El Consejo Ejecutivo concluye cuatro días de ‘una reunión llena de júbilo’

Los miembros comienzan un nuevo trienio con énfasis en la evangelización y la reconciliación

Por Mary Frances Schjonberg
Posted Nov 18, 2015
Miembros del Consejo Ejecutivo y del personal de la Sociedad Misionera Nacional y Extranjera toman un vídeo el 16 de noviembre para Dabney Smith, obispo de la Diócesis del Suroeste de la Florida y miembro Consejo, que se encontraba ausente de la reunión por motivos de salud. El Rdo. Frank Logue, miembro del Consejo proveniente de la Diócesis de Georgia, sirvió de videógrafo.  Foto de Jim Simons/vía Facebook.

Miembros del Consejo Ejecutivo y del personal de la Sociedad Misionera Nacional y Extranjera toman un vídeo el 16 de noviembre para Dabney Smith, obispo de la Diócesis del Suroeste de la Florida y miembro Consejo, que se encontraba ausente de la reunión por motivos de salud. El Rdo. Frank Logue, miembro del Consejo proveniente de la Diócesis de Georgia, sirvió de videógrafo. Foto de Jim Simons/vía Facebook

[Episcopal News Service – Linthicum Heights, Maryland] Durante su reunión celebrada aquí del 15 al 18 de noviembre, los miembros del Consejo Ejecutivo de la Iglesia Episcopal, rieron, lloraron, cantaron, tomaron fotos y vídeos y trabajaron con lo que el obispo primado Michael B. Curry definió como la sensación de estar “gozosos en Jesucristo”.

“Esta fue una buena reunión”, dijo Curry en una conferencia de prensa luego de concluida la reunión. “Fue una reunión llena de júbilo, pero el júbilo, a diferencia de la felicidad vertiginosa, es algo más profundo. No se trata tan sólo de una respuesta para estar alegre en el barrio. El júbilo tiene que ver con nuestro regocijo de estar en Jesucristo. De manera que podríamos estar jubilosos y ser serios respecto a la obra que Dios nos ha encomendado”.

Curry dijo que la labor del Consejo se hizo “en el contexto de un compromiso real y profundo de seguir el camino de Jesús; de asumirlo con mayor seriedad y de ahondar aún más en ello y de comprometerse con la evangelización en el mejor sentido de esa palabra, evangelización y reconciliación racial como el comienzo de formas más amplias de reconciliación humana”.

Los miembros del Consejo lloraron por los recientes ataques en París y Beirut y cuando se enteraron de las experiencias transformadoras de una reciente peregrinación de jóvenes adultos a Ferguson, Misurí, dijo Curry.

La Rda. Gay Clark Jennings, presidente de la Cámara de Diputados, hizo notar que esta era fundamentalmente una reunión organizacional para el Consejo. El [trienio] 2016-2018 no ha comenzado todavía, pero 19 nuevos miembros, cuyo período expira en 2021, se unieron a sus colegas cuyos períodos terminan en 2018 para dar inicio a su servicio. Los cinco comités permanentes conjuntos del Consejo comenzaron a examinar el alcance de su quehacer para el próximo trienio y examinaron las resoluciones de la Convención General que se les remitieron para ser puestas en vigor en los próximos tres años, dijo ella.

Jennings le dijo al Consejo en sus palabras de clausura que apreciaba lo que llamó el espíritu “generoso” de la reunión y recordó a los miembros que habían estado hablando de ser elásticos en respuesta al cambio. “Yo sí espero que abracemos la noción de ser elásticos”, recalcó.

El llamado de la Convención General a la Iglesia de concentrarse en la evangelización y la reconciliación racial estuvo constantemente presente mientras el Consejo se organizaba. Curry rehusó admitir durante la conferencia de prensa que era el organizador de ese llamado dual, al afirmar que la Convención “habló con una notable claridad que yo realmente creo que es del espíritu de Dios”, dijo el Obispo Primado. “No fue sólo Michael Curry. Creo que esto fue más grande que Michael Curry; esto fue la Convención General”.

