Líderes religiosos del mundo hacen un llamado a ‘acoger al otro’

Posted Dec 2, 2013

[Episcopal News Service] Líderes religiosos de todo el mundo, entre ellos episcopales y anglicanos de América Latina y el Caribe, se comprometieron en su declaración: Acoger al otro: una visión multirreligiosa de la paz, emitida el 22 de noviembre “a trabajar juntos para resistir la creciente hostilidad hacia el ‘otro’”, según un comunicado de prensa de Religiones por la Paz.

“Todas las tradiciones religiosas dejan claro que es un imperativo religioso acoger al otro”, dijo William F. Vendley, secretario general de Religiones por la Paz. “Este compromiso puede orientar a una acción multirreligiosa en pro de la paz, el antídoto a la creciente tendencia hacia la hostilidad”.

La IX Asamblea Mundial de Religiones por la Paz concluyó con la asistencia de más de 600 líderes religiosos —entre ellos el obispo Julio Holguín, de la Diócesis de la República Dominicana, que por segunda vez fue electo presidente honorario; el obispo Francisco Duque, de la Diócesis de Colombia; el obispo Julio Murray, de la Iglesia Episcopal de Panamá y el obispo Martín Barahona, de la Iglesia Anglicana-Episcopal de El Salvador— y personas de fe en representación de todas las tradiciones religiosas históricas y todas las regiones del mundo, que advirtieron una nueva e inminente amenaza a la paz: la creciente hostilidad hacia el “otro”. La Declaración dice en parte:

“La hostilidad creciente, en la sociedad y en el seno de las comunidades religiosas y entre ellas, asume la forma de la intolerancia, y con demasiada frecuencia de la violencia… Las víctimas de la hostilidad son a menudo poblaciones vulnerables, entre ellas miembros de minorías étnicas, religiosas y lingüísticas; migrantes, refugiados y personas que buscan asilo, desplazados internos y personas sin país… Un creciente número de gobiernos están imponiendo restricciones a las creencias y las prácticas religiosas… La violencia sectaria y comunal está dividiendo las sociedades, avivando el conflicto y destruyendo vidas inocentes”.

Los líderes religiosos llamaron a todas las personas de fe a “acoger al otro”, previniendo la violencia antes de que estalle, abogando por “una noción más robusta de ciudadanía que reconozca los derechos humanos fundamentales, incluida la libertad de cultos o de creencia” y promoviendo el desarrollo humano que respete [la integridad de] la tierra.

Los líderes religiosos instaron a las comunidades religiosas a colaborar para revertir la creciente tendencia de hostilidad a través de la acción multirreligiosa. En particular, la Declaración de Viena llama a los líderes religiosos y a la gente de fe a “pronunciarse a favor de individuos y grupos vulnerables”; a pedirles a los gobiernos que “proporcionen remedios legales a las víctimas de la intolerancia” y a todos los sectores de la sociedad a trabajar juntos para “eliminar todas las formas de intolerancia y discriminación impuesta por estados, actores no estatales, la sociedad civil, agrupaciones y líderes religiosos y por individuos”.

Holguín también asistió al Foro Global KAICIID  sobre la Imagen del otro en la Educación Interreligiosa e Intercultural, organizado por el centro de diálogo KAICIID, que se centra en la educación intercultural e interreligiosa.


You have reached our comment limit of 5. You may resume commenting in 24 hours.