El arzobispo de Cantórbery abandonará el cargo a fin de año

Rowan Williams se convertirá en Director del Colegio de la Magdalena en la Universidad de Cambridge

De la redacción de ACNS/ENS
Posted Mar 22, 2012

[Servicios noticiosos de la Comunión Anglicana y episcopales] El arzobispo de Cantórbery, Rowan Williams, dio a conocer el 16 de marzo que abandonará su cargo para fines de año.

Toma esta decisión después de 10 años en el puesto y luego de aceptar la plaza de director del Colegio de la Magdalena, en Cambridge.  Esta institución  dijo que Williams “tiene la capacidad y la visión para guiar al colegio universitario en un tiempo de cambio sin precedentes en la educación superior”.

En un comunicado emitido por el Palacio de Lambeth, el Primado de Toda Inglaterra dijo: “Ha sido un inmenso privilegio haber servido como Arzobispo de Cantórbery a lo largo de la última década, y dejarlo atrás no ha sido una decisión fácil. Durante el tiempo restante hay mucho que hacer, y pido vuestras oraciones y apoyo en este período y después”.

“Estoy permanentemente agradecido a todos aquellos amigos y colegas que tan generosamente nos apoyaron, a Jane y a mí, en estos años, y a todas las diversas parroquias y comunidades en la Iglesia de Inglaterra y de toda la Comunión Anglicana que han aportado su visión, esperanza y entusiasmo a mi propio ministerio. Espero, con ese mismo apoyo e inspiración, seguir sirviendo a la misión y testimonio de la Iglesia lo mejor que pueda en los años venideros”.

El período de Williams se ha caracterizado por una creciente tensión sobre la plena inclusión de homosexuales, bisexuales y transexuales en la vida de la Iglesia, la ordenación de las mujeres y cuestiones generales de autoridad bíblica y ortodoxia. Durante una entrevista con Press Association luego de su anuncio, Williams dijo que “el peor aspecto del trabajo, creo yo, ha sido la  sensación de que hay algunos conflictos que no desaparecerán, no importa cuanto luches con ellos”.

Inmediatamente después del anuncio, la obispa primada Katharine Jefferts Schori emitió un comunicado desde Camp Allen, Texas, donde en ese momento celebraba su reunión de primavera la Cámara de Obispos de la Iglesia Episcopal.

“Estoy agradecida por el servicio de Rowan Williams como arzobispo de Cantórbery durante una temporada tan sobrada de desafíos. Todos podemos dar gracias por su erudición y persistencia en buscar la reconciliación en medio de una Comunión Anglicana tan rápidamente cambiante”, afirmó.

“Su liderazgo de esa obra reconciliadora a través de Indaba y Ubuntu ha dado frutos notables, y yo creo que esto será su más importante legado. Doy gracias de que sus dones espirituales e intelectuales seguirán bendiciendo al mundo, aunque desde otra posición. Que los próximos meses le traigan una bien merecida paz a él y su familia, y que podamos unirnos en bendecir su ministerio. ‘¡Bien hecho, buen siervo fiel!’”

Bonnie Anderson, presidente de la Cámara de Diputados, llamó a Williams “un hombre amable y generoso, que se enfrentó a un abrumador desafío al intentar mantener unida a la Comunión Anglicana durante estos años tumultuosos.

“Aunque con frecuencia me sentí desilusionada por el costo que él esperaba que los homosexuales, bisexuales y transexuales cristianos pagaran a nombre de toda la Comunión, estaba profundamente impresionada por su agudo intelecto, su estilo pastoral y su fidelidad a la misión de Dios como él la percibía”, prosiguió ella. “Él es un excelente maestro y un escritor dotado, y estoy seguro de que dejará una brillante huella en el mundo académico. ¡Le deseo sinceramente a este amable carácter una fecunda trayectoria!”

El Arzobispo es el centro de la unidad para la Comunión Anglicana. Él es el convocante y anfitrión de la Conferencia de Lambeth, presidente del Consejo Consultivo Anglicano (ACC) así como de la reunión de los primados. En estos desempeños, viaja extensamente a través de la Comunión Anglicana, visitando provincias y diócesis, y apoyando y alentando el testimonio de la Iglesia en contextos muy diversos. Como primus inter pares (primero entre iguales) entre los obispos, ha mostrado un especial interés en los que se encuentran en el ministerio episcopal.

Después del anuncio, el Rdo. Canónigo Kenneth Kearon, secretario general de la Comunión Anglicana, escribió a los miembros del Comité Permanente para informarles de la decisión.

Les pidió que recordaran a Williams y su familia durante este período de transición y reflexionó sobre el tiempo que el primado estuvo en el cargo diciendo que “había coincidido con un período de confusión, de cambio y de desarrollo en la Comunión Anglicana, y su cuidadoso liderazgo, profundamente asentado en la espiritualidad y la teología, nos había fortalecido e inspirado a todos en la Comunión durante este tiempo”.

El anuncio de Williams significa que la reunión del Consejo Consultivo Anglicano en Nueva Zelanda durante el último trimestre de este año será el último que él presida.