El obispo primado Michael B. Curry escucha un debate del Consejo Ejecutivo durante la reunión del grupo que tuvo lugar del 15 al 18 de noviembre en el Centro de Conferencias del Instituto Marítimo en Linthicum Heights, Maryland. Foto de Jim Simons/vía Facebook

El obispo primado Michael B. Curry escucha un debate del Consejo Ejecutivo durante la reunión del grupo que tuvo lugar del 15 al 18 de noviembre en el Centro de Conferencias del Instituto Marítimo en Linthicum Heights, Maryland. Foto de Jim Simons/vía Facebook

Curry añadió que la evangelización y la reconciliación racial están “íntimamente relacionadas”, haciendo notar que el Espíritu Santo juntó a diversos grupos en Pentecostés. Esos grupos terminaron por encontrar un camino para convertirse en una nueva comunidad basada en el sentir de que los que siguen a Jesús son una familia. “Esta es la obra del evangelio y nuestra Convención General reafirmó la renovación de esa obra”, apuntó.

Tanto Curry como Jennings describieron el modo en el que ven la labor de la Iglesia en el proceso de evangelización y reconciliación racial. El Obispo Primado dijo que él concibe a la Iglesia Episcopal dedicada a la evangelización en dos niveles. Uno se centraría en plantar y formar nuevas iglesias, así como en ayudar a las iglesias existentes a encontrar modos de expandir su alcance en las comunidades circundantes. La segunda parte del trabajo, agregó, debe conllevar formar como seguidores de Jesús a “los episcopales que se sientan en los bancos un domingo tras otro”, de manera que ellos vivan deliberadamente como cristianos y crezcan en la auténtica “capacidad de compartir y dar testimonio de la fe que hay en ellos”, recalcó.

“Eso es probablemente el impacto más duradero y el que tomará más tiempo y más esfuerzo deliberado”, agregó.

Cuando las personas aprenden a contar sus relatos de fe, ayudan a edificar “una Iglesia que se manifiesta viva de varias maneras nuevas”, dijo Curry, añadiendo que esos individuos episcopales entonces “tendrán un impacto en el mundo y en las vidas [de otros] de maneras que nunca podríamos programar”.

Imagínense, dijo, si los casi dos millones de episcopales hicieran esto. “Podríamos cambiar el mundo”.

Jennings dijo que la reconciliación racial “es una serie de asuntos e intereses inmensamente compleja, y existen numerosas vías para sumergirnos en esto”. La Resolución C019 de la Convención encarga al Presidente y Vicepresidente de ambas cámaras de la Convención “a conducir, dirigir y estar presentes para garantizar y dar cuenta de la labor de justicia y reconciliación raciales de la Iglesia”, apuntó Jennings.

Esos funcionarios, además del Rdo. Michael Barlowe en su papel de secretario de la Convención, han estado reuniéndose para discutir cómo llevar la Iglesia hacia delante, dijo ella. Resultó claro, afirmó Jennings, que era importante atender el consejo de Byron Rushing, vicepresidente de los Diputados, quien instó que “antes de que comenzáramos a planificar, necesitábamos escuchar y escuchar intensa y cuidadosamente a las personas que se encuentran a la vanguardia llevando a cabo esta tarea, los cuales pueden conformar cualquier plan o estrategia que desarrollemos para comprometer a todos los episcopales en esta obra vital basada en el evangelio”.

Los funcionarios están preparando algunas audiencias y elaborando una lista de personas a quienes quieren escuchar. Jennings predijo que el grupo tendría más información que compartir con la Iglesia en el primer trimestre de 2016.

El Consejo tomo la iniciativa de hacer su propia labor en torno a la reconciliación racial durante una sesión del 16 de noviembre con la profesora Keri Day, de la Escuela de Teología Brite. Day enfrentó al Consejo con su opinión de que la Iglesia ha estado y sigue estando situada en lo que ella llamó el “ideal democrático racista de Estados Unidos”.

Muchos cristianos liberales, así como muchos estadounidenses liberales en general, creen que el ideal democrático es un “proyecto moral” del cual él país se ha desviado, dijo Day. Sin embargo, agregó, ese ideal se arraiga en lo que ella llamó supremacía blanca. Tal supremacía responde a la manera en que el poder económico y político favorece a los blancos en Estados Unidos y excluye sistemáticamente a los demás.

