo un corazón de siervo? Jesús dijo: “Tú puedes decir lo que ellos son por lo que hacen”.

    ☆ Los siervos verdaderos siempre están disponibles para servir:
    Si sólo sirves cuando te conviene, entonces no eres un verdadero siervo. Los siervos verdaderos hacen lo que se necesita aunque no les convenga.
    ¿Estás disponible para Dios en cualquier tiempo? ¿Puede Dios deshacer tus planes sin que comiences a resentirte? Ser un siervo significa darle a Dios el derecho de controlar tu horario y permitirle que lo interrumpa en cualquier momento que lo necesite.
    Si recordarás al comienzo de cada día que eres un siervo de Dios, las interrupciones no deberían frustrarte porque tu agenda será la que Dios quiera para tu vida. Los siervos ven las interrupciones como citas divinas para el ministerio y son felices por la oportunidad de practicar el servicio.

    ☆ Los siervos verdaderos prestan atención a las necesidades:
    Cuando Dios pone a alguien en necesidad frente a ti, te está dando la oportunidad de crecer en el servicio. Observa que Dios dice que las necesidades de tu familia en la fe tienen preferencia, de manera que no las pongas al final de tu lista de “cosas por hacer”.
    Perdemos muchas ocasiones de servir porque carecemos de sensibilidad y espontaneidad. 
    Haz esas pequeñas cosas como si fueran grandes porque Dios está observando.

    ☆ Los siervos verdaderos hacen lo mejor con lo que tienen:
    Los siervos no tienen excusas, ni postergan ni esperan mejores circunstancias. Nunca dicen: “Uno de estos días” o “Cuando el tiempo sea adecuado”. Sólo hacen lo que se requiere. La Biblia dice: “Si esperas por condiciones perfectas, nunca lograrás nada”. Dios espera que hagas lo que puedas con lo que tienes, dondequiera que estés. Servir sin llegar a la perfección es mejor que la más perfecta intención.
    Una de las razones por las que muchas personas nunca sirven es porque temen no ser lo suficientemente buenos para servir. Creen la mentira de que le servicio a Dios es sólo para celebridades.

    ☆Los siervos verdaderos cumplen sus tareas con la misma dedicación:
    Cualquier cosa que hagan, “la hacen con todo su corazón”.
    Jesús se especializó en tareas humillantes que otros evadían: lavar los pies, ayudar a los niños, preparar el desayuno y servir a los leprosos. Él nunca se consideró por encima de nada, porque vino a servir. Él hizo todas estas cosas y no fueron molestia para su grandeza, lo hizo porque quiere que sigamos su ejemplo.
    A veces sirves hacia arriba a tus pastores o lideres, y a veces sirves hacia abajo, a tus discípulos u ovejas; que estan en necesidad. De cualquier manera, desarrollas un corazón de siervo cuando anhelas hacer cualquier cosa que se necesite.

    ☆ Los siervos verdaderos son fieles a su ministerio:
    Los siervos terminan sus tareas, cumplen con sus responsabilidades, mantienen sus promesas y completan sus compromisos. No dejan el trabajo a medias ni lo abandonan cuando se desaniman; son dignos de confianza y responsables.
    La fidelidad siempre ha sido una cualidad excepcional.
    Dios prueba tu fidelidad. Si pasas el examen estás en buena compañía: Abraham, Moisés, Samuel, David, Daniel, Timoteo y Pablo fueron llamados siervos fieles de Dios. Aún mejor, Dios ha prometido recompensar tu fidelidad en la eternidad. Imagínate lo que sentirás cuando Él te diga: “¡Hiciste bien, siervo bueno y fiel! En lo poco has sido fiel; te pondré a cargo de mucho más. ¡Ven a compartir la felicidad de tu Señor!

    ☆ Los siervos verdaderos mantienen un bajo perfil:
    Pablo expuso un tipo de servicio que parece ser espiritual pero realmente es puesto en su sitio, para mostrar un hecho que llama la atención. Él lo llamó”servir al ojo”, para referirse a los que sirven con la intención de impresionar a las personas para que vean cuán espirituales son. Este era el pecado de los fariseos, que ayudaban a otros, daban y siempre oraba unos por otros en actos públicos. Jesús condena esa actitud y advierte: “Cuando hagas buenas obras, no trates de vanagloriarte. Si lo haces, no recibirás recompensa de tu Padre en el cielo”.
    La autopromoción y el servicio no se mezclan. Los siervos verdaderos no sirven para ser aprobados o aplaudidos; viven para una sola audiencia: Dios.

    La pregunta para considerar:
    Cual de las 6 características de los siervos verdaderos te desafían más?

    “Por eso, mis queridos hermanos, todo lo que hagamos debe ser para la Mayor Gloria de Dios, sin buscar protagonismo, manténgamonos firmes, y nunca dejemos de trabajar más y más por el Señor Jesús. Y sepamos que nada de lo que hacemos para Dios es inútil”
    1 Corintios 15:58
    Abrazos fraternos y mis bendiciones.
    + Jylmân Red Jurado. Ph.D
    OBISPO ORDINARIO, METROPOLITANO Y DE LOS DERECHOS HUMANOS PARA VENEZUELA. ( IAL-CANADA ).
    * EMBAJADOR PARA LA PAZ ( ONU – FMP ).
    * PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN VENEZOLANA DE LIBERTAD RELIGIOSA Y CONCIENCIA ( CAPÍTULO CARACAS ). REPRESENTADA EN LA COMISIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS DE LAS NACIONES UNIDAS EN GINEBRA. Inscrita con la Sigla IRLA.
    * PRESIDENTE DE LA DEFENSORIA INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS, DERECHOS FUNDAMENTALES Y GARANTIAS CONSTITUCIONALES. ( CAPÍTULO VENEZUELA ).
    *SECRETARIO GENERAL DE LA FUNDACIÓN NACIONAL E INTERNACIONAL ” FAMILIA ES VIDA “. ( CARACAS – VENEZUELA ).
    @obispored

Comments are closed.