El arzobispo de York, John Sentamu, dijo que se entristeció al oír la noticia: “Nuestro compañerismo en el evangelio a lo largo de los últimos seis años ha sido el período más creativo de mi ministerio. Ha sido vivificador haber dirigido misiones juntos,  haber ido a retiros y haber orado juntos. En su compañía he bebido profundamente de las fuentes de la misericordia y el amor de Dios y todo ha sido jubiloso. Él es un verdadero hermano para mí en Cristo.

“La última década ha sido un período de retos para la Iglesia de Inglaterra y para la Comunión Anglicana. Gracias a Dios que el arzobispo Rowan es un líder notable y dotado que ha fortalecido los vínculos del afecto”.

Otros funcionarios y observadores no tardaron en añadir sus reacciones

Fred Hiltz,  arzobispo [primado] de la Iglesia Anglicana del Canadá, estaba viajando por la Melanesia en el momento del anuncio y fue inaccesible para un comentario, según un comunicado de prensa. Pero el arcediano Paul Feheley, su secretario principal, dijo que el período de Williams en el cargo fue “un tiempo de importantes desafíos”, durante el cual los anglicanos canadienses “se beneficiaron de su atenta presencia pastoral”.

El Rdo. Dr. Francis H. Wade, deán interino de la Catedral Nacional de Washington, dijo en una declaración que Williams “ha sido un líder  firme y compasivo durante dos décadas en su ministerio de obispo —la mitad de ellas como la figura central de la Comunión Anglicana”.

Caroline Hall, presidenta de IntegrityUSA llamó a la década de servicio de Williams “el tiempo más tumultuoso para los anglicanos desde el fin de la guerra civil inglesa” y dijo que había sido un “período increíblemente difícil” para ser un símbolo de unidad “en una Comunión Anglicana enfrentándose a la desunión y en ocasiones a la manifiesta hostilidad”.

“Cuando él fue electo teníamos grandes esperanzas de que Rowan Williams estuviera dispuesto a asumir una postura audaz sobre la inclusión de los homosexuales, bisexuales y transexuales”, dijo Hall, añadiendo que “esas esperanzas se vieron defraudadas casi enseguida” porque “en su intento de mantener a todo el mundo en la mesa, Williams ha demostrado estar más dispuesto a escuchar a las voces conservadoras que a las liberales, aunque su propia posición teológica es más progresista”.

El Rdo. Dr. Olav Fykse Tveit, secretario general del Consejo Mundial de Iglesias, dijo que “el firme compromiso de Williams con la unidad de la Iglesia y con la labor común a favor de la justicia y de la paz se mantiene inquebrantable y es parte de su ministerio permanente”.

La Coalición del No al Pacto Anglicano le agradeció a Williams “su incansable compromiso con la unidad de la Comunión Anglicana a través de estos difíciles diez años. Compartimos con él la esperanza de que lograremos un mayor amor mutuo en la Comunión y que podremos ser enriquecidos por nuestros vínculos a través del mundo”.

La BBC ha publicado una serie de reacciones al anuncio aquí.

Para ver el comunicado oficial del Palacio de Lambeth y obtener más información acerca del tiempo de Williams en el cargo, visité este sitio.

El primer ministro David Cameron agradeció a Williams su servicio, diciendo que él “buscó unir a comunidades diferentes y ofrecer un sentido de liderazgo moral profundamente humano que fue respetado por personas de todas las creencias y por las que no profesan ninguna”. Cameron no hizo ningún comentario sobre el proceso de elegir al sucesor de Williams.

Cuando Williams fue nombrado en julio de 2002, la Comisión de Nombramientos de la Corona fue encargada mediante un procedimiento muy secreto de que enviara dos nombre al primer ministro, quien podía devolver los nombres a la comisión y pedirles que escogieran opciones nuevas, o remitir una sola opción a la reina Isabel. La reina es quien hace el anuncio formal.

La especulación, que había empezado aun antes de que se rumoreara de que Williams estaba contemplando su partida, se renovó con el anuncio. El propio Williams, hablando durante la entrevista con Press Association, expresó algunas ideas sobre la cuestión.

“Me gustaría el sucesor que a Dios le guste. Creo que es un trabajo de inmensas exigencias y esperaría en verdad que mi sucesor tenga la constitución de un buey y la piel de un rinoceronte”, afirmó. “Él, creo yo, tendrá que mirar con ojos positivos y esperanzados a una Iglesia que, a pesar de todos sus problemas, sigue siendo para muchos un lugar al cual recurrir en tiempos de necesidad y de crisis, un lugar en el cual buscan inspiración. Yo creo que la Iglesia de Inglaterra es un gran tesoro. Deseo que a mi sucesor le vaya bien administrándola”.

Traducido por Vicente Echerri.


Full names required. Read our Comment Policy. General comments and suggestions about Episcopal News Service, as well as reports of commenting misconduct, can be e-mailed to news@episcopalchurch.org. Your email address will not be published. Required fields are marked *