“Debemos decir la verdad acerca de nosotros mismos”, dijo Keri Day, profesora de teología en la Escuela de Teología Brite, instando al Consejo a reconocer que la Iglesia cristiana ha sido cómplice de la construcción de la sociedad estadounidense. Foto de la Escuela de Teología Brite

“Debemos decir la verdad acerca de nosotros mismos”, dijo Keri Day, profesora de teología en la Escuela de Teología Brite, instando al Consejo a reconocer que la Iglesia cristiana ha sido cómplice de la construcción de la sociedad estadounidense. Foto de la Escuela de Teología Brite

Por consiguiente, dijo ella, siempre ha habido una “auténtica barbarie darwiniana” en el tuétano de la construcción de la cultura estadounidense. Los estadounidenses han dejado de valorar todas las vidas [por igual] en su concepción de la democracia desde el comienzo mismo.

“Debemos decir la verdad sobre nosotros mismos”, siguió diciendo Day, e instando al Consejo a reconocer que la Iglesia cristiana ha sido cómplice de la sociedad estadounidense y que “el pasado racista de la Iglesia es el presente racista de la Iglesia”.

El decir tales verdades, reconoció ella, puede ser arriesgado. Y algunos miembros del Consejo dijeron durante su discusión con Day que ellos se preguntan cómo alentar a las congregaciones de la Iglesia Episcopal a luchar contra el racismo en EE.UU. y en su propio seno.

Heidi Kim, Misionera para la reconciliación racial de la Sociedad Misionera Nacional y Extranjera, moderó una discusión entre los miembros del Consejo y el personal [de la DFMS] después de la presentación de Day. Ella sugirió que cada persona probablemente reaccionará de manera diferente a lo que Day había dicho. Para algunos, se trataba de “información completamente nueva” y para otros “es el tipo de cosa de la que hemos estado leyendo y haciendo y participando y en la que hemos estado inmersos hasta las orejas durante mucho tiempo, e intentando hablar al respecto sin llegar a ninguna parte”. Ninguna de las experiencias en ese espectro de reacciones es correcta o errónea y ninguna es para expertos o principiantes.

“El propósito de la presentación de la Dra. Day en el día de hoy fue insuflar el Espíritu Santo en medio nuestro”, dijo ella.

El Muy Rdo. Brian Baker, miembro del Consejo por la VIII Provincia, dijo que escuchar la presentación de Day constituía un paso importante en la obtención, por parte del Consejo, de un modelo de cómo la Iglesia Episcopal podía llevar a cabo esta tarea. “Si esperamos que la Iglesia Episcopal lo llegue a hacer bien, debemos ser capaces de hacerlo bien”, afirmó.

“No creo que haya para nosotros nada más importante que hacer que abrazar esta tarea”, dijo David Bailey, obispo de Navajolandia. “Si la hacemos bien, es algo que podremos aportarle al resto de la Iglesia. Pero mientras no estemos dispuestos a avanzar e invertir el tiempo, la energía y el dolor que esto conlleva, todo el trabajo que hagamos en el Consejo Ejecutivo en verdad carecerá de importancia”. Hacer esa labor, dijo Bailey, “sería verdaderamente un don para el resto de la Iglesia”.

Miembros del Comité Permanente Conjunto sobre Finanzas para el Ministerio del Consejo Ejecutivo y su Comité Permanente Conjunto sobre Defensa Social e Interconexiones para la Misión deliberan el 17 de noviembre en el Centro de Conferencias del Instituto Marítimo en Linthicum Heights, Maryland. Foto de Mary Frances Schjonberg/Episcopal News Service

Miembros del Comité Permanente Conjunto sobre Finanzas para el Ministerio del Consejo Ejecutivo y su Comité Permanente Conjunto sobre Defensa Social e Interconexiones para la Misión deliberan el 17 de noviembre en el Centro de Conferencias del Instituto Marítimo en Linthicum Heights, Maryland. Foto de Mary Frances Schjonberg/Episcopal News Service

En otras decisiones tomadas el 18 de noviembre, el Consejo también

* Oyó un informe sobre la Peregrinación de Jóvenes Adultos a Ferguson, Misurí, que tuvo lugar del 8 al 12 de octubre, presentado por tres miembros del personal, incluidos Kim, Chuck Wynder, misionero de la Sociedad Misionera Nacional y Extranjera [DFMS] para la justicia social y la participación en la defensa social, y Bronwyn Skov, encargada de la DFMS para el ministerio de la juventud. Kim dijo que la peregrinación se propuso ser una experiencia de transformación y formación espirituales más que una conferencia o una sesión de capacitación o de activismo. El objetivo de los planificadores, según Skov, no fue proporcionarle a los jóvenes adultos una experiencia desde la cumbre, sino más bien crear “un espacio muy incómodo en el cual el Espíritu Santo tuviera la posibilidad de establecerse y de obrar”. El personal estuvo disponible para ayudar a los peregrinos en lo que necesitaran. Tal y como resultó, dijo ella, “hubo muchísimo expresión de culpa de parte de los blancos en el salón a la cual muchos de nosotros no sabíamos como enfrentarnos. Wynder dijo que el grupo “trascendió el binario blanco y negro”. De los 25 participantes, 10 eran blancos, 10 eran negros y los cinco restantes eran latinos, nativoamericanos y oriundos de las islas del Pacífico.

Warren Wong, miembro del Consejo, habla ante una reunión conjunta el 17 de noviembre del Comité Permanente Conjunto sobre Finanzas para el Ministerio del Consejo Ejecutivo y su Comité Permanente Conjunto sobre Defensa Social e Interconexiones para la Misión en el Centro de Conferencias del Instituto Marítimo en Linthicum Heights, Maryland. Foto de Mary Frances Schjonberg/ENS

Warren Wong, miembro del Consejo, habla ante una reunión conjunta el 17 de noviembre del Comité Permanente Conjunto sobre Finanzas para el Ministerio del Consejo Ejecutivo y su Comité Permanente Conjunto sobre Defensa Social e Interconexiones para la Misión en el Centro de Conferencias del Instituto Marítimo en Linthicum Heights, Maryland. Foto de Mary Frances Schjonberg/ENS

* Eligió a los nuevos miembros del Consejo, Warren Wong y Ed Konieczny, obispo de Oklahoma, para integrar el Comité Ejecutivo del Consejo.

* Oyó que Curry y Jennings han establecido un comité de revisión legal ad hoc para evaluar las actuales funciones legales, así como las necesidades legales tanto del Consejo como de la Sociedad Misionera Nacional y Extranjera. El comité se crea con antelación al nuevo cargo de Director Encargado de Asuntos Legales que la convención creó mediante una revisión del Canon 1.4. El cambio canónico entra en vigor en enero. El comité ad hoc también elaborará un contenido de trabajo para el proceso.

* Se reunió en sesión ejecutiva por unos 45 minutos durante la mañana. Al ir a entrar a la sesión a puertas cerradas, la miembro del consejo Fredrica Thompsett dijo que la sesión “consideraría un par de asuntos enunciados en el informe del obispo Stacy, uno concerniente a Haití y el otro concerniente a algunos problemas de los funcionarios y el personal”. El obispo Stacy Sauls, director de Operaciones, había hablado ante el Consejo el 17 de noviembre acerca de la organización y responsabilidades del personal denominacional. Su presentación fue parte de la típica orientación del Consejo que tiene lugar al comienzo de cada trienio.

Un resumen de las resoluciones aprobadas por el Consejo se encuentran aquí.

La reunión del 15 al 18 de noviembre tuvo lugar en el Centro de Conferencias del Instituto Marítimo.

En el transcurso de la última sesión matutina del 18 de noviembre, Barlowe les dijo a los miembros que habían encontrado una grabadora de audio oculta en el suelo del pleno cerca de la mesa donde él, Curry, Jennings y otros miembros habían estado sentados durante las sesiones plenarias. Él le pidió a los miembros de del Consejo que revisaran los tableros de sus mesas y que miraran debajo de ellas por si hubiera cualquier aparato adicional. Barlowe dijo también que su personal estaba chequeando a ver si había cintas grabadas de seguridad que pudieran revisarse para determinar lo que ocurrió.

El Consejo Ejecutivo lleva a cabo los programas y políticas adoptadas por la Convención General, según el Canon I.4 (1)(a). El Consejo está compuesto de 38 miembros, 20 de los cuales (cuatro obispos, cuatro presbíteros o diáconos y 12 laicos) son elegidos por la Convención General, y 18 por los nueve sínodos provinciales (un clérigo y un laico cada uno) por períodos de seis años, además del Obispo Primado y el Presidente y el vicepresidente de la Cámara de Diputados.

– La Rda. Mary Frances Schjonberg es redactora y reportera de Episcopal News Service. Traducción de Vicente Echerri.


Tags